Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El estado brasileño de Maranhao no descarta recurrir al Supremo para importar Sputnik V

© Sputnik / Alexandr Kryazhev / Abrir banco de fotosVacuna rusa Sputnik V contra COVID-19
Vacuna rusa Sputnik V contra COVID-19  - Sputnik Mundo, 1920, 27.04.2021
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El gobernador del estado brasileño de Maranhao (noreste), Flávio Dino, no descartó volver a recurrir al Tribunal Supremo Federal para adquirir la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19, un día después de que la reguladora Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) rechazó su importación.
"Sobre la decisión de la Anvisa respecto a la vacuna Sputnik, esperaré la manifestación técnica de científicos brasileños y rusos; después, los gobernadores de la Amazonía y del Noreste nos reuniremos para evaluar bases técnicas que podrán ser presentadas al Tribunal Supremo y a la propia Anvisa", explicó en sus redes sociales.
Dino es uno de los gobernadores brasileños que ya habían alcanzado un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversiones Directas (RDIF) para adquirir la vacuna.
Unos médicos argentinos mirando a un vial de la vacuna rusa Sputnik V - Sputnik Mundo, 1920, 20.04.2021
América Latina
Argentina, el primer país en América Latina en poner en marcha la producción de Sputnik V
Otro de ellos, el gobernador de Ceará (noreste), Camilo Santana, también expresó este martes 27 su extrañeza por la decisión de la Anvisa y aseguró que no permitirá que el proceso de llegada de vacunas a Brasil sea politizado.
A su vez, el presidente del consorcio de gobernadores del noreste de Brasil, Wellington Dias, del estado de Piauí, exhortó a la Anvisa a difundir en el mundo los supuestos problemas que atribuye a la vacuna rusa Sputnik V que, destacó, fue desarrollada por el mayor centro científico del planeta.

"La vacuna está hecha por el mayor y más antiguo centro de investigación del planeta, el Instituto Gamaleya, fue aprobada por las agencias de 16 países, entre ellos Rusia, Argentina y México, está siendo aplicada en más de 60 países y la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incorporará al consorcio mundial de vacunas, pero la Anvisa dice que es extremadamente arriesgada; alguien está mintiendo", dijo Dias al diario local Folha de Sao Paulo.

Según el gobernador, si es cierto lo que dijo la Anvisa en la víspera, Brasil debería "alertar al planeta"; el Gobierno brasileño debería comunicar a los otros países y a la OMS el supuesto "riesgo que la Sputnik V representa para la humanidad, según la Anvisa".
Dias señaló que la Anvisa no es un centro de ciencia e investigación y sin embargo advirtió supuestas impurezas y "fallos" en reglas de higiene, además de indicar que no hay un monitoreo para comprobar la eficacia y la seguridad de la vacuna. "Es grave", lamentó el gobernador.
Una dosis de la vacuna rusa Sputnik V - Sputnik Mundo, 1920, 27.04.2021
Internacional
Los responsables de la Sputnik V ven razones políticas tras la decisión de Brasil
Por su parte, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil también expresó su "extrañeza" por la decisión de vetar la importación de Sputnik V, y espera que las autoridades rusas rebatan las informaciones de este órgano regulador.
En declaraciones a Sputnik, el secretario internacional del PT, Romênio Pereira, expresó que le causa "extrañeza" que la Anvisa tardase tanto tiempo para posicionarse sobre la vacuna rusa contra el COVID-19, ya que sólo lo hizo después de verse forzada por el Tribunal Supremo Federal, que dio un plazo de 30 días para decidirse.
"Un año después de que el COVID-19 se instalara en Brasil se posiciona de una forma en mi opinión muy apresurada, que no concuerda con las informaciones de otros órganos de salud de otros países", subrayó.
Pereira coincidió con la postura de Flávio Dino.
"Hay que esperar el contrapunto de la agencia de Rusia diciendo que las informaciones de la Anvisa no son verídicas; si eso ocurre en los próximos días compete a los gobernadores que recurran de nuevo al Supremo para que que los gobiernos regionales y las alcaldías cierren los contratos para obtener la vacuna", confió.
"Espero que no sea una decisión política", dijo Pereira en referencia al veto, recordando que en el pasado el Gobierno brasileño ya hizo gala de serios prejuicios con las vacunas chinas contra el COVID-19 que acabaron perjudicando la inmunización de los brasileños.
La Anvisa es un organismo independiente del Gobierno brasileño, y aunque Pereira subrayó que el PT respeta su autonomía y confía en la ciencia también admitió que el rechazo a la importación es una decisión que "perjudica a la población brasileña" en un momento en que faltan vacunas contra el COVID-19.
La vacuna rusa Sputnik V - Sputnik Mundo, 1920, 26.04.2021
América Latina
Comisión consultiva brasileña, a favor de aprobar la vacuna Sputnik V
Para el diputado del PT Wadih Damous, la situación es "muy delicada" porque el veto viene de una agencia de Estado y está basado en criterios técnicos, según dijo en declaraciones a Sputnik.
El parlamentario izquierdista recordó que el Instituto Gamaleya no entregó la documentación exigida por la Anvisa, pero también añadió que sus responsables negaron este 27 de abril que la agencia reguladora brasileña solicitara visitar las instalaciones durante una misión de control en Rusia, como se dijo la víspera.
"Estoy de acuerdo con lo que dice el gobernador del estado de Piauí, Wellington Dias; posiblemente hay alguna mentira en todo esto (…) si la Anvisa está inventando este cuadro es algo gravísimo; si no lo está, la decisión tendrá que ser puesta a disposición del resto del mundo, porque afirma que la vacuna no es segura", apuntó.
El 26 de abril, la dirección de la Anvisa decidió de forma unánime rechazar la importación de la vacuna rusa alegando ausencia de información suficiente en la documentación presentada y supuestos riesgos para la salud pública.
Una profesional de la salud sostiene una dosis de Sputnik V, una de las vacunas rusas contra el COVID-19 - Sputnik Mundo
La vacuna rusa Sputnik V

Sputnik V fue registrada en Rusia el 11 de agosto de 2020 y consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. La primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

A principios de febrero, la revista científica británica The Lancet publicó los resultados provisionales de la tercera fase del ensayo clínico de la vacuna rusa, que confirmaron una seguridad y eficacia del 91,6%.

La vacuna está aprobada en más de 60 países de Europa, Asia, África y América, entre ellos Argentina, Bolivia, México y Venezuela.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала