Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El fujimorismo, un legado que enfrenta a Perú

© Sputnik / Marco TeruggiMovilización antifujimorista en Lima
Movilización antifujimorista en Lima - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Síguenos en
Existe en Perú un fuerte antifujimorismo, que se opone tanto a Alberto Fujimori por sus crímenes y modelo político, así como a su hija Keiko, que el 6 de junio disputa la segunda vuelta electoral. Pero otros sectores, en cambio, reivindican al fujimorismo y sus políticas de los años 90.
El apellido Fujimori está nuevamente en el centro de la política peruana y las conversaciones en las calles, comercios y plazas. El apellido ha estado presente en los últimos 30 años, desde la victoria de Alberto Fujimori en 1990, sus 10 años de gobierno, su huida a Japón y renuncia desde allá en el 2000, su condena a 25 años de prisión en el 2007, la llegada de su hija Keiko Fujimori a la segunda vuelta presidencial en el 2011, 2016 y en la actual contienda que tendrá su definición el próximo 6 de junio.
Difícilmente exista indiferencia ante el fujimorismo. Puede verse en las calles de Lima en apoyos ante una caravana de campaña de Fujimori, en las movilizaciones contra lo que representó su padre y continúa ella, en las muchas conversaciones que emergen en estos días de campaña donde se juega el regreso del fujimorismo a la presidencia luego de 20 años.
Los candidatos Pedro Castillo (Perú Libre, izquierda) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular, derecha) - Sputnik Mundo, 1920, 30.05.2021
América Latina
Perú: anticomunismo y antifujimorismo a días de las elecciones presidenciales
Las encuestas, que cerraron oficialmente el pasado domingo 30, indican que Keiko Fujimori tiene posibilidades de acceder a la presidencia. La candidata de Fuerza Popular se encuentra a muy corta distancia de Pedro Castillo, su contrincante, que encabeza todos los estudios. Según el Instituto de Estudios Peruanos, el resultado es 40,3% a 39,3%; según la Compañía Peruana de Estudios de Mercado de Opinión la diferencia es de 41% a 40,2%; para Ipsos es 51,1% a 48,9%, y, finalmente, la encuestadora Datum marca 42,6% a 41,7% siempre a favor de Castillo.
El país está entonces ante un momento decisivo y así lo vive. Para un sector de la población es imprescindible evitar que el fujimorismo vuelve a hacerse del poder ejecutivo. Para otro, en cambio, se trata del posible regreso del apellido que llevan años defendiendo, en particular ahora que, según la campaña de miedo desatada el Perú, en caso de no ganar Fujimori ganaría un comunista, Castillo.

¿Qué dicen los peruanos que prefieren a Fujimori?

© Sputnik / Marco TeruggiVíctimas de las esterilizaciones forzadas bajo el gobierno de Fujimori
Víctimas de las esterilizaciones forzadas bajo el gobierno de Fujimori - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Víctimas de las esterilizaciones forzadas bajo el gobierno de Fujimori
"Lo que hizo de bueno [Alberto] Fujimori fue acabar con el terrorismo, ya no había secuestros, asaltadores, delincuentes, estabilizó la economía, [el antecesor] Alan García [1985-1990] la había dejado en la ruina", me dice un taxista mientras vamos al Cercado de Lima, el casco histórico de la ciudad, a un acto de la campaña antifujimorista. Tiene auto viejo, en mal estado.
"En esa época yo era taxista, me iba mal, había coches bomba cuando pasaba por algún sitio y de repente ¡bum!, y luego no había luz, las torres a cada rato las tumbaban", recuerda. El domingo 6 de junio vota por Keiko contra Castillo, quien, a su juicio, llevaría al país al comunismo y con eso, dice, "no estoy de acuerdo".
Sus argumentos en defensa de Alberto Fujimori son los que más se escuchan entre quienes apuestan a la hija: haber acabado con el "terrorismo" y estabilizado la economía que se encontraba en crisis. Es decir, el orden.

"Hay dos razones para el sector que todavía lo apoya, una es la narrativa que se construyó de que es el fujimorismo quien terminó de vencer a Sendero Luminoso, terminó con la subversión y que sería él y el partido que pudieron lograr eso", explica el antropólogo Jorge Rodríguez, quien es parte del equipo de organización de la campaña "Keiko no va".

La otra razón, remarca Rodríguez, es la económica: "Es el supuesto salvador de la economía peruana, salíamos del gobierno de Alan García a fin de los años 80, con una crisis tremenda de hiperinflación, una crisis política, social, y con el gobierno de Fujimori eso cambia aplicando el fujishock, que fue muy duro, con mucho apoyo desde afuera, y para un sector importante de la población que siente que el fujimorismo es una expresión política que los representa, son los salvadores de la economía".
A woman votes during presidential election at a polling station at a classroom in Cuzco, Peru, April 10, 2016. REUTERS/Janine Costa - Sputnik Mundo, 1920, 26.05.2021
América Latina
Perú y el antivoto: la historia que se repite cada elección
El fujishock, así nombrado en su momento, fue una política de ajuste implementada a inicios del gobierno de Fujimori, en agosto del 2000. El mandatario eliminó los subsidios al consumo; los alimentos aumentaron entre 75 y 300%; la gasolina, cerca de 30 veces su precio, lo que desató protestas, saqueos, el decreto de estado de emergencia, y una de las primeras traiciones a las promesas de campaña.
Las opiniones sobre el recuerdo positivo de la economía bajo Fujimori se escuchan en la calle. Un simpatizante de Fujimori que se detiene a explicar por qué lo defiende afirma, por ejemplo: "Yo he vivido la época de la hiperinflación, teníamos que hacer cola para todo, no había nada, y nos dijeron que solamente podíamos comer las cosas que el Perú producía. Una vez que entró Fujimori e hizo el famoso fujishock las cosas cambiaron totalmente en el país, estábamos abastecidos y podíamos comprar lo que se nos dé la gana".
En esa narrativa todas las acusaciones hacia los gobiernos de Alberto Fujimori son falsas: "Han inventado una serie de cosas que no son ciertas, que se robó plata, que es dueño de minas, las 300.000 esterilizaciones. He seguido el juicio de Fujimori completito y no tenían ninguna prueba", dice el hombre que, al igual que el taxista, vota por Keiko.

¿Quién es Alberto Fujimori?

© Sputnik / Marco TeruggiMovilización antifujimorista en Lima
Movilización antifujimorista en Lima - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Movilización antifujimorista en Lima
El acto antifujimorista se lleva adelante en la Plaza de la Democracia. En ese sitio que ahora es plaza estaba antes la sede del Banco Central de la Nación, incendiada el 28 de julio del año 2000: "Fue incendiada por las fuerzas de Fujimori y Montesinos, murieron seis vigilantes inocentes, por gente infiltrada en las marchas de defensa de la democracia mientras Fujimori intentaba hacerse del poder", cuenta la periodista Claudia Cisneros.
Cisneros se suma a dirigentes estudiantiles, sindicales, de derechos humanos, familiares de víctimas de tortura y desaparición, congresistas, excongresistas, un exprocurador. Todos presentes para rechazar la candidatura de Keiko Fujimori, continuidad de la historia de su padre, a quien ella reivindica en su campaña electoral.

"Estoy aquí como peruana, como activista, como alguien que tiene la responsabilidad en esta situación crítica en que estamos a punto de que el país vuelva a ser capturado por un clan que significa la delincuencia, la criminalidad, el robo, el desprecio por los seres humanos, el clasismo y el racismo", resume Cisneros.

© Sputnik / Marco TeruggiVíctimas de la masacre de La Cantuta
Víctimas de la masacre de La Cantuta - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Víctimas de la masacre de La Cantuta
Fujimori, nacido en 1938, de padres inmigrantes japoneses, y desconocido políticamente al momento de su primera candidatura y en 1990, fue condenado a 25 años de prisión en el 2007 por crímenes de lesa humanidad. Entre los hechos está la creación del Grupo Colina que realizó las masacres de Barrios Altos en 1991, de la universidad de Cantuta en 1992, así como la desaparición, por ejemplo, del periodista Pedro Yauri Bustamante.
"A pocos días va a cumplir 20 años de desaparecido por ese gobierno dictatorial, que hizo terrorismo de Estado y que la señora Fujimori desconoce. Mi familia lleva sufriendo todos estos años en búsqueda de justicia. Aquí estamos los que seguimos luchando, los que seguimos en búsqueda de justicia, para que nuestros casos no queden impunes, no vamos a callar, no nos han metido ese miedo", dice Jacqueline Yauri, hija de Pedro, en el acto. Lleva un cartel con el rostro de su padre.
© Sputnik / Marco TeruggiJacqueline Yauri, hija de Pedro Yauri, periodista desaparecido en Perú
Jacqueline Yauri, hija de Pedro Yauri, periodista desaparecido en Perú - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Jacqueline Yauri, hija de Pedro Yauri, periodista desaparecido en Perú
Julio Arbizu, quien fue procurador anticorrupción del Estado, también se encuentra en el acto antifujimorista. "La señora Fujimori no solo no ha deslindado del gobierno y quienes lo representaron, sino que su propio equipo, entorno, lleva consigo a una serie de personajes que estuvieron ligados a esa organización criminal que capturó el Estado desde adentro", afirma.
Lo que está en juego en estas elecciones, explica, es "evitar lo que sería un colapso de las instituciones nuevamente, lo que sería una crisis estructural que ya nos mató, ya nos robó".

El modelo político de Fujimori

© Sputnik / Marco TeruggiCarteles contra el fujimorismo en Lima
Carteles contra el fujimorismo en Lima - Sputnik Mundo, 1920, 03.06.2021
Carteles contra el fujimorismo en Lima
El antifujimorismo, que volvió a movilizarse el martes 1º de junio por la noche, lleva años, décadas de resistencia. La razón del "repudio", como lo caracteriza Rodríguez, es que el fujimorismo "se convirtió en una dictadura que desapareció dirigente sociales, sindicales, estudiantiles, para imponer un modelo en base a su Constitución del 93".
Fujimori clausuró el Congreso, el Poder Judicial, y el Ministerio Público. Sucedió en abril de 1992, el "autogolpe" como se recuerda, o el inicio de la dictadura, a partir de lo cual profundizó la implementación de su modelo económico, político, social, institucional que, hasta el día de hoy, no fue desmontado.
"Derrotamos a la dictadura, pero no pudimos cambiar las leyes de la dictadura, eso es una limitación de lo que significó la transición democrática y su agotamiento. El fujimorismo como fuerza política se mantuvo fuerte luego de la caída de la dictadura como una de las fuerzas principales del escenario político peruano y de la derecha", explica Rodríguez, quien también es parte del Foro Juvenil de Izquierda.
Según Rodríguez, el antifujimorismo "en los últimos años ha tomado una definición de crítica al modelo que instaló el fujimorismo, porque no solamente es la memoria de la violación de los derechos humanos, lo que significó la dictadura, sino el modelo corrupto que ha favorecido a pequeños grupos económicos y de poder en desmedro de la mayoría de la población".
Keiko Fujimori, líder del partido opositor peruano Fuerza Popular - Sputnik Mundo, 1920, 14.04.2021
América Latina
Keiko Fujimori, entre la presidencia y la prisión
Keiko Fujimori representa la continuidad de ese modelo político, económico, institucional, así como sus mecanismos ilícitos de enriquecimiento. La candidata, por ejemplo, estuvo dos veces en prisión preventiva entre el 2018 y el 2020 acusada de lavado de activos en la causa Odebrecht.
Lo que se juega el domingo 6 es entonces grande. Es, por un lado, la posibilidad de regreso del fujimorismo a la presidencia a través de Keiko, quien reivindica el modelo de su padre y niega sus crímenes, o la posibilidad de victoria de un dirigente sindical que propone, entre otras cosas, cambiar la Constitución de 1993 y, en consecuencia, intentar construir otro modelo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала