Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Amenazas de muerte y carteles xenófobos marcan el tono de la tensa campaña en Madrid

© REUTERS / Susana VeraEl cierre de campaña de las elecciones regionales en Madrid, España
El cierre de campaña de las elecciones regionales en Madrid, España - Sputnik Mundo, 1920, 02.05.2021
Síguenos en
MADRID (Sputnik) — La carrera para las elecciones autonómicas en Madrid se preveía tensa, pero los niveles de crispación vistos en las últimas semanas superaron cualquier expectativa: disturbios, carteles xenófobos y amenazas de muerte a dirigentes políticos marcaron el ritmo de una campaña que se cierra el 2 de mayo tras dos intensas semanas.
En los comicios regionales del próximo 4 de mayo se juegan importantes partidas para la política de España. Según auguran las encuestas, tras estos comicios la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se consolidará como figura clave del conservador Partido Popular, aunque si quiere derrotar a la izquierda se verá obligada a buscar un pacto para gobernar la región junto a Vox, enterrando la idea de un cordón sanitario que aparte a la ultraderecha del poder.
Con tanto en juego, y en un contexto de choque frontal entre bloques de izquierda y derecha sin nada en medio ante el declive del partido liberal Ciudadanos, la campaña fue de alto voltaje.

Vox protagonista

La cosa ya venía caliente incluso antes del arranque oficial de la campaña. La decisión de Vox de presentar su candidatura en la "Plaza Roja" del barrio Vallecas —un bastión de la izquierda madrileña— acabó en disturbios después de que el líder de la formación, Santiago Abascal, se encarara con varios de los vecinos que protestaban para boicotear el acto.
Después de eso, ya durante la campaña, la ultraderecha siguió siendo protagonista con la colocación de un cartel xenófobo en la céntrica Puerta del Sol. El cartel de Vox utilizaba datos falsos para insinuar que los menores extranjeros no acompañados —los conocidos como MENA, niños migrantes que están lejos de su país sin adultos a su cargo— reciben cuantiosas ayudas sociales que no llegan a los españoles.
Un asistente a una manifestación franquista en Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 01.05.2021
España
¿Son las redes sociales un nido de la polarización política en España?
El panel publicitario —en el que aparece un joven negro con actitud amenazante oculto tras una capucha y una máscara frente a una anciana blanca— despertó gran indignación por su semejanza con las técnicas de criminalización de los judíos empleadas por el nazismo en Alemania. Más de 200 organizaciones humanitarias, incluyendo a Unicef o Save The Children, firmaron un manifiesto de condena a "los bulos" y el "discurso de odio" contenidos en el cartel de Vox.
Además, varios partidos denunciaron ante la Fiscalía que el cartel podía ser constitutivo de un delito de odio. Un juzgado de instrucción de Madrid acordó archivar la causa. Sin embargo, la Fiscalía pidió este sábado la reapertura de la causa al considerar que en el cartel "subyace la idea de generar rechazo y de dar una respuesta social negativa" hacia un colectivo vulnerable.

Sobres con balas

El tenso ambiente de campaña subió todavía más de temperatura con la llegada de las amenazas de muertes a líderes políticos. El jueves 22 de abril se conoció que Pablo Iglesias, exvicepresidente del Gobierno y candidato en Madrid por el partido izquierdista Unidas Podemos, había recibido un sobre con cuatro balas y amenazas de muerte a su padre, su madre y su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero.
Ese mismo día también recibieron sobres con balas el ministro del Interior, Fernando-Grande Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. En total, estas personas recibieron siete balas del calibre 7,62, las que utilizaba el antiguo fusil de asalto CETME del Ejército y las Fuerzas de Seguridad de España.
El uso de balas de CETME, unido al empleo de argot policial en las amenazas —la palabra "taponazos" como sinónimo de "disparos"—, sugieren que el remitente podría tener algún tipo de vinculación con los cuerpos de seguridad nacionales. El Ministerio del Interior, que sigue investigando el origen de las cartas, otorgó credibilidad a las amenazas y aumentó la escolta de sus receptores.
Isabel Diaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, durante la campaña electoral - Sputnik Mundo, 1920, 30.04.2021
España
Las claves de las elecciones en Madrid: una batalla local con ecos nacionales
Los partidos de izquierda no dudaron en buscar responsables políticos, señalando de inmediato al discurso de la derecha y la ultraderecha como causa de las amenazas. "Esto es otra consecuencia más de la normalización y el blanqueamiento del discurso de odio de la ultraderecha", opinó Pablo Iglesias.
El candidato de Unidas Podemos aprovechó el suceso para denunciar que su partido —y él mismo— llevan tiempo sufriendo episodios similares de acoso, aunque con menos repercusión mediática. En concreto, recordó que desde hace meses tiene manifestaciones casi diarias frente a su domicilio privado, que un legionario retirado se grabó en vídeo disparando con munición real a fotos suyas y de otros integrantes del Gobierno o que una sede de su partido en Murcia fue atacada recientemente con un cóctel molotov.
"Si crees que esto no va contigo, te equivocas. Porque no solo me están amenazando de muerte a mí y a mi familia y a cargos del Gobierno y del Estado. Te están amenazando a ti, están amenazando tu derecho a votar a quien te dé la gana y a ejercer tu libertad", añadió Iglesias.
La mañana siguiente tras recibir la carta, Iglesias tenía previsto participar en un debate radiofónico con otros candidatos, pero decidió abandonar el estudio tras un tenso enfrentamiento con Rocío Monasterio, la candidata de Vox, que puso en duda la veracidad de esas amenazas. El debate prosiguió sin Iglesias hasta que los otros dos candidatos de izquierda —Ángel Gabilondo (PSOE) y Mónica García (Más Madrid)— decidieron abandonar la tertulia en solidaridad con su competidor.
En medio de estas polémicas, solo un día más tarde llegaría una nueva amenaza. En este caso fue la ministra de Turismo, Reyes Maroto —que se postula como vicepresidenta regional si gana el PSOE— quien recibió una carta con una navaja aparentemente ensangrentada en su interior.
Isabel Díaz-Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 28.04.2021
España
Isabel Díaz Ayuso: la excepción madrileña que agita la política española
En este caso el responsable, una persona con esquizofrenia, se identificó a sí mismo en el remitente, ofreciendo su dirección real, tras lo que fue localizado y detenido.

Más amenazas

Las cuatro cartas con amenazas llegaron a altos cargos de la administración española, generando un nuevo fente de polémica que obligó a los servicios de Correos abrir una investigación para conocer por qué no se interceptaron los sobres antes.
En cualquier caso, las amenazas prosiguieron: el martes se interceptó en Barcelona una carta con cartuchos de bala dirigida a Isabel Díaz Ayuso.
Lejos de calmar los ánimos, la inclusión de Ayuso entre las personas amenazadas se convirtió en un nuevo elemento de enfrentamiento, ya que en este caso la receptora decidió restar importancia a las amenazas, acusando a la izquierda de aprovechar lo sucedido para jugar un papel de víctima. "Estas cosas hay que afrontarlas con serenidad y darles la importancia que tienen: ninguna", dijo la candidata.
Un cartel electoral del PSOE-M  - Sputnik Mundo, 1920, 27.04.2021
España
Las balas y las navajas de la ultraderecha española
Finalmente llegarían otras dos amenazas más. Una carta con mensajes intimidatorios por escrito a Iglesias que fue enviada a la Guardia Civil y otro sobre con dos balas, en este caso remitidas al socialista José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno de España.

¿Por qué?

A la espera de que las investigaciones puedan arrojar más luz sobre los autores de las amenazas y sus motivos, analistas consultados por Sputnik apuntan que la crispación vivida en las últimas semanas es consecuencia de un paulatino proceso de radicalización del discurso político.
"Estamos en un momento en el que se está produciendo una explosión de la crispación que se ha ido generando a lo largo de 2020 cuando surge la pandemia. A esta situación no se llega de repente", señala Edu Bayón, consultor político.
Según su análisis, se puede percibir una "trayectoria bastante ascendente" en la radicalización de los partidos políticos en España, sobre todo desde la fallida moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez en octubre de 2020.
No obstante, Bayón destaca que ya incluso antes "se había elevado bastante el tono", destacando como hito el momento en que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, acusó a Pedro Sánchez de dar un golpe de Estado tras ascender al poder mediante la moción de censura a Mariano Rajoy en 2018.
"Al final tenemos un escenario político en el que se ha escuchado una deslegitimación absoluta del adversario político. Los dos partidos de izquierda que ocupan el Gobierno han escuchado acusaciones de golpismo o de ser ilegítimos. Este tipo de descalificaciones al final aminoran la credibilidad de la democracia y son muy fácilmente asimilables por los grupúsculos o individuos más ultras", señala.
Pablo Iglesias, líder del partido de izquierda Podemos  - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
España
El barómetro del CIS da opciones de victoria a la izquierda en Madrid
Además, el hecho de que la opción liberal de Ciudadanos apenas cuente en el puzzle electoral madrileño, empujó a los partidos a polarizar su discurso, ensanchando su base hacia izquierda o derecha, pero nunca hacia el centro.
Esto se refleja a la perfección si se observa cuál fue el principal lema de campaña de Isabel Díaz Ayuso —comunismo o libertad— o con los continuos llamados de los partidos de izquierda a votar en masa para frenar el auge de posturas fascistas.
"A pesar de las innumerables diferencias con los años 30, el contexto de crisis permite este contexto de radicalización de los argumentos", apunta Maximiliano Fuentes, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Girona, que independientemente del resultado del martes en Madrid, ve como "un peligro" que el tono de la campaña haya venido para quedarse.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала