Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

España dio la espalda a las peticiones de asilo en el año más difícil para migrar

© REUTERS / Borja SuarezMigrantes llegan a España
Migrantes llegan a España - Sputnik Mundo, 1920, 18.06.2021
Síguenos en
MADRID (Sputnik) — España dio la espalda a las peticiones de asilo en 2020. Esa es la principal conclusión del informe anual de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que documenta un descenso de las concesiones de asilo en el año más difícil para buscar refugio, tras el cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19.
"España volvió a defraudar a las personas refugiadas el pasado año, aprobando tan solo una de cada 20 solicitudes de asilo [el 5%], muy lejos de la tasa media de reconocimiento del 33% de los países de la Unión Europea", constata el informe, presentado este 18 de junio.
Se trata de un porcentaje excepcionalmente bajo de concesiones que además se produce en un contexto de caída de las peticiones. A lo largo de 2020, un total de 88.762 personas solicitaron protección a España, un 23% menos que en 2019.
Sin embargo, a lo largo del año también se dio respuesta a expedientes atrasados, por lo que el número de solicitudes respondidas fue mayor: 114.919. De estas personas, solo 4.360 lograron el reconocimiento de la condición de refugiado y 1.398 protección subsidiaria.
En el 95% de los casos, se negó la protección internacional, si bien a 40.726 personas (el 99% de ellas originarias de Venezuela) se les concedió la autorización de residencia por razones humanitarias. En cambio, 68.435 se quedaron en situación de desamparo, el 60% del total, un porcentaje que en 2019 fue del 29%.
Aunque Siria tiene el mayor éxodo forzado de la población mundial, a España solo llegaron 400 solicitudes de asilo de ese país en 2020. Lo mismo ocurre con Palestina (171). Por su parte, Venezuela (28.365) y Colombia (27.576) encabezaron el registro de solicitudes.
"Esto no es fortuito, esto se debe a las exigencias de visado de tránsito", denunció durante la presentación del informe la directora general de CEAR, Estrella Galán, que exige a España eliminar ese trámite para "todas las personas procedentes de un país en conflicto" ya que "poner trabas a su llegada es condenarlas al peor de los finales".

Rutas más peligrosas

Además de analizar la respuesta a las peticiones de asilo en 2020, el informe de CEAR explica cómo la pandemia trajo nuevas complicaciones al panorama migratorio.
"El año 2020 lo puso todo patas arriba, con una crisis económica y social muy grave en todo el mundo, pero especialmente en los países subdesarrollados", señaló el presidente de la organización, Carlos Berzosa.
En circunstancias normales, esto habría provocado un aumento de la llegada de migrantes a Europa, pero las restricciones de la pandemia impidieron que fuera así.
Según explicó Estrella Galán, durante 2020 "las rutas migratorias habituales fueron bloqueadas en los países de tránsito, provocando que miles de personas queden atrapadas en países donde no se respetan los derechos humanos".
A lo largo de 2020 llegaron a suelo europeo un total de 99.475 personas, lo que supone un descenso del 23% respecto a 2019. Hubo menos llegadas, pero el cierre del tráfico aéreo hizo que aumentara la peligrosidad de las travesías.
Carritos de compras alineados junto a sus dueños en una cola del hambre.  - Sputnik Mundo, 1920, 18.06.2021
España
Apuñala a una mujer al grito de que los migrantes le "quitan la comida" | Vídeo
La mayor parte de estos migrantes (el 86%, 85.809 personas) se lanzó al mar en su viaje, provocando que, una vez más, el Mediterráneo fuese la ruta migratoria más mortal del mundo, con al menos 1.417 personas fallecidas en 2020.
Además, los cierres fronterizos obligaron a reinventar las rutas. Del total de llegadas a Europa por mar, el 47% tuvo como destino España, más de la mitad de ellas a las Islas Canarias, que recibió a 23.000 migrantes, un 756% más que en 2019.
Esto implica que la principal vía de llegada a España fue mediante trayectos marítimos de más de 200 kilómetros desde territorios del África occidental como Mali o Senegal, mientras que perdieron peso caminos menos peligrosos como la llegada en avión —que en otros años era la primera forma de entrada de migrantes— o los intentos de cruzar el estrecho de Gibraltar desde Marruecos (una travesía de unos 14 kilómetros).
Migrantes subsaharianos entran a España por la valla de Melilla - Sputnik Mundo, 1920, 16.06.2021
España
Lluvia de piedras contra agentes españoles al detener la entrada de 150 migrantes en Melilla | Vídeo
Mientras aumenta la peligrosidad de las rutas, los datos recopilados por CEAR constatan que a lo largo de 2020 apenas el 3% de las solicitudes de asilo formalizadas en España se realizaron en puestos fronterizos o extensiones diplomáticas.
En opinión de Estrella Galán, esto "pone de manifiesto la falta de vías legales y seguras que hagan que las personas no tengan que recurrir a rutas mortíferas para llegar a España".

Frontera europea

El aumento de la presión migratoria a Canarias creó un escenario crisis humanitaria por los hacinamientos en el Puerto de Arguineguin, a lo que el Gobierno español respondió creando macrocampamentos que retienen a los migrantes en el territorio insular.
"España no puede prestarse a ser un laboratorio de políticas de contención como ya ocurre en otras islas de la Unión Europea. Esto solo nos lleva a un nuevo fracaso", valoró Estrella Galán.
Aunque queda fuera del repaso anual, los responsables de CEAR también se refirieron a lo ocurrido hace un mes en Ceuta, donde Marruecos permitió la entrada de casi 10.000 personas en 48 horas para presionar a España en el conflicto diplomático por el Sáhara Occidental.
A ojos de estrella Galán, este episodio es "la máxima expresión del fracaso que supone la apuesta por la externalización de fronteras de la Unión Europea" una estrategia de blindaje que, según dice, "perjudica a las personas migrantes, pero sin duda también a los países del Mediterráneo, ya que España, Italia y Grecia se convierten en un parapeto" para el resto de continente.
En consecuencia, Estrella Galán concluyó que estos países deben "liderar la presión" para que el pacto migratorio de la UE ofrezca "soluciones basadas en una solidaridad compartida con los países del sur".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала