Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Al contado - Sputnik Mundo
Al contado
Humor, creatividad y sencillez. Tres ingredientes, que sustentados en el rigor del análisis de destacados expertos internacionales, son la clave para acercarte al complejo mundo de la economía y las finanzas. Javier Benítez presenta el programa. 15 minutos, todos los jueves.

EEUU y la UE se enfrentan a sus demonios

EEUU y la UE se enfrentan a sus demonios
Síguenos en
EEUU y la Unión Europea se enfrentan a sus demonios. Por un lado, la Reserva Federal de EEUU no parece temblar en público por el 4,2% de aumento del IPC en el mes de abril y avisa que su objetivo de inflación del 2% es una meta promedio, por lo que no vislumbra tomar medidas. De momento.

Lombriz corporativa

No obstante, los bancos centrales tendrán que estar alertas. Y es que hace 30 años ya lo advertía el magnate de la inversión Warren Buffett: "la inflación actúa como una gigantesca lombriz corporativa", lo que puede poner en riesgo cualquier intento de resurgimiento de la economía si crece demasiado.
"La pregunta crucial es si los programas monetarios y fiscales de estímulo, en algún momento puede llegar a pegar fuerte en la presión inflacionaria, y por lo tanto en niveles de inflación no deseados por los países desarrollados", advierte al respecto el economista Luis Palma Cané.

Empresas zombis

En tanto, El Banco Central Europeo [BCE] ya lo admite sin ambages: sus ingentes estímulos tienen efectos secundarios sobre la economía. Uno de ellos es provocar una mayor densidad de compañías conocidas como zombis, según uno de los estudios adjuntos en el Informe de Estabilidad Financiera de la entidad.
Las empresas zombis son aquellas cuyo modelo ya no es rentable y sólo mantienen su actividad apoyada en el crédito barato. En unas circunstancias normales, tendrían que someterse a procesos de insolvencia, pero gracias a los estímulos fiscales y monetarios han logrado aferrarse a la vida. El BCE afirma que antes de la pandemia, el porcentaje de empresas zombis se situaba en el 4%. Tras la pandemia, ese porcentaje podría trepar hasta un 8%, en lo que se considera un muerto viviente en términos corporativos.
"No es menos cierto también que esa baja de tipos de interés [en los créditos] ha permitido que las empresas sanas, pudieran seguir siendo sanas y no haber caído todas en un maremágnum de, en vez del 8% de zombis, 50% de zombis que es lo que hubiera pasado", avisa Palma Cané.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала