Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Hallan los restos de la primera víctima de un ataque de un tiburón

CC BY 2.0 / Elias Levy / Great White SharkUn tiburón blanco (imagen referencial)
Un tiburón blanco (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 24.06.2021
Síguenos en
Un grupo de científicos británicos lograron encontrar los restos más antiguos de una víctima del ataque de tiburón.
Según el análisis de los huesos, el supuesto marinero tuvo un encuentro desagradable con uno de los depredadores marinos en el mar interior de Seto, en el archipiélago japonés. Su esqueleto presenta casi 800 heridas, ninguna de las cuales no se había curado, lo que sugiere que el encuentro fue fatal para el hombre.
Los restos fueron excavados por primera vez a principios del siglo XX en el sitio arqueológico de Tsukumo, pero era difícil encontrar una explicación de las lesiones que presentaba el hombre, calificado como Tsukumo No.24.
Más tarde, los huesos fueron redescubiertos por los arqueólogos británicos J. Alyssa White y Rick Schulting de la Universidad de Oxford, quienes estaban investigando la violencia en el Japón prehistórico.
"Inicialmente estábamos desconcertados sobre lo que podría haber causado al menos 790 heridas profundas a este hombre. Había tantas heridas y, sin embargo, fue enterrado en un cementerio comunitario, el cementerio de Tsukumo", explicaron los científicos citados por el medio EurekAlert.
Tiburones, imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 11.06.2021
Vídeo: un hombre lucha contra 3 tiburones hambrientos en plena pesca
Las lesiones se limitaron principalmente a los brazos, las piernas y la parte frontal del pecho y el abdomen de la víctima, revelaron los investigadores.
Mediante un proceso de eliminación, el equipo empezó a identificar las posibles causas de las heridas. Descartaron conflictos humanos ya que las marcas dentadas no coincidían con las armas disponibles en aquel período, o sea las herramientas de piedra. Las lesiones en los huesos del hombre eran de bordes afilados y curvos.
Además, al individuo le faltaban la mano izquierda y la pierna derecha, y su pierna izquierda había sido colocada sobre su cuerpo en una posición invertida en el momento del entierro.
Los encuentros con tiburones rara vez son registrados por los arqueólogos. Al mismo tiempo, las heridas tampoco parecían provocadas por un animal depredador o carroñero.
Los arqueólogos recurrieron al biólogo marino George Burgess del Programa para la Investigación de Tiburones del Museo de Historia Natural de Florida, así como a los registros de encuentros con tiburones, para ver si las lesiones del Tsukumo No.24 coincidían con las que figuraban allí.
"Teniendo en cuenta las lesiones, evidentemente fue víctima de un ataque de un tiburón", concluyeron White y Schulting.
El hombre probablemente estaba pescando con sus compañeros en el mar interior de Seto, cuando se encontró con su asesino. Y, según el carácter y la distribución de las marcas dentales, lo más probable es que su muerte fue causada por un tiburón tigre (Galeocerdo cuvier) o un tiburón blanco (Carcharodon carcharias), explicaron los científicos.
Un tiburón (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 04.06.2021
Ciencia
Un misterio que aniquiló al 90% de los tiburones desconcierta a los científicos
Además, el equipo realizó evaluaciones bioarqueológicas de los huesos para determinar en qué época vivió la víctima, confirmar su sexo y averiguar la edad que tenía al momento de su fallecimiento.
Según el análisis, el hombre era joven o de mediana edad y vivió entre los años 1370 y 1010 a.C. Sus restos fueron recuperados poco después de su muerte y enterrados en un cementerio de su pueblo.
El hombre habría muerto con rapidez, suponen los científicos. Dada la cantidad de mordeduras que alcanzaron los huesos del hombre, sus arterias principales fueron cortadas, lo que sugiere que habría perdido el conocimiento en unos pocos minutos y habría muerto poco después por un shock hipovolémico, que ocurre cuando el cuerpo pierde al menos una quinta parte de su sangre.
La investigación ofrece una visión poco común acerca de los riesgos del estilo de vida de un cazador o un recolector.
"El ataque al Tsukumo No.24 revela los riesgos de la pesca marina y del buceo con mariscos o, quizás, los riesgos de la caza aventurera de los tiburones atraídos por la sangre mientras pescan", escribieron los investigadores en su artículo.
El diente fosilizado de un megalodón - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Ciencia
El tiburón más grande de la historia era todavía más grande de lo que se creía
"Los humanos tienen una larga historia compartida con los tiburones, y este es uno de los casos relativamente raros en el cual los humanos estaban en su menú y no al revés", concluyeron.
Los resultados de la investigación han sido publicados en Journal of Archaeological Science: Reports.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала