Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Descubren una nueva clase de biomoléculas con una función desconocida hasta el momento

© Foto : Pixabay/ColiN00BUna molécula (imagen referencial)
Una molécula (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 23.05.2021
Síguenos en
Los organismos de los seres vivos son sistemas complejos y fascinantes compuestos de varias clases de moléculas. A pesar de los esfuerzos en estudiar cada una de estas moléculas, todavía la naturaleza puede sorprendernos. Ahora, un reciente estudio descubrió un nuevo grupo que podría dar respuesta a los problemas de ciertos sistemas inmunológicos.
Se trata de los glicoARN, un nuevo grupo cuyas funciones siguen siendo un misterio.
Investigadores estadounidenses, dirigidos por el bioquímico Ryan Flynn del Boston Children's Hospital, hallaron este nuevo tipo de biomoléculas tras descubrir que los glucanos, cadenas de moléculas de azúcar que pueden adherirse a las grasas y proteínas, también podían unirse a ARN no codificantes.
"Este es un descubrimiento sorprendente de una clase completamente nueva de biomoléculas. Es realmente una bomba porque el descubrimiento sugiere que hay vías biomoleculares en la célula que son completamente desconocidas para nosotros", señaló la bioquímica de Stanford Carolyn Bertozzi.
Si bien las funciones de los glicoARN, como han sido bautizados, siguen siendo un misterio, se espera que su descubrimiento dé lugar pronto a muchas más respuestas, posiblemente sobre el sistema inmunológico.
El ADN, imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 06.08.2020
Ciencia
La extinción del cromosoma Y es un mito, según una hipótesis compleja
Los glicanos son cadenas de moléculas de azúcar que pueden adherirse a las grasas y proteínas, modificándolas y creando nuevas moléculas, glucoproteínas y glucolípidos. Este proceso de adhesión es conocido como glicosilación. Están involucrados en muchos procesos fundamentales de la biología, desde el desarrollo de embriones hasta el reconocimiento de patógenos.
Sin embargo, hasta hace poco se pensaba que no interactuaba de esta manera con el ARN.
Su descubrimiento fue toda una sorpresa porque anteriormente se pensaba que el ARN funcionaba solo dentro de las células, dentro de su núcleo y líquido, mientras que los glucanos generalmente están separados de ellos por membranas en los pequeños orgánulos de una célula o en la superficie de la célula.
"El ARN y los glucanos viven en dos mundos separados, de acuerdo con los libros de texto", señaló Bertozzi.
Para poder entender si realmente estas dos moléculas se unen para formar otra nueva, marcaron las moléculas con ácido siálico en células de laboratorio y extrajeron ARN. Efectivamente, parte del ARN purificado tenía una capa de azúcar marcada con ácido siálico.
Una muchacha utiliza un microscopio (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2020
Ciencia
Descubren en Rusia unas biomoléculas capaces de suprimir el coronavirus
El equipo encontró el glicoARN dentro de cada célula que revisaron, en especies humanas, de ratón, hámster y pez cebra, separadas por cientos de millones de años de evolución. Esto sugiere que estas moléculas pueden tener algún tipo de función biológica importante que se ha preservado a lo largo de la vida en la Tierra.
Al comparar los trozos de ARN de glicoARN con las bases de datos de ARN, Flynn y sus colegas también descubrieron que algunas de esas moléculas coinciden con ARN vinculados a enfermedades, es por esto que su estudio podría ayudar a responder las preguntas relacionadas con sistemas inmunológicos deficientes.
"Algunos de los ARN modificados por glicanos para formar glicoARN tienen una sórdida historia de asociación con enfermedades autoinmunes", explicó Bertozzi.
Anteriormente se pensaba que estos fragmentos de ARN eran en su mayoría inaccesibles para nuestro sistema inmunológico porque estaban escondidos de manera segura dentro de nuestras células y solo se liberaban a través de la muerte celular.
"Descubrimos que los glicoARN se encuentran en la superficie celular, al igual que las proteínas y los lípidos. Esto es emocionante porque significa que los glicoARN pueden participar directamente en la comunicación de célula a célula", explicó Flynn.
Esta investigación fue publicada en Cell.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала