Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Arrastrar camiones e injerir 10.000 calorías: así se forjan los hombres más fuertes de España

© Foto : Cortesía de Roberto RodríguezRoberto Rodríguez levantando una barra con pesos
Roberto Rodríguez levantando una barra con pesos - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Síguenos en
La Liga Nacional de Fuerza reúne a deportistas capaces de girar neumáticos gigantes o empujar vehículos de toneladas. Joan Ferrer es el vigente campeón. Roberto Rodríguez ha ganado el título en cuatro ocasiones. Tras su éxito, entrenamientos agotadores y una alimentación estricta.
Roberto Rodríguez y Joan Ferrer son diferentes. El primero tiene 30 años y proviene del litoral atlántico. El segundo cumple los 33 este 2021 y se crio a la vera del Mar Mediterráneo. Por encima de los datos que guarda el DNI, hay una serie de rasgos que los une más que los separa. Frondosas barbas cubren sus rostros. Ambos son propietarios de una constitución física robusta. Brazos grandes, piernas macizas y espaldas anchas componen su ser. Además, coinciden en una afición. Rodríguez y Ferrer son deudores de la disciplina deportiva conocida como strongman. Ellos son dos de las personas más fuertes de España.
Sus caminos hacia las competiciones de fuerza fueron distintos. "Siempre se me dio bien", rememora Rodríguez con Sputnik Mundo. Con 12 años ya pesaba 100 kilos y era capaz de trasladar los postes de viña, de entre 60 y 70 kilos, de la finca familiar de un lado a otro. A los 14 comenzó a levantar peso. Lo hacía en el gimnasio que su padre regentaba en el centro de Vigo. "Recuerdo que mi padre me decía que no metiese tantos kilos, que no me pasara. Estábamos todo el día discutiendo", ríe el gallego. En 2014 consiguió el acceso para participar en la Liga Nacional de Fuerza. Desde entonces, ha ganado cuatro veces el título del "hombre más fuerte de España".
© Foto : Cortesía de Roberto RodríguezRoberto Rodríguez durante un entrenamiento
Roberto Rodríguez durante un entrenamiento - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Roberto Rodríguez durante un entrenamiento
El caso de Ferrer fue más tardío. Él jugaba al baloncesto en un equipo del Delta del Ebro. Durante muchos años, fue su hobby hasta que el conjunto decidió aumentar el número de horas dedicadas al entrenamiento. "Yo no me podía comprometer", confiesa el strongman y agricultor de Deltebre (Tarragona). Al dejar el deporte, subió de peso, por lo que se apuntó a un gimnasio con la misión de tonificar y bajar kilos. Se trataba de un club de fuerza. Allí, arrancó su pasión por esta disciplina. Con 28 años empezó a prepararse y meses después ya competía en torneos nacionales. Hace apenas unos días, el catalán alzó el título de la Liga Nacional de Fuerza de 2020, campeonato que acabó en 2021 por la pandemia. "Estoy muy contento por haber conseguido el título. Ya puedo decir que soy campeón", indica.
© Foto : Instagram / strong_ferrerJoan Ferrer con el título de la Liga Nacional de Fuerza de España
Joan Ferrer con el título de la Liga Nacional de Fuerza de España - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Joan Ferrer con el título de la Liga Nacional de Fuerza de España
En la Liga Nacional de Fuerza de España participan diez atletas. A lo largo de la edición, los deportistas viajan por el país para disputar los distintos torneos que incluye. Estos no suelen pasar del día. Suficiente tiempo para cargar músculos y hacer temblar extremidades. Y es que, en un par de horas, los strongman arrastran camiones de hasta 12 toneladas, levantan pesas de hasta 300 kilogramos, pasean con maletas de más de 150 kilogramos en cada mano o pelean con toda clase de artefactos de hierro que desbarajustarían la báscula. Pruebas condicionadas por el cronómetro o el número de repeticiones. "Tienes que ser fuerte, pero también ágil y rápido", remarca Ferrer. Cada una da puntos, que se suman al casillero final. Al acabar la temporada, los tres con menor puntuación, descienden. Sus puestos son ocupados por los mejores del torneo preliminar.
"Acabas deshecho. Hay que darle todo en cada prueba y llevas el cuerpo al límite. A veces, no sabes ni cómo llegarás a la segunda, ya que tienes antebrazos o piernas cansadísimos", reconoce Rodríguez. El cuerpo sufre en cada piedra que se carga o cuerda de la que se estira. Es necesario que la mente acompañe siempre al físico. "Es un deporte de mucha cabeza. Estás siempre en tensión, entrenas siempre a tope, comes por encima de tus posibilidades… Es importante estar concentrado y focalizado siempre", continúa el gallego.
El galardón es para el atleta más regular. En la última edición, este fue Joan Ferrer. Fue capaz de superar los diferentes exámenes con nota y puntuar siempre. La constancia se premia en el strongman. Tanto en competición como en entrenamientos. Estos suelen ser más duros que las pruebas oficiales. Los deportistas acostumbran a poner más peso que el existente en los torneos. Si el camión marca las 10 toneladas, se arrastran vehículos de 12 o 13 en los ensayos. Si el cilindro que hay que pujar es de 150 kilogramos, se practica con objetos con 20 o 30 kilos de más. Los músculos se fuerzan cada vez que hay que entrenar. Todos acaban cansados. "Si no quieres saturar el sistema nervioso, hay que ir con cuidado. Es más, no puedes entrenar todos los días", explica Rodríguez.
Él y Ferrer hacen pesas durante todo el año y se centran en las pruebas específicas cuando se acerca la contienda. En una de esas prácticas, el gallego se lesionó. Un mal movimiento le apartó del primer test del campeonato en 2020. De cuatro, se presentó a tres torneos. A pesar de todo, logró ser segundo en la clasificación general.
© Foto : Cortesía de Roberto RodríguezRoberto Rodríguez durante una competición de la Liga Nacional de Fuerza de España
Roberto Rodríguez durante una competición de la Liga Nacional de Fuerza de España - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Roberto Rodríguez durante una competición de la Liga Nacional de Fuerza de España

Los sacrificios para ser un 'strongman'

La dedicación en el gimnasio se traduce en cifras de otro planeta. Ferrer es capaz de arrastrar hasta 32.000 kilogramos y pasar por encima de la cabeza hasta 100 kilogramos. Rodríguez puede recorrer 75 metros en 47 segundos con 125 kilogramos en cada mano o andar 25 metros con una carga de 500 kilogramos que no toca el suelo. Además, el gallego ostenta, entre otros, el récord de España de volteo de neumáticos: dos vueltas completas a una rueda de 570 kilogramos en poco más de 50 segundos. "Aunque no lo parezca, cuando levanto peso, desconecto completamente del resto", asegura Rodríguez.
Bíceps, cuádriceps y compañía se tienen que fortalecer para soportar tales pesos. Pero, no es lo único que el strongman debe entrenar. El estómago es parte fundamental, ya que el atleta debe tomar importantes cantidades de comida para resistir el envite de este deporte. "Hay que dar a los músculos todo el alimento que requieren. Tenemos que estar pesados", asevera Ferrer, quien ingiere hasta 7.000 calorías diarias en época de competición. Ahora mismo, Rodríguez suma 10.000 calorías cada día. "Se me hacen pesadísimas las comidas", admite. Como norma, un kilo de arroz en seco, un kilo y medio de carne, queso en abundancia, ensaladas con salsas o una docena de huevos. Sin olvidar suplementos como los batidos de proteínas. Este es el menú para ser el hombre más fuerte del país.
También es necesario entrenar la cartera. Las ayudas institucionales a los deportistas de esta disciplina son inexistentes. Ni para la compra de material ni para alimentación. La financiación externa al propio deportista proviene de patrocinadores o exhibiciones. Rodríguez se dedica únicamente al mundo de la fuerza. Compite, pero también prepara a otros atletas. "En España es muy difícil vivir de esto. Sé que en Europa del Este sí que es posible. También al poder dedicarse completamente a ello, son capaces de obtener mejores resultados", puntualiza el gallego. Ferrer no ha dejado su profesión en la agricultura. Es la que sostiene los gastos en preparadores físicos o los 160 euros semanales en comida. "Prefiero no pensarlo mucho para no deprimirme", masculla el catalán.

"Todos aspiramos a no gastarnos dinero. Que no tengamos que ponerlo de nuestro bolsillo todos los meses. No pretendo hacerme millonario, pero al menos no gastarme el salario en mi hobby".

Joan Ferrer
'Strongman'
La pandemia tampoco se lo ha puesto fácil a este deporte. Con los gimnasios cerrados, los atletas han tenido que entrenar en sus domicilios. Además, el coronavirus ha trastocado el calendario de la Liga Nacional de Fuerza. La temporada 2020 acabó en junio de 2021. En apenas dos meses comenzará la de este año. Las circunstancias sanitarias provocan cambios de fechas de los torneos, lo que afecta al físico de los competidores. "Tienes que organizarte mucho en esta disciplina para que tu cuerpo se adapte bien a una competición. No es fácil cuando te cambian el día del torneo, porque has forzado tu musculatura para estar lista. Es tirar todo el trabajo de las últimas semanas por la borda", lamenta Ferrer.
© Foto : Cortesía de Roberto RodríguezRoberto Rodríguez en la Liga Nacional de Fuerza de España
Roberto Rodríguez en la Liga Nacional de Fuerza de España - Sputnik Mundo, 1920, 10.06.2021
Roberto Rodríguez en la Liga Nacional de Fuerza de España
Ahora, solo queda prepararse para la nueva campaña. Los strongman se ponen a punto a base de pesas, piedras y yugos. Rodríguez agrega a su 2021 el campeonato del mundo. No es un novato en el plano internacional, pero señala que es complicado pelear con los deportistas del norte y este de Europa. "En mi mejor participación fue tercero en uno de los torneos. Fuera de España, hay mucho peso. La diferencia con los competidores de otros países es brutal, pero también es cierto que en España llevamos poco tiempo con el strongman", apunta el de Vigo. Pero, no cree que tarde demasiado tiempo en ponerse a la altura. Para 2022, los atletas más jóvenes habrán ganado madurez. Por otro lado, se incorporarán David Mesa y Antonio Gutiérrez, ambos venidos del powerlifting. "Hay jóvenes con mucha calidad. Solo necesitamos un añito más", prevé.
En bastantes ocasiones, televisión y redes sociales transforman sus esfuerzos en fenómenos virales. Las caras de sorpresa afloran entres los espectadores de las competiciones de fuerza. Rodríguez menciona que de joven quería ser como Roonie Koneman, conocido por ser el mejor culturista de la historia. Pero, prefirió las pesas. "Creo que es bonito ver a una persona levantando animaladas. No es simplemente valorar una estética, como sucede con el culturismo. Aquí es hacerlo o no", sentencia el strongman.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала