Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Renuncia de un miembro de ente electoral podría sumir a Perú en crisis social gravísima

© REUTERS / Angela PonceJurado nacional de elecciones de Perú
Jurado nacional de elecciones de Perú - Sputnik Mundo, 1920, 24.06.2021
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — De manera sorpresiva, en la noche del miércoles 23, el magistrado Luis Arce, miembro del Pleno del Jurado Nacional de Elecciones de Perú (JNE), renunció a su cargo, abriendo la posibilidad de que el país caiga en una gravísima crisis social. ¿Cómo es esto?
El 6 de junio se celebró la segunda vuelta presidencial entre los candidatos Pedro Castillo, Perú Libre (izquierda), y Keiko Fujimori, de Fuerza Popular (derecha).
El 15 de junio, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) culminó el conteo de los votos, y dio el primer lugar a Castillo por una ligera diferencia de 0,25 puntos porcentuales sobre su oponente.
Desde entonces, Fuerza Popular ha sostenido que ha habido fraude en la elección, aunque sin presentar ninguna evidencia de su denuncia; asimismo, presentó poco más de 100 pedidos ante el JNE para anular actas donde Castillo había conseguido mayoría de votos.
 Keiko Fujimori, la candidata de derecha en las elecciones generales en Perú - Sputnik Mundo, 1920, 17.06.2021
América Latina
Candidata presidencial Fujimori reitera denuncia de irregularidades en balotaje de Perú | Video

Fujimorismo operando

El Pleno del JNE, conformado por cuatro miembros, es el que está revisando y fallando en última instancia los pedidos del fujimorismo de nulidad de actas, o al menos eso es lo que estaba haciendo hasta el miércoles 23, día en el que todos los pedidos favorables a Fuerza Popular fueron desestimados por tres votos contra uno que se mantuvo constante en su posición. ¿Qué magistrado votó siempre a favor de Keiko Fujimori? Luis Arce.
Para entender lo que sucede en el sistema electoral peruano, fijemos quién es Luis Arce. El Pleno del JNE tiene entre sus miembros a un magistrado elegido por el Ministerio Público. Arce es ese magistrado y lo es desde 2016.
Sin embargo, en 2018, una investigación periodística puso al descubierto a Los Cuellos Blancos, una red criminal enquistada al interior del sistema judicial y conformada por jueces, fiscales, empresarios y políticos. Según la Fiscalía, esta red tiene conexiones con personas ligadas a Fuerza Popular, incluyendo a Keiko Fujimori.
Elecciones presidenciales en Perú - Sputnik Mundo, 1920, 24.06.2021
América Latina
Partido fujimorista plantea que OEA haga auditoría sobre balotaje en Perú
Para la Fiscalía, Luis Arce es parte de esta red y viene siendo investigado por delitos como cohecho, tráfico de influencias, asociación criminal y enriquecimiento ilícito.
En su carta de renuncia, Arce manifiesta que declina ser miembro del Pleno del JNE para evitar que "sus votos en minoría sean utilizados para convalidar falsas deliberaciones constitucionales que son en realidad decisiones con clara parcialización política"; es decir, renuncia porque considera que el JNE está fallando ilegalmente en contra de Fuerza Popular. ¿Pruebas? Al igual que el fujimorismo al haber denunciado un fraude, Arce no ha presentado ninguna.

Pleno desmantelado

Entonces aquí viene lo grave de la decisión de Arce. Con su renuncia, el Pleno del JNE se queda con tres miembros, quórum insuficiente para resolver los pedidos de nulidad presentados por Fuerza Popular, por lo que el eventual nombramiento de un nuevo presidente, que se debe realizar una vez que se hayan resuelto los pedidos, queda estancado.
El peligro es que con el Pleno del JNE fuera de funciones, y pudiendo demorar días no solo la resolución misma de los pedidos sino el nombramiento de parte del Ministerio Público de un reemplazo para Arce, la declaratoria de un nuevo presidente, que debería ser Pedro Castillo pues es materialmente imposible que Fujimori revierta su derrota, se dé luego del 28 julio, plazo máximo para que el JNE declare a un nuevo jefe de Estado.
Movilización en defensa de la democracia - Sputnik Mundo, 1920, 22.06.2021
América Latina
Ni izquierda ni derecha: el desgobierno como destino político del Perú poselectoral
El fujimorismo, que sin argumentos ha venido denunciando un fraude, además de una parcialidad del Ejecutivo a favor de Castillo, algo que fue protestado enérgicamente por el presidente, Francisco Sagasti, podría bloquear todo el proceso electoral, pues si no hay un presidente nombrado antes del 28 de julio, todo entraría en un caos político nunca visto ni previsto por las leyes peruanas.
Este caos y "petardeo" del proceso electoral conseguiría no solo una crisis política grave e inédita en Perú, sino que conseguiría que un poco más de la mitad de peruanos que votaron por Pedro Castillo sienta que les han "robado la elección", generando un clima de protesta civil de consecuencias impredecibles en gravedad, pero a todas luces nefastas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала