Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Exministro de Salud de Brasil afirma que las condiciones de Pfizer eran "asustadoras"

© REUTERS / Marko DjuricaVacunación con el fármaco de Pfizer
Vacunación con el fármaco de Pfizer - Sputnik Mundo, 1920, 19.05.2021
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El exministro de Salud de Brasil Eduardo Pazuello explicó el retraso en la compra de vacunas contra el COVID-19 de Pfizer en parte porque las cláusulas del contrato eran "asustadoras", según dijo en la comisión del Senado que investiga la gestión realizada por el Gobierno de la pandemia.
El exministro explicó que la propuesta para que el Ministerio de Salud comprara 70 millones de dosis de la vacuna llegó acompañada de "cinco cláusulas que eran asustadoras, en ese momento".
Pazuello citó que Pfizer quería librarse de cualquier responsabilidad ante posibles efectos colaterales de la vacuna, que cualquier problema se resolviera en la Justicia de Nueva York, que no hubiera multas en caso de atrasos en la entrega y que el contrato estuviera firmado por el presidente de la República.
Durante su comparecencia en la comisión del Senado la semana pasada, el presidente de Pfizer en Latinoamérica, Carlos Murillo, afirmó que las condiciones de compra eran iguales en todos los países, y que el Gobierno ignoró repetidas ofertas para comprar vacunas realizadas desde mediados del año pasado.
Pazuello negó haber ignorado los contactos del laboratorio y argumentó su ausencia en las negociaciones: "No puedo negociar con la empresa, quien negocia es el nivel administrativo, un ministro no puede recibir a empresas", afirmó.
Un hombre camina frente a un logo del laboratorio de Pfizer frente a la sede del laboratorio en Nueva York - Sputnik Mundo, 1920, 13.05.2021
América Latina
Pfizer ofreció en 3 ocasiones vacunas a Brasil en 2020
El exministro también dejó entrever que la vacuna de Pfizer nunca fue prioritaria porque la empresa no estaba dispuesta a la transferencia de tecnología para que el inmunizante pudiera fabricarse en Brasil, por las exigencias de refrigeración especiales, por el precio, mayor que el de otras vacunas, y por las pocas dosis ofertadas.
Pazuello confirmó la versión de la empresa, que contemplaba entregar 70 millones de dosis en total:
1,5 millones de vacunas antes de que acabara 2020,
18 millones en el primer semestre de 2021,
el resto en el segundo semestre.
Para el exministro, el grueso de las vacunas iba a tardar mucho en llegar, y en ese momento se estaban negociando 200 millones de dosis con el laboratorio AstraZeneca, lo que hacía esa oferta más atractiva.
El Gobierno brasileño pasó la mitad del año pasando negociando con Pfizer, pero finalmente el contrato de compra sólo se firmó en marzo de este año, y las primeras dosis empezaron a llegar a finales de abril.
Finalmente, con ese contrato y otro que se firmó la semana pasada, Brasil recibirá a lo largo de este año 200 millones de vacunas de Pfizer, pero en lugar de abril podrían haber empezado a llegar en diciembre.
TELESCOPIO - Sputnik Mundo, 1920, 17.11.2020
Radio
"La vacuna de Pfizer está diseñada exclusivamente para países de altos ingresos"
La tardanza del Ejecutivo en comprar vacunas contra el COVID-19 es uno de los puntos centrales de la comisión del Senado que investiga los posibles delitos, por omisión o negligencia, durante la gestión de la crisis sanitaria.

La compra de las vacunas chinas

Además, el exministro de Salud de Brasil negó que el presidente Jair Bolsonaro le obligara a dar marcha atrás en la firma de un contrato de compra de vacunas contra el COVID-19 desarrolladas por el laboratorio chino Sinovac.
Durante su comparecencia en la comisión del Senado que investiga los posibles delitos cometidos por el Gobierno en la gestión de la pandemia, Pazuello aseguró que Bolsonaro "nunca mandó deshacer ningún contrato" con el Instituto Butantan.
Este organismo, dependiente del Gobierno de Sao Paulo (sureste), ya había llegado a un acuerdo con Sinovac a mediados del año pasado para importar y fabricar las vacunas en Brasil, e intentaba firmar un acuerdo con el Ministerio de Salud, pero se encontró con resistencias en el Gobierno de Bolsonaro.
Brasil paga muy caro la negación de Bolsonaro hacia la pandemia - Sputnik Mundo, 1920, 20.02.2021
GPS Internacional
"Brasil paga muy caro la negación de Bolsonaro hacia la pandemia"
En un comentario en las redes sociales, Bolsonaro llegó a decir que "jamás" compraría vacunas de China, después de poner en duda en repetidas ocasiones la seguridad y eficacia de estos inmunizantes debido a su país de origen.
Cuando Bolsonaro dijo que el Gobierno "jamás" compraría vacunas chinas Pazuello interrumpió las negociaciones para la firma del contrato, pero en su versión de los hechos el exministro aseguró que no recibió ninguna orden directa del presidente.
"Nunca hubo ninguna orden, fue apenas la posición del agente político en Internet (…) un post en Internet no es una orden", afirmó el exministro, intentando exculpar a Bolsonaro del retraso en la firma del contrato con el Butantan, que al final se acabó formalizando, pero tiempo después.
Durante el interrogatorio en el Senado, el exministro también eximió de responsabilidades a Bolsonaro en otras ocasiones, diciendo que él tenía total autonomía en el ministerio y que nunca recibió directrices del presidente sobre cómo debía actuar.
El exministro también fue preguntado por la forma en que Brasil se sumó al consorcio COVAX Facility (impulsado por la Organización Mundial de la Salud para facilitar la llegada de vacunas contra el COVID-19 a países pobre y en vías de desarrollo).
Brasil optó por acceder al 10% de vacunas disponibles, y no al 50%, aunque podría haberlo hecho; el exministro lo justificó porque en un principio la negociación era "muy nebulosa".
"Opté por el 10% porque no había firmeza, estabilidad en el proceso para apostar tantos recursos", justificó.
Pazuello, un general del Ejército sin experiencia médica, fue el ministro de Salud que ocupó el cargo durante más tiempo durante la pandemia, entre mayo de 2020 y marzo de este año.
Se caracterizó por su alineación con las ideas del presidente Bolsonaro, y su gestión estuvo marcada por varias polémicas, como la demora en comprar vacunas contra el COVID-19.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала