Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El día en el que cazas argentinos hundieron al destructor británico en las Malvinas

CC BY 2.0 / Nathalmad / El destructor británico HMS Sheffield en 1982
El destructor británico HMS Sheffield en 1982 - Sputnik Mundo, 1920, 04.05.2021
Síguenos en
El 4 de mayo de 1982, en el marco de la guerra de las Malvinas, el destructor británico HMS Sheffield fue alcanzado por un misil antibuque Exocet disparado por un cazabombardero Super Étendard de la Armada argentina. El ataque tomó por sorpresa a los británicos, quienes no perdían un barco en combate desde la Segunda Guerra Mundial.
La maniobra argentina fue una de las misiones de mayor impacto en la guerra de Malvinas. El ataque sobre el HMS Sheffield se produjo poco después de las 11 de la mañana del 4 de mayo. Los Super Étendard argentinos habían repostado combustible en vuelo a través de un avión Hércules de la Fuerza Aérea. Las aeronaves, en silencio de radio total, se aproximaron al blanco sin ser notadas hasta que fue demasiado tarde para los británicos.
Uno de los misiles antibuque Exocet disparados se perdió en el mar, mientras que otro dio de lleno en el destructor. El ataque provocó 20 muertos y 26 heridos.
Entre los tripulantes del HMS Sheffield se encontraba el suboficial John Miller, de tan solo 20 años. Había entrado a la Marina Real a los 16, y prestó servicio en destructor inglés desde 1979 hasta su hundimiento. En declaraciones al periódico inglés The Press, Miller recordó aquella violenta jornada, en la que poco antes del ataque, se retiraba a descansar luego de terminar su turno de guardia.

¿Cómo se hundió el Sheffield, según los ingleses?

"De pronto, hubo un golpe seco, suficiente para sacudir todo el barco. Todos supimos que algo había pasado. No estábamos seguros de si nos había golpeado un misil o un torpedo. El barco se llenaba de humo y una de las puertas estaba trabada, así que no pude llegar a mi estación de trabajo al principio", relató Miller.
El Exocet impactó en el Sheffield a estribor y dejó un orificio de entrada de más de 1 metro de alto por 4,5 metros de largo. Alcanzó el área de la cocina del barco, donde murieron ocho cocineros al instante, según el diario inglés The Guardian.
"Cuando llegué allí, era un pandemonio. Entonces el jefe de ingenieros me mandó a que intentara sacar el humo del barco", rememoró Miller. Sin embargo, no pudieron apagar el fuego, por lo que cerraron los mamparos de acero para contener el incendio en ese sitio.
"Mis botas se estaban de veras derritiendo porque la superestructura se estaba calentando mucho", describió.
Brigadier Horacio Mir González junto a otro piloto - Sputnik Mundo, 1920, 21.03.2017
Internacional
"Nunca me imaginé que iba a combatir contra el Reino Unido en el medio del océano"
El fuego no pudo ser extinguido debido a las "deficiencias críticas" de equipamiento y la falta de coordinación advertidas por los investigadores en un informe sobre el hundimiento, que se hizo público recién en 2017, 35 años después del hecho. La investigación señaló que factores como "negligencia", "inexperiencia" y "falta de idoneidad" de la tripulación fueron los que sellaron el destino del barco.
La tripulación se encontraba "aburrida y un poco frustrada por la inactividad". De hecho, el oficial a cargo de la defensa antiaérea del Sheffield estaba tomando un café lejos de su puesto cuando le advirtieron del ataque. Ese mismo oficial no creía que el barco estuviera al alcance de los Super Étendard.
Los demás oficiales, al ver los misiles que se dirigían a la nave, quedaron como "hipnotizados" y no lograron emitir una alerta a tiempo. No se realizaron maniobras evasivas, ni se activaron las defensas previstas para ese tipo de eventos. Nadie advirtió de la situación al capitán, quien, según el reporte, tampoco tenía mucha experiencia.
Luego de casi cinco horas de infructuosos intentos de apagar el incendio, el capitán decidió abandonar el Sheffield. La tripulación se lanzó a la cubierta de la fragata HMS Arrow, que había acudido al rescate.
Rubén Martel, piloto argentino caído en la Guerra de Malvinas - Sputnik Mundo, 1920, 15.03.2017
Internacional
Piloto inglés en Malvinas: "No había tiempo para la caballerosidad"
Miller también se lanzó al Arrow, pero ofuscado por haber tenido que dejar el Sheffield, se mantuvo alejado de la cubierta. Cuando se realizó el pasaje de lista de los evacuados, Miller no escuchó su nombre. "Por cuatro o cinco horas, nadie supo que me había transferido al Arrow, y como efecto colateral, el vicario local fue a la casa de mi madre a decirle que yo estaba muerto", explicó.

"A medida que nos alejábamos en el Arrow, ¡la tripulación del Sheffield empezó a cantar 'Always Look on the Bright Side of Life' de la película La vida de Brian, de los Monty Python!", recordó Miller.

La canción compuesta por Eric Idle, cuyo título puede traducirse como Mira siempre el lado bueno de la vida, invita justamente a aceptar las desgracias y, si es posible, silbando la melodía. Esto, claro está, es una propuesta hecha con pura ironía: en la escena final del filme, el protagonista, llamado Brian y que ha sido confundido con Jesucristo, es condenado a morir por crucifixión. En lo alto de sus cruces, otros condenados cantan a coro la pegadiza canción.
El HMS Sheffield se terminó de hundir el 10 de mayo de 1982, a unos 200 kilómetros al suroeste de las Islas Malvinas, en aguas del Atlántico Sur.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала