Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

La gran 'fake' de la OTAN sobre Rusia

La gran 'fake' de la OTAN sobre Rusia
Síguenos en
Rusia es uno de los temas centrales de la cumbre de la OTAN que se celebra este lunes en Bruselas. Su secretario general, Jens Stoltenberg, manifestó antes del inicio del encuentro que las relaciones del bloque militar con el gigante euroasiático "están en su nivel más bajo desde el fin de la Guerra Fría".
De acuerde a la Alianza, la culpable de ese deterioro es Rusia. Si echamos un breve vistazo a la prensa occidental sobre las relaciones entre las partes, encontraremos un sinnúmero de titulares del estilo "la OTAN acusa a Rusia de...". Y el listado sobre de qué le acusa es larguísimo: ciberataques, socavar la democracia en Occidente, violar pactos militares, y de agresión contra Ucrania... Es decir, prácticamente de todo.
Unas acusaciones que sirven de justificación para el continuo incremento de la actividad militar de la OTAN cerca de las fronteras con Rusia, donde el principal argumento es la manida "agresión rusa contra Ucrania". Y es allí donde nos encontramos ante la fake: el creciente despliegue de la Alianza Atlántica no tiene nada que ver con lo de Ucrania. Una fake que el presidente ruso, Vladímir Putin, desmintió días atrás al constatar que el avance de la OTAN se producía mucho antes de la crisis de Ucrania, una crisis que justamente ha sido provocada por la actuación del bloque militar, según se desprende de las palabras de Putin:
"La ampliación de la OTAN hacia el Este se producía antes de la adhesión de Crimea a Rusia y otros sucesos originados del golpe de Estado en Ucrania. A pesar de que nuestras relaciones con Occidente antes de estos sucesos eran presuntamente buenas y aceptables, y hasta se podría decir que teníamos unas relaciones de asociación, ellos, no obstante, despreciaron nuestros intereses".

G7: China lo pone en su lugar

Los líderes del G7, que celebraron una cumbre en Reino Unido, abogan por la necesidad de "contrarrestar y competir" con China en desafíos que van desde salvaguardar la democracia hasta la carrera tecnológica, según declaró el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.
"Existe una visión amplia de que China representa un desafío significativo para las democracias del mundo", indicó el asesor. En este sentido, detalló que los líderes coincidieron en la necesidad de mantener una agenda común respecto a Pekín, incluidos aquellos escenarios en los que "se levantarían, contrarrestarían y competirían" con el gigante asiático.
En este sentido, Sullivan aseguró que palabras como contrarrestar y competir "salieron de la boca de todos los líderes en la sala, no solo de Joe Biden".
Entonces, este lunes llegó la respuesta de parte de la Embajada de China en Londres que llamó al G7 a poner fin a sus difamaciones y su política injerencista. "Instamos a EEUU y otros integrantes del G7 a respetar los hechos, poner fin a sus difamaciones y cesar las injerencias en los asuntos internos de China". Y lanzó un mensaje aún más contundente: "Los días en que las decisiones globales eran dictadas por un pequeño grupo de países han quedado atrás".
"Ese debería ser el futuro, pero el G7 reunido en Cornualles, como decía nuestro maravilloso Eduardo Galeano, nos dicen que llueve y están meando al mundo. Es decir, que China está defendiendo su soberanía pero el G7, que plantea medidas para 'salvar al mundo', está demostrando ser lo que siempre ha sido: un grupo de países ricos, con Gobiernos tanto de derechas como de izquierdas que siguen decidiendo por los demás en temas políticos, económicos e internacionales", dice al respecto el Dr. en Sociología e Historiador Sergio Fernández Riquelme.

Cumbre Putin-Biden: los polos más poderosos del planeta se ven las caras

¿Constituiría la primera reunión entre Biden y Putin un hito para unas relaciones internacionales cada vez más tensas? Esta es la pregunta que se hace todo el mundo a la espera de la histórica cumbre entre los presidentes de Rusia y EEUU, prevista para este 16 de junio.
De cara a su encuentro, los dos líderes reconocen que la relación ruso-estadounidense se encuentra en el punto más bajo de los últimos años. Al mismo tiempo, ambos muestran su deseo de mejorar esa situación, a juzgar, tanto por las declaraciones de Putin, como también de Biden, quien afirmó que Washington no busca un conflicto de ningún tipo con Moscú.
Para el analista internacional Andrés Serbin, presidente del think tank Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales, "el sólo hecho de que haya una reunión personal entre los dos mandatarios es un avance fundamental para restablecer el diálogo y conversar sobre los temas de la agenda común".
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov, Karen Méndez y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала