Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Vino y singani bolivianos, "todo un descubrimiento" para el mercado ruso

© Sputnik / Alexandr Polegenko / Abrir banco de fotosConsumo de vino (imagen referencial)
Consumo de vino (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
Síguenos en
TARIJA, BOLIVIA (Sputnik) — A 13.000 kilómetros de Moscú, en un casi desconocido valle de los Andes de Bolivia, Rusia ha encontrado unos proveedores de vinos y destilados de uva de calidad tan alta como impensada.
"Es todo un descubrimiento, pocos que no sean bolivianos se imaginan que aquí se puede producir algo que, además de exótico por la distancia, es de excelente calidad", dijo Mijaíl Ledeniov, embajador ruso en Bolivia, sobre la industria de vinos y destilados de uva de Tarija, pintoresco valle del sur del país sudmericano.
El diplomático visitó esta semana viñedos y bodegas en los que encontró, según dijo, no solo potencial sino una realidad de producción que muy probablemente va a abrirse un espacio destacado en el mercado de Rusia, en especial en segmentos de consumidores de bebidas de alta gama.
Viñas cultivadas a 2.000 metros sobre el nivel del mar, en tierras bañadas con abundante sol, de clima más templado que cálido, se han convertido en el centro de la actividad agroindustrial más importante de Tarija, región fronteriza con Argentina con la cual ha desarrollado una proximidad mucho más que geográfica.
"Para mí y seguramente para muchos rusos, este lugar es como de otro planeta, sorprendente porque en materia vitivinicola tiene una producción de primera, que puede competir con los mejores en cualquier lugar del mundo, aunque aquí todavía todo es relativamente pequeño", comentó Ledenév.
Vino (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 12.08.2019
América Latina
Experta en vinos: altura e historia se fusionan en prometedora industria boliviana de vinos

Naciente

El apego del sur boliviano con la industria de la uva se remonta al siglo XVI, cuando el cultivo fue introducido por colonizadores españoles que fundaron Tarija, nombre del actual departamento y de su ciudad capital, que se ha distinguido en los siglos siguientes como tierra alegre de canto, baile y vino. "Capital de la sonrisa" es como su segundo nombre.
La producción de uva y derivados fue casi exclusivamente artesanal hasta que en la década de 1920 surgieron los primeros intentos de industrialización, según explicaron al diplomático varios expertos que lo acompañaron en una visita privada al campo y plantas industriales.
Pero solo hace poco más de medio siglo, en la década de 1960, comenzaron a desarrollarse las industrias que ahora lideran el sector y apuestan a los mercados externos.
La industria vitivinícola de Tarija es todavía muy pequeña, "minúscula" en palabra de Gerardo Aguirre, jefe de exportaciones de la bodega Aranjuez.
Con apenas unas 3.500 hectáreas en producción, los viñedos de Tarija son poco más de la centésima parte de los cultivos de Argentina, indicó.
"Esto puede ser una ventaja, porque de aquí sale un producto con carcterísticas únicas, con una marca de exclusividad reconocida, un producto que privilegia la calidad sobre la cantidad", apuntó Ledenév.
Aguirre dijo que la creciente demanda ha superado ya a la capacidad de ampliación de la producción, que en el caso de Aranjuez es de unos cuatro millones de litros al año.

Singani y tannat

A 2.000 metros de altitud, los viñedos tarijeños tienen acceso a aguas de cordillera y una exposición a rayos ultravioletas que difícilmente se podrían encontrar en otros lugares.
La uva Moscatel de Alejandría es la más cultivada en Bolivia, donde según coinciden expertos ha ganado intensidad de sabor a lo largo de siglos de producción adaptada a las condiciones locales.
La bodega Aranjuez, Tarija (sur),  Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
América Latina
La nueva joya de la agroindustria boliviana se llama Tannat
Con esa uva Bolivia produce el singani, un destilado transparente de vino que se procesa de forma similar al coñac francés, salvo el reposo final en tanques de acero inoxidable que se utiliza en las industrias tarijeñas.
"El cultivo de uvas no es secreto, el proceso de fabricación se puede hacer en cualquier parte, la tecnología se puede adquirir, entonces ¿cuál es el secreto del singani?", se preguntó el experto argentino Jorge Furio, gerente de producción de Casa Real, el mayor proyector mundial de singani.
Y se respondió muy seguro:
"Tenemos un producto muy noble, de aromas intensos, florales, frutales. Los 2.000 metros de altura son ideales para que una uva blanca como la moscatel de Alejandría, que dicen solía disfrutar la mismísima Cleopatra, logre los mejores aromas, porque tenemos días cálidos y noches frescas que le permiten buen descanso a la uva, con una amplitud térmica que le da larga y sana vida".
A diferencia de otros destilados como los piscos peruanos y chilenos que utilizan diversas cepas de uva, el singani boliviano, que tiene denominación propia mundial, está hecho exclusivamente con la variedad Moscatel de Alejandría producida en altura.
"Con esta altitud con que ha sido beneficiada Bolivia, las características aromáticas que se dan acá no se dan en ninguna otra parte del mundo", remarcó Furio.
Vino tinto (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2021
Internacional
Vinos rusos con sabor a patriotismo
Esta misma apreciación podría aplicarse a la nueva estrella de la industria vitivinícola boliviana, la uva tannat, con la que se produce un vino de intenso color rojo violáceo.
Originaria de Francia, esta cepa se cultiva principalmente en Uruguay, donde tiene carácter de "uva nacional", y va camino de igual reconocimiento en Bolivia.
Vinos tannat bolivianos, que expertos consideran con las mismas características que los de otras partes aunque con taninos más "delicados" y con colores y aromas más intensos, han ganado premios en Chile e incluso en Uruguay, destacan orgullosos los productores tarijeños.
El singani boliviano Casa Real se exporta principalmente a Estados Unidos, donde es conocido como Singani 63, mientras los vinos Tannat apenas comienzan a abrirse camino en el competitivo mercado internacional.
Degustación de vino (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 15.07.2020
Internacional
La mejor es argentina: los países del Cono Sur en el top 5 de bodegas del mundo | Fotos, vídeo
Esa vía apunta ahora a Rusia, donde ha sido presentado recientemente, con reacciones muy positivas de expertos y consumidores, según dijo a Sputnik la sommelier Anna Solodchuk en una declaración online.
"Hemos realizado catas con tannat de Aranjuez en Moscú y a todos los clientes les gustaron estos vinos, recibimos una reacción muy positiva", dijo.
Añadió que actualmente están en curso negociaciones con posibles distribuidores de Moscú que están listos para importar vinos bolivianos, para los cuales se trabaja también en el desarrollo de una marca para el mercado ruso.
Sputnik en Telegram - Sputnik Mundo
Sputnik en Telegram

Te invitamos a seguir nuestro canal en Telegram donde podrás encontrar las noticias de última hora y actualizaciones que te llegarán más rápido que nunca. Únete haciendo clic aquí o busca @sputnikmundo en la aplicación.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала