Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Cómo operaba la inteligencia nazi en Sudamérica? Este escondite en Argentina lo revela

Máquina Enigma - Sputnik Mundo, 1920, 25.06.2021
Síguenos en
En una estancia de la provincia de Santa Fe, a unos 500 kilómetros al norte de Buenos Aires, está un misterioso escondite nazi. Se trata de una pequeña "casa de huéspedes" con paredes dobles que los espías usaban para enviar mensajes al otro lado del Atlántico, y donde llegaron a esconder diamantes y máquinas. Esta es la historia detrás.
Una estación radiotelegráfica fue construida por los nazis a pocos metros del casco de la estancia El Simbol, en Las Avispas, en el norte de la ciudad de Santa Fe, a comienzos de la década de 1940.
Según reportó el periódico local La Nación, su dueño, Enrique Kusters, se encontraba en apuros económicos y decidió alquilar la finca "a unos misteriosos personajes" alemanes. Kusters sabía que los nazis utilizaban la casita de huéspedes para enviar mensajes a más de 11.000 kilómetros, pero nunca dijo nada.
Allí tenían un telégrafo por el que se transmitían mensajes en código morse, y una máquina Enigma, un dispositivo que los nazi utilizaron desde 1926 para encriptar mensajes antes de enviarlos, y descifrar comunicados. Además, diseñaron unos pequeños molinos de viento que generaban electricidad para cargar las baterías en el medio del campo.
La máquina Enigma  - Sputnik Mundo, 1920, 05.12.2020
Internacional
Encuentran en el fondo marino una máquina Enigma que Alemania usó durante la II Guerra Mundial
"Los equipos eran carísimos y se armaban por partes con componentes que iban sacando de [equipos de] la Siemens. La manera en que llegaban los mensajes a las estaciones para ser retransmitidos eran dignas de película", aseguró al periódico argentino el investigador Julio B. Mutti, experto en espionaje nazi en el país y autor del libro Nazis en las sombras (2015).
"En un frasquito de medicamentos, por ejemplo, guardaban datos escritos con tinta invisible. Y en los puntos de las 'i' de cada palabra, si se ampliaba la letra varias veces, podía leerse otra palabra", cuenta sobre el modus operandi de los nazi.
La casita de huéspedes también escondió diamantes que los nazi habían traído en barco en la Operación Jolle, y pensaban vender en el mercado negro para substentar sus operaciones.
La estación que los nazi instalaron en la casa de huéspedes "permanece igual que hace 77 años, cuando agentes de Coordinación Federal la allanaron, a mediados de 1944, y se llevaron detenidos al viejo Kusters y a su ama de llaves, Edwig Poleman", informa La Nación.
En ese entonces, los agentes federales encontraron la habitación secreta con doble muro donde "solían esconderse sofisticados aparatos de radiotelegrafía, pero, hasta el día de hoy, nunca se hallaron los equipos, ni otras pertenencias", como los diamantes, advirtió Mutti.
"No es extraño pensar que estos materiales siguen actualmente enterrados en algún lugar", concluye Mutti. "La posibilidad está, no tengo dudas", dijo a La Nación.
Sin embargo, el investigador recalcó la importancia de la casita de huéspedes: El Simbol es una de las pocas evidencias materiales que persisten al paso del tiempo y documentan la red de inteligencia nazi.

Los nazis en América Latina

El vínculo entre el nazismo y América Latina suele centrarse en el escape de importantes figuras del régimen del Eje una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, había enviados nazis desplegados en el territorio desde 1940 trabajando en una red de espionaje que se conoce con el nombre de 'Operación Bolívar'.
Se considera al alemán Johannes Siegfried Becker, cuyo nombre clave era 'Sargo', como el principal responsable de la operación, al ser el encargado de organizar las redes de espionaje en América Latina.
Su primer destino fue Buenos Aires, adonde arribó en 1940 con una misión inicial de sabotaje pero que luego se limitó únicamente al espionaje.
Sobreviviente del holocausto toma la mano de su hija - Sputnik Mundo, 1920, 08.05.2019
América Latina
La increíble historia de los nazis que usaron Colombia como base de operaciones de espionaje
Otro de los cerebros del plan fue Wolf Emil Franczok, ingeniero de comunicaciones inalámbricas y especialista en radiotelegrafía, y Hans Leo Harnisch, el jefe financiero y gerente de compañías alemanas en la Argentina.
Según contó Mutti a La Nación, el servicio de espionaje nazi se dividía en dos grandes grupos: quienes reunían la información; y quienes la encriptaban y transmitían por los equipos de radiotelegrafía. El problema era que estos equipos eran detectables por triangulación con otros aparatos, como los radiogoniómetros. Fue por ello que los nazi decidieron alejarse de las ciudades y comprar o alquilar estancias en el interior del país.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала