Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La Conmebol, el nuevo enemigo de las protestas en Colombia

© AFP 2021 / Norberto Duarte The South American Football Confederation (Conmebol) headquarters on May 28, 2015 in Luque, Paraguay.
The South American Football Confederation (Conmebol) headquarters on May 28, 2015 in Luque, Paraguay.  - Sputnik Mundo, 1920, 13.05.2021
Síguenos en
Mientras los colombianos siguen protestando en las calles, la Confederación Sudamericana de Fútbol se muestra empeñada en seguir jugando al fútbol. Los últimos encuentros de la Copa Libertadores se disputaron entre incidentes, pero la Conmebol no quiere dejar de lado las inversiones hechas en Colombia.
Faltaban minutos para el inicio del partido entre el equipo colombiano Junior y el argentino River Plate por la Copa Libertadores cuando los integrantes de la delegación argentina debieron dejar el calentamiento en el campo de juego para resguardarse en los vestuarios. Según reportaron los medios presentes en el estadio Romelio Martínez de Barranquilla, los gases lacrimógenos lanzados por la Policía contra manifestantes se empezaban a colar en el campo de juego y afectaron a los deportistas.
Balones de fútbol comestibles (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
América Latina
La República Conmebol lleva al pie una pelota de cristal
La imagen del exitoso entrenador argentino Marcelo Gallardo abandonando el campo con los ojos llorosos pronto recorrió medios y redes sociales de todo el continente. El partido corría riesgo de suspenderse desde horas antes, cuando se supo que manifestantes se congregarían en los alrededores del estadio para impedir que se jugara bajo la consigna "sin justicia no hay fútbol".
Las autoridades colombianas buscaron evitar la suspensión y enviaron al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) a disipar las manifestaciones. La represión se escuchó desde el estadio, incluso mientras se disputaba el encuentro que, de forma anecdótica, ambos equipos igualaron en un gol.
"Uno no se puede abstraer de lo que está pasando. Sabíamos que íbamos a venir a jugar intentando que nos den las garantías necesarias porque no es normal venir a jugar un partido de fútbol en una situación inestable como la que está viviendo el pueblo colombiano", aseveró Gallardo en conferencia de prensa luego del encuentro.
El entrenador argentino hizo énfasis en que el partido de fútbol se disputó "en situaciones muy incómodas, con humo de gases lacrimógenos durante varios momentos, escuchando estruendos y estallidos".
"No podemos mirar para otro lado", sintetizó Gallardo.
A un millar de kilómetros de Barranquilla, en la ciudad de Pereira, capital del departamento de Risaralda (centro), ocurrió una situación similar. Otra cita por la Copa Libertadores enfrentaba a los colombianos de Atlético Nacional de Medellín con Nacional de Uruguay. Antes del encuentro, un grupo denominado Barristas Pereiranos difundió un comunicado en el que se condenaba "enérgicamente" la realización del partido en medio de las protestas desatadas en Colombia contra el Gobierno de Iván Duque.
"El fútbol, el deporte más popular, vistoso y con más seguidores en el mundo no puede servir para desviar o silenciar la atención del planeta entero sobre la situación que vive actualmente el pueblo colombiano", expresó la agrupación.
El comunicado finalizaba con la afirmación de que en Colombia "si no hay pan, tampoco habrá circo".
Con la intención de evitar que el partido se dispute, algunos manifestantes se acercaron al hotel en el que se hospedó el equipo uruguayo. Fueron algunas decenas de personas que se desviaron del trayecto original de la movilización de ese día, convocada en el viaducto César Gaviria en homenaje a Lucas Villa, un joven asesinado de ocho disparos por la Policía durante una manifestación en Pereira.
Preocupado por la integridad física de sus futbolistas, el Nacional uruguayo evaluó no presentarse al partido, pero la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) presionó al club para presentarse bajo la amenaza de que no disputar el encuentro le valdría una suspensión internacional por cinco años.
"Yo sentí que para muchos integrantes de la Conmebol la pelota es más importante que la vida", dijo el presidente de Nacional, José Decurnex, en declaraciones a la emisora uruguaya Sport 890.

Duque y la Conmebol, aferrados a la Copa América

La Conmebol, por su parte, evitó expedirse de forma pública y en la noche del 12 de mayo solo se limitó a ratificar que los partidos en Barranquilla y Pereira se jugarían. La única comunicación oficial fue la postergación de una hora en el encuentro entre Atlético Nacional y Nacional de Uruguay debido a las dificultades del equipo uruguayo para llegar al estadio Hernán Ramírez Villegas de Pereira.
Una pelota de fútbol - Sputnik Mundo, 1920, 13.05.2021
América Latina
Montevideo recibirá las finales de las copas Libertadores y Sudamericana 2021
Por el contrario, el organismo se mantiene firme en su decisión de seguir jugando al fútbol en Colombia y parece reacio a rever la realización de la Copa América, que tendrá la mitad de sus partidos en el país afectado por las protestas. A pesar del clima, el presidente colombiano Iván Duque había afirmado el 5 de mayo que "sería absurdo no hacer la Copa".
En sintonía con Duque, la Conmebol parece seguir aferrada a Colombia como plaza para disputar el mayor torneo continental de selecciones. El 7 de mayo, el secretario general adjunto de la Conmebol, el argentino Gonzalo Belloso, explicó al diario Clarín que el organismo había trasladado a Paraguay los partidos que se disputaron por Copa Libertadores y Copa Sudamericana en Colombia durante la primera semana de mayo "por cuestiones de garantías y para no complicar las cosas".
Según el jerarca, "en el caso de haber tenido problemas en estos partidos ya directamente se haría muy difícil jugar ahí la Copa América porque sería una mancha muy fuerte y un gran riesgo".
Un manifestante encapuchado y con la bandera de Colombia durante una protesta en Bogotá - Sputnik Mundo, 1920, 11.05.2021
América Latina
S.O.S, 'Duque chao', fútbol y el simbolismo de las protestas en Colombia en 5 íconos
Ese razonamiento pareció haber cambiado a la semana siguiente, cuando el organismo decidió mantener las sedes colombianas de los partidos de Junior- River y Atlético Nacional-Nacional.
Belloso también defendió la necesidad de concretar el torneo en Colombia en función de las apuestas que el organismo sudamericano ya hizo. "Hace más de un año venimos invirtiendo y trabajando, con las sedes listas, con obras y mejoras hechas y sería muy desafortunado tener que hacer algún cambio. Esperamos tener paz en Colombia a través del diálogo", apuntó.
Al tiempo que la Conmebol mantiene a Colombia como una de las sedes de la Copa América, el reclamo por la suspensión del torneo comienza a colarse en los reclamos de los manifestantes, que entienden que el país no está en condiciones sociales de albergar el torneo.

Colombia y la Copa América 2001: ¿qué pasó?

La Conmebol y el Gobierno colombiano tienen un antecedente a favor de mantener el torneo en tierras colombianas. En 2001, Colombia organizó la edición número 40 de la Copa América a pesar de que el conflicto con las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pusieron en riesgo el evento. Las FARC llevaron adelante atentados con víctimas fatales en Bogotá, Cali y Medellín en los meses previos al comienzo del campeonato e incluso secuestraron al vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Hernán Mejía Campuzano, quince días antes del puntapié inicial.
Mejía Campuzano estuvo tres días secuestrado. Durante ese tiempo, dirigentes de todo el continente presionaron a la Conmebol para suspender el torneo pero el Gobierno colombiano, encabezado por Andrés Pastrana (1998-2002) insistió en que quitarle la Copa América a los colombianos sería "el peor de los atentados".
The headquarters of South America's soccer confederation, CONMEBOL, is seen in Luque on the outskirts of Asuncion - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
América Latina
Paraguay inicia la campaña de inmunización en el fútbol profesional con vacunas de Conmebol | Fotos
Cuando el cambio de sede parecía un hecho, Mejía Campuzano fue liberado y él mismo pidió que no se sacara el campeonato de Colombia. La Conmebol atendió el pedido y accedió a jugar en Colombia. Sin embargo, Brasil —que se había postulado como sede alternativa— y Argentina no quedaron conformes: mientras los brasileños enviaron un equipo alternativo, los argentinos decidieron directamente no jugar el torneo.
El campeonato se terminó llevando a cabo entre el 11 y el 29 de julio de 2001. Con varias selecciones con equipos alternativos, el combinado local resultó ser la sensación del torneo, quedándose con su primer trofeo.
Sputnik en Facebook - Sputnik Mundo
Sputnik en Facebook

Síguenos en nuestra cuenta de Facebook @sputnik.mundo. Entrevistas exclusivas, reportajes especiales, contenido audiovisual de primera mano... Todo lo que necesitas para estar al tanto de lo que pasa en el mundo. ¡Únete a la comunidad!

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала