Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La ¿predicción? de Menem sobre vuelos suborbitales a los que apuesta China hoy

© Foto : Pixabay/ WikiImagesLanzamiento de una nave espacial
Lanzamiento de una nave espacial - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
Síguenos en
La noticia de que China apuesta fuerte a desarrollar los vuelos de punto a punto de la Tierra, pasando por el espacio, trajo a la memoria de los argentinos un plan semejante anunciado en 1996 por su expresidente Carlos Menem. Sin embargo, aquel excéntrico proyecto tenía intereses vinculados a EEUU detrás, más allá de un real avance científico.
La posibilidad de que China se sume a la carrera por realizar viajes suborbitales parece hacer mucho más real el sueño de unir ciudades opuestas del planeta como Nueva York y Pekín en menos de una hora, gracias a naves tripuladas que logren salir de la atmósfera terrestre para luego regresar en otro punto del globo.
De acuerdo a un artículo de Eric Berger para el sitio especializado en tecnología Ars Technica, la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento (CALT por sus siglas en inglés) dedicó la celebración del Día Nacional del Espacio en China a destacar el éxito de la misión Chang'e 5, que partió el 24 de noviembre de 2020 hacia la Luna y regresó a la Tierra el 16 de diciembre, con muestras de suelo lunar en su interior.
El cohete Long March 5B despega mientras una banda toca música - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
Internacional
España y Latinoamérica en alerta: puntos calientes donde podría impactar el cohete chino
Uno de los puntos clave de esa misión era realizar un reingreso seguro y controlado al planeta Tierra. Según el artículo de Berger, el éxito de la misión abre las puertas para que China se ilusione con hacer realidad vuelos suborbitales, que puedan superar los 100 kilómetros de altura y regresar a la superficie de forma segura.
Con su prototipo, la entidad China se suma a los esfuerzos iniciado años atrás por la empresa SpaceX, del multimillonario Elon Musk, que con su proyecto Starship apunta a realizar no solo vuelos tripulados a Marte y la Luna, sino también viajes "punto a punto" dentro de la Tierra que permitan hacer en minutos trayectos que en la actualidad insumen más de 20 horas.

¿Qué son los vuelos suborbitales?

La transportación suborbital puede considerarse como un punto intermedio entre los viajes espaciales y los vuelos tradicionales en avión. Precisamente, se trata de un tipo de vuelos que, si se desarrolla lo suficiente, podría trasladar pasajeros o carga de un punto a otro del planeta esquivando las largas distancias terrestres.
Lo que caracteriza a los vuelos suborbitales de los tradicionales es la altitud que alcanzan, ya que deben superar los 100 kilómetros de altura. Es lo que se conoce como Línea de Kármán, un límite acordado por los astrónomos del mundo para definir dónde termina la atmósfera y comienza el espacio exterior.
Monumento a Yuri Gagarin en la ciudad de Baikonur - Sputnik Mundo, 1920, 12.04.2021
América Latina
Astronauta mexicano afirma que Gagarin abrió paso a la mayor conquista humana
La gran diferencia entre uno lado y otro de la línea es que, más allá de los 100 kilómetros de altura, la densidad de la atmósfera es tan baja que las alas de un avión serían inútiles para mantenerse suspendido. Para viajar a esa altura, las naves deben ser más parecidas a lo que conocemos como transbordadores espaciales.
A pesar de asomarse al espacio exterior, este tipo de vuelos no son considerados viajes espaciales. De hecho, se denominan suborbitales porque no alcanzan a salir a la órbita de la Tierra, como sí hacen los satélites.
El secreto de los vuelos suborbitales es que, al descender, la nave adquiere una velocidad que le permite realizar viajes intercontinentales en pocos minutos.
La carrera por conseguir este hito puede sorprender al mundo pero para los latinoamericanos, y especialmente los argentinos, los anuncios tienen algo de conocido. Es que, aunque parezca insólito, un presidente latinoamericano explicó cómo funcionaría esta tecnología 25 años antes de estos intentos y hasta anunció que su país podría tener una plataforma de lanzamiento de vuelos suborbitales.
Carlos Menem, expresidente de Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 15.02.2021
América Latina
¿Por qué una ciudad argentina se negó a hacer duelo por Menem?
Se trata de Carlos Saúl Menem, el polémico presidente que lideró Argentina entre 1989 y 1999 y que es considerado un símbolo del neoliberalismo de la década de 1990. A pesar de que sus políticas son cuestionadas tres décadas después, los argentinos todavía mantienen en la memoria sorpresivos anuncios como el que Menem hizo el 5 de marzo de 1996 al visitar Tartagal, una pequeña ciudad de la provincia de Salta (norte) a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia.
El entonces presidente argentino viajaba entonces a participar de la inauguración del año escolar y, ante un auditorio compuesto por decenas de estudiantes, intentó ilustrar la necesidad de que los jóvenes se preparen para el mundo moderno.
"Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual, desde una plataforma que quizás se instale en la provincia de Córdoba (centro), esas naves espaciales, con todas las seguridades habidas y por haber, van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratósfera y desde ahí elegir el lugar al que quieran ir, de tal forma de que en una hora y media podemos estar, desde Argentina, en Japón, Corea o cualquier parte del mundo".
Carlos Menem, expresidente de Argentina - Sputnik Mundo
Carlos Menem
Expresidente de Argentina
Ante la atónita mirada de estudiantes, demás jerarcas y periodistas, el presidente también aseguró que ya había mantenido contactos por el tema con "una empresa multinacional" que ya operaba por entonces en Argentina y que buscaba asociarse con otras compañías en el país.
El anuncio de Menem jamás se cumplió pero el entusiasmo y la seguridad con la que lo hizo permitió que las palabras del presidente quedaran grabadas en la memoria de los argentinos y resurgen cada vez que las potencias del mundo avanzan en hacer realidad el sueño de los viajes suborbitales.

¿Engañaron a Menem con los viajes suborbitales?

Por más intrépido que pudiera ser Menem con sus anuncios, sus palabras en Tartagal estuvieron inspiradas en una reunión que poco tiempo atrás había tenido con representantes de la empresa multinacional de origen estadounidense Lockeed Martin, dedicada a la tecnología aeroespacial.
La anécdota, revelada en octubre de 2020 por el ingeniero aeroespacial argentino Pablo de León —que actualmente trabaja para la NASA— durante una entrevista con el programa radial Pogo de la emisora argentina Radio Con Vos, se remonta a la caída en desgracia de la Fábrica Militar de Aviones, una empresa estatal argentina dedicada al desarrollo de aviones durante las décadas de 1940 y 1950.
El destructor británico HMS Sheffield en 1982 - Sputnik Mundo, 1920, 04.05.2021
América Latina
El día en el que cazas argentinos hundieron al destructor británico en las Malvinas
De León recordó que la empresa comenzó a quedarse sin presupuesto hacia la década de 1980 y, en coincidencia con el retorno a la democracia en Argentina, consiguió asociarse con países como Egipto e Irak para llevar adelante el proyecto Cóndor, con el que Argentina buscaba desarrollar un potente misil balístico.
La idea de que un país sudamericano tuviera sus propios misiles y que contara con el apoyo de países de Oriente Medio inquietó sobremanera a Estados Unidos, recordó De León. El ingeniero apuntó que fue en ese contexto en que los representantes de Lockeed Martin se acercaron al Gobierno argentino —ya conducido por Menem— con la idea de intervenir en el proyecto.
El ingeniero argentino narró que enviados de la empresa estadounidense lograron entrevistarse con Menem en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, para proponerle hacerse cargo de la Fábrica Militar de Aviones y, así, solucionar sus problemas financieros. "En la reunión le llevan una maqueta de un avión espacial que la Lockeed Martin estaba planeando hacer para la NASA, una especie de transbordador espacial que era el X33 Venturestar", comentó.
El cosmonauta ruso Yuri Gagarin - Sputnik Mundo, 1920, 12.04.2021
América Latina
La Agencia espacial argentina: vuelo de Gagarin "marcó a fuego la historia de la humanidad"
Según De León, en el encuentro los estadounidenses lograron convencer a Menem de que este avión podría realizar los vuelos suborbitales y que varias de sus piezas se fabricarían en las instalaciones que la Fábrica Militar de Aviones tenían en Córdoba. Ante un Menem entusiasmado, también se animaron a prometer que, quizás, en el futuro los vuelos despegarían desde la misma ciudad de Córdoba.
"En realidad todo eso fue una idea para que Menem les diera la fábrica, que en pocos años pasó de ser un lugar de desarrollo de aviones avanzados a, en tres o cuatro años, a convertirse en un taller de mantenimiento de aviones. Se destruyó todo lo que había con desarrollo", lamentó el ingeniero aeroespacial.
De León concluyó que detrás de aquella incursión de la empresa estadounidense que logró deslumbrar al presidente argentino "hubo una intención clara de vaciamiento completo de las capacidades de desarrollo y diseño" que hasta entonces tenía la fábrica y que hacían de Argentina un país relevante en la industria aeroespacial.
Sputnik en Twitter - Sputnik Mundo
Sputnik en Twitter

Síguenos en nuestra cuenta de Twitter @SputnikMundo para estar al tanto de todas las tendencias mundiales y de las noticias de última hora y tener rápido acceso a contenido exclusivo e información veraz a golpe de tuit. ¡Te esperamos!

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала