Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Las mujeres bolivianas que construyen un futuro con trabajo y dignidad

© Sputnik / Sebastián OchoaMartha Quispe, electricista afiliada a la Asomuc
Martha Quispe, electricista afiliada a la Asomuc - Sputnik Mundo, 1920, 26.06.2021
Síguenos en
La Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc) reúne a 200 albañilas, plomeras, electricistas de La Paz, quienes desde hace años trabajan sin importarles las voces emitidas desde ciertos ámbitos tradicionalmente machistas, según los cuales ellas no pueden hacer las tareas de un hombre.
"Si nos ponemos a contar nuestras historias, tal vez no podríamos acabar. En la asociación hay mujeres que han sido maltratadas, a causa de eso han salido de sus casas por necesidad; mujeres que han sufrido violaciones y han sabido callar esas cosas, mujeres que han sido acosadas sexualmente, laboralmente, como es mi caso", dijo a Sputnik María Gutiérrez, que cuida sola de sus cuatro hijos.
La constructora comentó que enfrentar adversidades deja enseñanzas. "Una lección muy importante es que si tú eres fuerte, no te detienes, no te desanimas. Eso le enseñamos a otras mujeres: '¿Sabes qué? Si tú eres fuerte no vas a caer'", aseguró.
La Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc) fue creada en 2010 para agrupar, capacitar y apoyar a las mujeres dedicadas a los diferentes rubros de la construcción.
"Nos agrupamos entre mujeres trabajadoras independientes, también trabajadoras como yo, que estoy empleada en el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. Y también de otras organizaciones, porque nuestra asociación no discrimina a nadie", afirmó Gutiérrez en su casa de Vino Tinto, un barrio paceño ubicado sobre una de sus múltiples laderas.
Dos días antes de esta entrevista, ella había sufrido una caída. Se golpeó la cabeza contra el suelo, fue al médico y le dieron dos días de impedimento para realizar sus labores.
"Nosotras trabajamos en grupo, en equipo. Habemos mujeres electricistas, plomeras, constructoras en obra final, en obra gruesa. Es toda una variedad de mujeres que nos reunimos y pues pintamos murales, también nos piden hacer trabajos a domicilio", explicó Gutiérrez.
Y agregó: "Refaccionamos, embellecemos lo que es exterior e interior. Ya tenemos conocimiento porque hace años trabajamos con esto. Pues, como mujer me siento muy orgullosa. Con ese trabajo mantengo a mis cuatro hijos y doy de sustento a mi hogar".
Una trabajadora médica en Perú - Sputnik Mundo, 1920, 16.02.2021
América Latina
Mujeres trabajadoras en la pandemia: peor pagadas y en sectores críticos
Gutiérrez conoció las tareas de construcción desde niña. A los 13 años ya la habían empleado como ayudante de albañilería.
"Lo que más me gusta es el trabajo de obra fina. Eso es lo que más me encanta. Pero ese tipo de trabajo para una mujer no es fácil. Al principio he sido muy cuestionada por entrarme a este tipo de trabajo. '¿Por qué vos, siendo mujer, quieres entrarte a esa área que es para varón?'", recordó que le decían.
Pero ella perseveró y comprobó que el trabajo de obra fina no era exclusivo de los hombres. "No, no había sido así. Porque más bien soy una mujer que quiere trabajar, que quiere superarse", sostuvo Gutiérrez.
Para hallar esta fortaleza interior, la albañila tuvo que lidiar primero con varias contras. "La familia de mi pareja me hacía pequeñita, como diciendo 'esta mujer qué va a poder, no va aguantar ese tipo de trabajo'".
© Sputnik / Sebastián OchoaMaría Gutiérrez, de la Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc), con sus hjias, en su casa de La Paz
María Gutiérrez, de la Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc), con sus hjias, en su casa de La Paz - Sputnik Mundo, 1920, 25.06.2021
María Gutiérrez, de la Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc), con sus hjias, en su casa de La Paz
"Las mujeres se echan a perder ahí", "ese tipo de trabajo no es para mujer", "tienes que buscarte trabajo de venta, donde tengas tiempo de atender a tus hijos", fueron algunas de las frases que soportó oír.
Pero "la necesidad me ha obligado a trabajar en la construcción. Tenía una deuda terrible, mi esposo no tenía trabajo… Pero mis sueños eran otros. Quería ser maestra de kínder", dijo Gutiérrez.
Una mujer durante las protestas en el marco del 8-M en Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 09.03.2021
América Latina
El Gobierno boliviano abre un debate para mejorar la ley de protección a mujeres

Trabajo y felicidad

Martha Quispe se sumó a la Asomuc un año atrás. Realizó un curso de Electricidad y al poco tiempo obtuvo empleo. "Estoy trabajando en este domicilio. Con eso llevo sustento a mi hogar, entonces estoy feliz por eso", dijo a Sputnik en la ciudad de El Alto.
"No es fácil romper las barreras, especialmente para las mujeres. Cuando somos amas de casa es muy difícil dejar a los niños. A veces la pareja no entiende, porque vivimos en un mundo muy machista, donde los varones te dicen: '¿Por qué te metes a hacer cosas de hombres?'", remedó Quispe.
"Muchas veces sufrimos esa discriminación hacia la mujer. Es muy difícil, pero estoy ahí luchando también para que mi esposo me entienda. No es un chiste lo que estoy haciendo, también me beneficia. Por ahí pueda pasar algo, mi esposo puede fallecer y yo tengo cómo salir adelante para subsistir", afirmó.
Quispe sostuvo que hay otra brecha entre hombres y mujeres que se debe terminar: es la diferencia salarial, a pesar de que ella y él realicen el mismo trabajo.
Palacio de Gobierno en La Paz, Bolivia. - Sputnik Mundo, 1920, 27.11.2020
Internacional
Bolivia elimina brecha salarial por sexo

Perjuicios de la pandemia

El trabajo de la Asomuc fue afectado por la pandemia de COVID-19 y por las decisiones del Gobierno de facto de Jeanine Áñez (2019-2020) para contener la enfermedad. Al obligar a las personas a permanecer en sus hogares, se detuvieron las obras de construcción.
"Con esta pandemia estamos todos tristes, porque no podemos desenvolvernos bien. No hay trabajo, entonces tenemos que ver la forma de salir adelante, por nuestros hijos, y confiando siempre en Dios, que nos ayude y nos proteja de este virus que azota a todo el mundo", expresó la electricista.
© Sputnik / Sebastián OchoaMartha Quispe en una obra de construcción
Martha Quispe, electricista asociada a Asomuc - Sputnik Mundo, 1920, 25.06.2021
Martha Quispe en una obra de construcción
Contó que muchas mujeres de la Asomuc actualmente "se dedican a vender comida, a hacer pancitos, a tejer o hacer barbijos, porque no había trabajo, pues. No había adónde ir a trabajar porque estábamos encerrados".
En estos días "un poco estamos mejorando, pero hay que seguir cuidándonos y alimentándonos bien".
Quispe comentó que "más me da pena que hay muchos feminicidios. No sé qué está pasando con nuestra sociedad. A raíz de eso hay tantos niños huérfanos. Solo Dios sabe cómo crecerán esos niños. Hay mucho dolor, pero hay que seguir adelante, por nuestros hijos. Mañana ellos van a seguir adelante".
Policía (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 11.06.2021
América Latina
Los 822 asesinatos que esperan justicia en Bolivia
Relató que en Asomuc "varias mujeres han sufrido violencia en su casa, en la sociedad. Han sido maltratadas, han sido discriminadas, y la asociación da la oportunidad a estas mujeres para que puedan empoderarse, conocer sus derechos".
En este aspecto, indicó que "hay algunas instituciones que nos dan cursos para capacitarnos y así empoderarnos".

Invitación para las mujeres

© Sputnik / Sebastián OchoaMartha Quispe, electricista asociada a Asomuc
Martha Quispe, electricista asociada a Asomuc - Sputnik Mundo, 1920, 25.06.2021
Martha Quispe, electricista asociada a Asomuc
A pesar de todas las dificultades que atraviesan las familias en estos tiempos, Quispe quiso "animar a todas las mujeres. Porque si se proponen algo lo pueden lograr y cumplir con sus sueños. Mientras haya vida y salud podemos hacer muchas cosas. Entonces hagámoslo realidad".
La electricista pidió incluir el número de la asociación, por si alguien desea hacer refacciones en su casa o si alguna mujer necesita apoyo de las constructoras: (+591) 76240409. También se las puede encontrar en las redes sociales.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала