Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

España sigue de resaca tras las fiestas por el fin del estado de alarma

© REUTERS / Nacho DoceUna fiesta por el fin del estado de alarma en Barcelona
Una fiesta por el fin del estado de alarma en Barcelona - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2021
Síguenos en
MADRID (Sputnik) — España ya no está bajo estado de alarma. A las 00.00 horas del 9 de mayo las restricciones excepcionales contra el coronavirus —como el toque de queda o los cierres perimetrales— decayeron a nivel nacional, convirtiendo a decenas de ciudades del país en el escenario de multitudinarias fiestas callejeras.
Calles, plazas y parques fueron testigos de aglomeraciones en las que las medidas de seguridad contra el coronavirus brillaban por su ausencia mientras que, como si de fin de año se tratase, masas ebrias contaban los segundos para la llegada de la medianoche, que trajo consigo el fin del toque de queda.
En Madrid el epicentro de las concentraciones fue la Puerta del Sol, precisamente el lugar que cada año acoge las celebraciones de nochevieja. En esta ocasión no hubo campanadas ni uvas, pero centenares de personas salieron a la plaza a festejar, favorecidas por el hecho de que Madrid es una de las regiones donde ya no hay límites a las reuniones grupales en la calle.
© REUTERS / Susana VeraConcentraciones en la Puerta del Sol de Madrid
Concentraciones en la Puerta del Sol de Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2021
Concentraciones en la Puerta del Sol de Madrid
Pese a ello, la Policía Municipal de Madrid realizó más de 450 intervenciones para disolver aglomeraciones. En Barcelona, donde solo se permiten reuniones de hasta seis personas en la calle, alrededor de 6.500 ciudadanos fueron desalojados de la vía pública el 8 de mayo.
Esas escenas se repitieron en Sevilla, Salamanca, Zaragoza, Valladolid o incluso Palma de Mallorca, donde 16 personas fueron detenidas por salir a la calle a protestar contra la decisión del Gobierno de Baleares de mantener el toque de queda en la región.
En esas concentraciones se corearon proclamas como "hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual", "se acabó el COVID" o incluso "libertad", el lema con que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (del conservador Partido Popular), arrasó en las elecciones regionales del 4 de mayo con un discurso basado en rechazar las restricciones anti-COVID.

¿Libertad o libertinaje?

Tras la fiesta llegó la resaca, y las autoridades políticas de Madrid se vieron obligadas a hacer equilibrios discursivos para condenar las reuniones masivas.
"La libertad no consiste en infringir las normas ni en hacer botellones (…) Cada uno debe ser consciente de que vive en sociedad, y a partir de ahí podremos hablar de libertad”, dijo el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, que además es el portavoz nacional del Partido Popular.
Más allá del reproche al ciudadano, las fiestas por el fin del estado de alarma se convirtieron en un nuevo elemento de confrontación entre el Gobierno de España que preside el socialista Pedro Sánchez y las regiones donde manda la oposición.
Madrid es un caso paradigmático de ello: la decisión del Gobierno de no prorrogar el estado de alarma hace que cada región sea la responsable de aprobar nuevas restricciones, algo para lo que necesita el aval de la justicia.
Sin embargo, Madrid optó por no limitar las reuniones en la calle o no decretar un nuevo toque de queda, lo que impidió a sus responsables políticos descargar la responsabilidad de las fiestas callejeras sobre Sánchez.
"Basta ya de transferir toda la responsabilidad a los demás; basta ya de transferir su inacción", dijo este 10 de mayo el alcalde de Madrid.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2021
España
¿Ha hecho bien el Gobierno de España en terminar con el estado de alarma?
Por su parte, la delegada del Gobierno central en Madrid, Mercedes González (PSOE), aseguró este 10 de mayo en una entrevista con Onda Cero que el Partido Popular es responsable de las fiestas en la calle por "repetir un mensaje de libertad falsa". En ese sentido, pidió al Gobierno regional "mantener un toque de queda para controlar la situación epidemiológica en Madrid".
Acto seguido, el consejero de Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López (Partido Popular), descartó la medida, alegando que no tiene sentido "encerrar a siete millones" de personas tras la fiesta de "unos centenares de jóvenes".
Mientras los dirigentes políticos se pasan la patata caliente, son los científicos quienes dan la voz de alerta por el peligro que suponen las fiestas multitudinarias —aunque sean de jóvenes—, en un momento en el que España sigue acumulando una incidencia de casi 200 contagios por cada 100.000 habitantes.
"Corremos el riesgo de una ola o un repunte en verano de población más joven", señaló Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS, en declaraciones a la cadena pública RTVE, desde donde recordó que la población de menos edad todavía no está vacunada, por lo que sigue siendo vital "no incurrir en agrupaciones" para evitar contagios.
Médicos atienden un paciente con coronavirus en el Hospital Universitario de Torrejón - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2021
España
Hablan los sanitarios de Madrid: "las reuniones como las que vimos son un suicidio"
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала