Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Sevilla recupera los oasis persas para hacer frente al calor extremo y al cambio climático

© Foto : Cortesía de EmasesaProyección de Cartuja Qanat
Proyección de Cartuja Qanat - Sputnik Mundo, 1920, 12.05.2021
Síguenos en
La máxima innovación urbana reclama lo ancestral. Las canalizaciones persas de miles de años son la base para una revolución urbana. El oasis contra el calor y la plaza como integrador social sustentan la regeneración urbana con la que Sevilla aspira a reducir 10 grados de temperatura media y ser referente mundial ante el cambio climático.
Cartuja Qanat está atrayendo muchas miradas y eso que las obras no arrancan hasta primeros de junio. El proyecto cuenta con el aval europeo de las Urban Innovative Actions (UIA) que subvencionan el 80% del coste. Las UIA posibilitan apoyar proyectos piloto demasiado arriesgados para ser afrontados por una sola ciudad, pero para recibir el apoyo europeo deben ser, en esencia, audaces e innovadores.
"Para nosotros fue una sorpresa contar con los 4 millones de la Comisión Europea, competíamos con capitales globales", relata a Sputnik el consejero delegado de Emasesa Jaime Palop. Cartuja Qanat integra al sector público y privado.
Emasesa, la empresa pública de aguas de Sevilla y entorno, será la ejecutora de una obra que cuenta con el sello del Ayuntamiento, la Universidad de Sevilla, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y empresas como la Fundación Innovarcilla, entre otras instituciones.
© Foto : Cortesía de EmasesaPlano general de Cartuja Qanat
Plano general de Cartuja Qanat - Sputnik Mundo
1/2
Plano general de Cartuja Qanat
© Foto : Cortesía de EmasesaPlano general del anfiteatro de Cartuja Qanat
Plano general del anfiteatro de Cartuja Qanat - Sputnik Mundo
2/2
Plano general del anfiteatro de Cartuja Qanat
1/2
Plano general de Cartuja Qanat
2/2
Plano general del anfiteatro de Cartuja Qanat
El objetivo de Cartuja Qanat es reducir con medios naturales y sin consumo energético unos 10º de media la temperatura. El proyecto tendrá lugar en una zona heredada de la Expo 92, "la avenida actualmente es inhóspita por el calor muchos meses y desapacible en invierno. Hacemos frente a las olas de calor y al efecto isla de calor que tanto padecemos. Somos una cultura de estar y disfrutar la calle, de vida exterior, y esa manera de vivir y convivir está amenazada por el cambio climático".

Un oasis de vegetación, diseño urbano y la cerámica de toda la vida

Pasear por la Isla de la Cartuja en verano es atravesar un desierto. No hay personas, solo pasajeros en coche enganchados a su aire acondicionado y renegando del calor. ¿Cómo conseguir reducir la temperatura sin aire acondicionado, sin consumo ni huella de carbono y aislarse del efecto isla de calor que generan las ciudades?
"Nosotros somos la empresa del agua, nos pasamos la vida abriendo zanjas, sabemos que el subsuelo tiene un efecto de nivelador térmico y queríamos explotarlo", apunta Palop, sobre el efecto de enfriar el aire en verano y calentarlo en invierno.
El Qanat es el sistema ideado por los persas para canalizar agua del subsuelo, el aire fluirá por esta canalización para hacer más confortable la actual Isla de la Cartuja y el agua se canalizará para crear suelos radiantes y muros aislantes.
Además del uso del agua y el subsuelo, la vegetación y los materiales de construcción son las otras armas para paliar las temperaturas extremas. La radiación solar es aplacada con más sombra vegetal, de la que no se sobrecalienta. Los materiales son la parte más innovadora con la Fundación Innovarcilla, "nos permite hacer un trasvase térmico, el efecto botijo, pero en espacios urbanos amplios. Es tecnología para vivir la calle".
El nuevo barrio tendrá un anfiteatro, una plaza y un zoco semisubterráneo de 750 metros. Los materiales envolventes están diseñados para que se mantengan por debajo de la temperatura corporal. Esto posibilita un aire más fresco y que, a pesar de los rigores del cambio climático, los andaluces sigan haciendo vida en la calle. Pura tradición ancestral para hacer frente al cambio climático.
© Foto : Cortesía de EmasesaZoco semisubterráneo (exterior) de Cartuja Qanat
Zoco semisubterráneo (exterior) de Cartuja Qanat - Sputnik Mundo
1/3
Zoco semisubterráneo (exterior) de Cartuja Qanat
© Foto : Cortesía de EmasesaZoco semisubterráneo (interior) de Cartuja Qanat
Zoco semisubterráneo (interior) de Cartuja Qanat - Sputnik Mundo
2/3
Zoco semisubterráneo (interior) de Cartuja Qanat
© Cortesía de EmasesaZoco semisubterráneo (interior) con esquema de climatización
Zoco semisubterráneo (interior) con esquema de climatización - Sputnik Mundo
3/3
Zoco semisubterráneo (interior) con esquema de climatización
1/3
Zoco semisubterráneo (exterior) de Cartuja Qanat
2/3
Zoco semisubterráneo (interior) de Cartuja Qanat
3/3
Zoco semisubterráneo (interior) con esquema de climatización

Un nuevo modelo de ciudad

"La prioridad, saliéndonos del contexto COVID, es luchar contra el cambio climático y adaptarnos a él. El cambio climático provocado por los hombres y por este modelo de vida y consumo tan ciego es la mayor amenaza para la humanidad. Las ciudades somos la primera línea de combate", reflexiona Palop.
Sevilla, como las otras capitales andaluzas y del Valle del Guadalquivir, está muy expuesta al cambio climático. Temperaturas muy elevadas, sequías recurrentes, alta insolación, etc. Además de una larga tradición de inundaciones, por estar a solo diez metros sobre el nivel del mar, todo ello convierte a la capital andaluza en un banco de pruebas para responder al futuro climático.
Según el Observatorio de la Sostenibilidad, desde 1960 las ciudades españolas protagonizan un aumento de más de 1º de temperatura media en las grandes urbes. Otros análisis a nivel global advierten que en 2050, el clima de Madrid será como el de Marrakech, Londres será como Barcelona o Moscú como Sofía. "Este panorama afecta a culturas tan callejeras como la nuestra, por eso este proyecto no es solo una obra para un espacio que mejorará, sino que es una experiencia replicable para otros barrios y ciudades".
Palop comparte un nuevo modelo de ciudad basado en peatonalizaciones, sombras verdes y el sistema de canalización que actúen como amortiguador térmico en torno a los hábitos vecinales. El propio alcalde, el socialista Juan Espadas, presumía en el acto de presentación del proyecto que "Sevilla quiere ser referencia internacional en materia de lucha contra el cambio climático y en transformación urbana hacia un nuevo modelo de ciudad".
Energía verde (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 25.03.2021
España
El País Vasco quiere alimentar su industria con energía verde
No son pocas las ciudades y Ayuntamientos que están tirando de medidas audaces para convivir con el cambio climático. En Nueva York, por ejemplo, han regenerado arrecifes de ostras para protegerse con rompeolas naturales, Singapur fomenta los tejados verdes y reverdecen su tejido urbano como ciudad esponja para la retención de aguas, Liubliana o Nairobi han remunicipalizado los bosques como entornos educativos para los niños y espacios más seguros en el entorno urbano.

¿Inteligencia artificial y big data persa?

Cartuja Qanat y proyectos gemelos como el que Sevilla prepara en el barrio de la Macarena proponen un modelo de interacción social basado en la convivencia vecinal. Es la innovación de banquito de parque bajo la sombra de un árbol. ¿No supone este nuevo modelo de ciudad una negación de la tecnología del dato y las pantallas?
"Para nada, una cosa es valernos de elementos atemporales que instrumentalizamos, pero la tecnología es un aliado indispensable", argumenta Palop, que señala el papel protagonista del big data y el desarrollo digital para ofrecer un servicio más eficiente.
"En el contexto de cambio climático, la eficiencia en los servicios públicos es algo más que un deber, la eficiencia es un derecho ciudadano porque no hay recursos infinitos".
Emasesa, que gestiona todo el ciclo de agua para más de un millón de habitantes ha pasado de una media de consumo de 180 litros/día por habitante en los 90 a los actuales 119, "precisamente por las sequías y por ser un bien escaso tenemos una de las culturas del agua más desarrolladas de Europa, pero para seguir mejorando necesitamos la máxima innovación y tecnología". Aunque como demuestra el nuevo proyecto, innovación y tecnología sea algo tan sencillo como agua cerca y la sombra de una parra.
Parque eólico - Sputnik Mundo, 1920, 22.12.2020
España
Objetivos europeos de transición ecológica: España, mejor que Francia y casi igual que Alemania
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала