Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Violencia vicaria en España: cuando asesinar a un niño es la forma de matar en vida a la madre

© Foto : Europa PressDos lanchas de la Guardia Civil española buscan los cuerpos de dos niñas desaparecidas en Tenerife
Dos lanchas de la Guardia Civil española buscan los cuerpos de dos niñas desaparecidas en Tenerife - Sputnik Mundo, 1920, 11.06.2021
Síguenos en
Desde 2013, fecha en que empezaron las estadísticas, 40 menores de edad, contando el reciente hallazgo en Tenerife, han sido asesinados por su progenitor.
La policía encontró el 10 de junio el cadáver de Olivia Gimeno Zimmermann, de seis años, en el fondo del océano Átlántico. Esta niña desapareció junto a su hermana Anna el 27 de abril. Se les perdió la pista poco después de que las recogiera su padre, Tomás Gimeno. Varón de 37 años, estaba separado de la madre y la desaparición se consideraba una venganza. El rastreo concluyó con la peor de las noticias y ha sacado a la luz otro caso más de lo que se denomina "violencia vicaria".
Este tipo de violencia es la que se ejerce a una mujer a través de terceros. En España se acaba de reflejar con el caso de Olivia y Anna, pero hay 39 víctimas más desde 2013, cuando se inició la estadística. En total se elevarían a 41. Cifra que esconde una manera descabellada de torturar a una mujer: con la muerte de sus seres queridos, se quedan vivas pero descompuestas.
Acaban de ser reconocidas oficialmente como víctimas de violencia de género. Y se suman a las 1.095 que hay contabilizadas desde 2003, año en que entró en vigor la ley. La última ha sido Rocío Caíz, una chica sevillana de 17 años que fue presuntamente descuartizada por su expareja, según ha confesado él mismo. Eso añade más de 300 niños y niñas huérfanas. Y se junta con otra petición reciente por parte de mujeres maltratadas: controlar mejor el régimen de visitas, pues es en la mayoría de estos encuentros donde se producen los asesinatos.
Las manos de un niño (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 20.05.2021
España
España aprueba su primera ley para proteger a los niños de la violencia
Ocurre en todas las provincias de España y es especialmente lacerante, tanto para la familia como para la sociedad. El objetivo es causar un dolor inmenso. En los últimos años ha habido ejemplos llamativos. Itziar Prats es uno de los más recientes. El 25 de septiembre de 2018, un policía la llamó de madrugada. La solicitaron identificar a su marido, que acababa de suicidarse a los 48 años, en Castellón. Antes había matado a sus dos hijas, Nerea y Martina, de seis y dos años.

"De un día para otro, me quitaron lo que más quería. Denuncié y pedí ayuda, pero su padre las mató. Tenían seis y dos años. Mi vida cambió bruscamente", declaraba en una entrevista de El País.

Anteriormente hubo otra tragedia que conmovió a España. Se trataba del asesinato de Ruth y José, de seis y dos años, a manos de su padre, José Bretón. Sucedió en Córdoba en 2011 y puso sobre la mesa esta arista de la violencia machista. Bretón quemó los cuerpos para eliminarlos después de haberse divorciado de la madre, que lo acusó de malos tratos. Fue condenado a 40 años y sirvió para poner en la palestra el problema de la violencia vicaria.
Poco después, en 2013, Miguel Ángel Carrero Alarcón, de 45 años, asesinaba a tiros a sus dos hijos, de 5 y 13 años, y después se suicidaba. Pasó en Ciudad Real. El crimen se produjo después de que la madre de los dos niños le comunicara que se quería separar. Poseía licencia de armas. La madre se salvó porque cuando fue a casa a matar a los niños no estaba, pero, como ella aseguró, la enterró en vida.
En 2017 se repetía la estampa. Vladimir V., con antecedentes por malos tratos, y su entonces mujer tuvieron una fuerte discusión en la habitación del Hospital La Paz, en Madrid. Se encontraban en pediatría, con una bebé mutua de un año. "Te voy a dar donde más te duele", afirmó Vladimir, antes de lanzarse por la ventana de la habitación al vacío con la niña en brazos. Precisamente, la criatura estaba ingresada por una cardiopatía crónica después de haber sido prematura.
Violencia (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 25.05.2021
España
España sufre una escalada de violencia machista tras el fin del estado de alarma
"Me mató a mí: mató a mi hijo y me mató a mí también. Me ha dejado muerta en vida", confesaba Laura Hernández en el periódico La Opinión de Murcia días después de que su padre asesinara al pequeño Cristian. Ocurrió en julio de 2019, en la localidad de Beniel, situada en esta provincia. David S. O., conocido como El Cartagenero debía devolver a Cristian, pero no lo hizo. La madre denunció y, cuando la Policía llegó al piso de David, había asesinado a su hijo y se había ahorcado después.
Sobre él pendía una condena por delito de coacciones a su expareja y tenía una orden de alejamiento que no le permitía acercarse a ella. Una orden que quebró en junio de ese año, pero nunca llegó a entrar en prisión. Un mes después se llevó a su hijo, al no existir nada más que una orden de alejamiento para la madre, y lo mató.
Todos estos ejemplos (a los que se añaden las muertes de la madre a los hijos, como el de Ana Julia Quezada, que estranguló a Gabriel Cruz en 2018) ilustran un tipo de violencia que busca "causar el mayor daño posible", en palabras de la magistrada Auxiliadora Díaz, experta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En una entrevista reciente con un diario canario, la juez lo catalogaba así: "Es, en definitiva, golpear donde más le duele a las víctimas".
Son "violencias invisibles", poco consideradas por la opinión pública. "No existe conciencia social sobre la violencia que se ejerce sobre los niños y las niñas y no hay una respuesta clara en el ámbito del poder judicial. Según los datos del Observatorio del Poder Judicial la suspensión de las visitas o de la patria potestad está en niveles que no llegan al 1% de admisión. Esto supone que todavía la sociedad entiende que un maltratador puede ser un buen padre", indicaba.
Rocío Carrasco, durante la primera entrega de 'Rocío, la verdad para seguir viva' - Sputnik Mundo, 1920, 10.04.2021
España
De Ana Orantes a Rocío Carrasco: cuando la televisión española refleja la violencia machista
Un informe de la Organización Mundial de la Salud al que se refería la magistrada, fechado en 1998, apunta que "el aspecto más dañino del maltrato no es la violencia en sí misma sino la "tortura mental" y el "vivir con el miedo y terror" que experimentan las víctimas. En la violencia psicológica, explican, se intenta causar intimidación, desvalorización, sentimientos de culpa o sufrimiento a la víctima. En la violencia vicaria, el fin último no es otro que provocar el mayor daño posible a la madre de estos niños y niñas.
Con el hallazgo en Tenerife del cuerpo de Olivia se vuelve a poner de relieve esta lacra. También ha impulsado el anuncio de manifestaciones en ayuntamientos de pueblos y ciudades españolas. "Lo vamos a tirar", "ni una menos" o "si nos tocan a una, nos tocan a todas" son los lemas de esta "convocatoria de urgencia". El Estado pone a disposición el número telefónico 016 para denunciar casos de maltrato las 24 horas del día. Es gratuito y anónimo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала