Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"La creatividad es nuestra supervivencia": descubren qué genes hicieron sobrevivir al 'Homo Sapiens'

CC0 / Unsplash / Un esqueleto creativo (imagen referencial)
Un esqueleto creativo (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
Síguenos en
Científicos de la Universidad de Granada identifican un grupo de genes exclusivo del 'Homo sapiens' que permitió la supervivencia de esta especie en detrimento del neandertal. La investigación ha logrado, mediante IA, una comparativa genética de nuestros antepasados que evidencia que la creatividad fue un 'arma secreta' para evitar la extinción.
La creatividad es una herramienta esencial en la vida, pero lo que un grupo de científicos acaba de confirmar es que la creatividad posibilitó la supervivencia del Homo Sapiens, que consiguió desplazar al Homo Neanderthalensis (neandertal).
Un grupo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Granada (UGR), contando con inteligencia artificial y machine learning, han definido un grupo de 267 genes que diferencian a los sapiens de los neandertales y otros simios.
© Foto : Cortesía de la Universidad de GranadaComparativa de Neandertal y Homo Sapiens
Comparativa de Neandertal y Homo Sapiens - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
Comparativa de Neandertal y Homo Sapiens
"Hemos desarrollado un modelo de la personalidad de sujetos adultos y sanos", relata a Sputnik Mundo Igor Zwir, del Departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada. "Llevamos muchos años colaborando con la Universidad de Washington o con el Young Finns Study de Finlandia, ahora hemos conseguido describir, de la manera más precisa posible, a nuestros antepasados anteriores", afirma refiriéndose a los neandertales.
El descubrimiento de este equipo acaba de ser publicado en la prestigiosa revista Molecular Psychiatry, del grupo Nature, evidencia que "la creatividad fue y es una herramienta esencial para la supervivencia, se trata de tener ideas novedosas para obtener respuesta con sentido e ingenio respecto a unos conocimientos previos", explica Zwir. Así fue como hace miles de años los sapiens desplazaron a los neandertales gracias a una mayor capacidad de adaptación, "lo que hoy llamamos resiliencia" ante adversidades como el envejecimiento, las lesiones y las enfermedades.
© Foto : Cortesía de la Universidad de GranadaIgor Zwir
Igor Zwir - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
Igor Zwir

Un paso revolucionario desde nuestros genes

El hallazgo de la creatividad viene precedido de una coctelera explosiva que conecta a investigadores científicos de Granada con Washington y Helsinki, a través de disciplinas diversas como la Inteligencia Artificial (IA), Genética Molecular, Neurociencia, Psicología y Antropología.
El análisis genético que han desarrollado está dirigido a analizar la personalidad de los individuos como capacidad para aprender de las situaciones y progresar. Hay una vertiente de personalidad de carácter, y otra de temperamento. En el carácter se engloban características como el autocontrol del sujeto para tareas específicas, la cooperación con los demás y la autoconciencia o autotrascendencia, es decir, "no solo pensar en el simple yo mismo, sino en la totalidad del conjunto", detalla Zwir. El carácter está más influenciado por el entorno social y las circunstancias. El temperamento, en cambio, varía menos, tiene que ver con la curiosidad por explorar y conseguir recompensas, un aspecto más intrínseco. "La cuestión que nos planteamos, teniendo en cuenta este punto de partida fue, ¿cómo medir todo esto?".
Para responder a la evaluación de carácter y temperamento se han desarrollado test a 2.500 voluntarios de Finlandia, un rango de muestra que se va a ampliar con 6.000 participantes próximamente. "Con el análisis realizado definimos un rango de autoconsciencia que es propio de los seres humanos", explica Zwir.
Un neandertal (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 03.04.2020
Ciencia
Sexo prehistórico: descubren contactos regulares entre los humanos y los neandertales
Pero definir la personalidad de los sujetos de hace cientos de miles de años con los genes de hoy día ha sido un reto complejo. Para realizar el retrato, al carácter y temperamento se ha añadido la variable del entorno.
Para evaluar en el presente cómo afecta el entorno y la vida que vivimos a nuestra personalidad y desarrollo genético, el equipo ha manejado variables como posibles eventos de estrés, la rigidez y tolerancia de las familias y su crecimiento, su evolución a través de los ingresos económicos, si viven en ciudades o áreas rurales. A eso se han añadido variables clínicas que tienen que ver con el estilo de vida y las enfermedades. Y también el aspecto de aceptación social, la parte pro-social y la de longevidad por último. "Hemos unido un total de 350 variables para medir el comportamiento humano y un millón de marcadores para la parte genética, las hemos muestreado de manera independiente y hemos extraído 3 grupos genéticos, tres redes", ayudándose del machine learning y el aprendizaje automático.

Las redes genéticas nos conectan con cien mil años atrás

Los 267 genes identificados como exclusivos del Homo sapiens forman parte de un grupo de 972 que de un modo más amplio, definen la personalidad.
"Estas redes han evolucionado de una manera escalonada. La más primitiva surgió en monos y simios hace unos 40 millones de años, y es responsable de la reactividad emocional, es decir, regula los impulsos, el aprendizaje de hábitos, el apego social y la resolución de conflictos", explican los investigadores de la UGR.
Hace menos de 2 millones de años surgió la segunda red, que regula el autocontrol intencional, es decir, la autodirección y cooperación para el beneficio mutuo. Por último, hace unos 100.000 años surgió la red de autoconciencia creativa, en la que se encuentran los genes detectados por este nuevo estudio.
La mayoría de estos 267 genes que distinguen a los humanos modernos de los neandertales y chimpancés son genes reguladores de ARN. Para el estudio de la parte genética se han replicado dos tipos de fuentes, una muestra coreana y otra alemana, "para responder a las cuestiones de divergencia de ancestría en la parte genética", explica Zwir, "es el camino que hemos escogido para encontrar lo que nos diferencia de los ancestros neandertales".
Un modelo de cabeza de un australopitecus afarensis - Sputnik Mundo, 1920, 01.02.2021
Ciencia
Descubren que los antiguos homínidos usaban herramientas antes de tener pulgares oponibles

Más creativos, más longevos

La carga de esos 267 genes diferenciadores permitió a nuestros ancestros contar con una mejor aptitud física, "hoy día las actitudes prosociales y la longevidad están muy vinculadas", señala Zwir, en alusión al contexto de aislamiento que ha agravado muchas dolencias durante la pandemia.
Teniendo en cuenta que mejores aptitudes físicas es más longevidad y por lo tanto, más capacidad de aprendizaje a lo largo de una vida más extensa con más fases de aprendizaje, los datos genéticos permiten concluir que la adaptabilidad y el bienestar de los neandertales eran aproximadamente un 60-70% de la de los sapiens. Ya saben, la magia de la creatividad.

¿Y cómo conecta todo esto con nosotros, en pleno siglo XXI?

La genética no es determinante, pero sí lo es la genética más el entorno, a la hora de producir cambios en los individuos y su evolución. Y hoy por hoy, podemos seguir constatándolo, "los que aplauden y cantan Resistiré ante la adversidad muestran creatividad y habilidad prosociales para superar esta circunstancia nuestra que es la pandemia".
La creatividad consiguió hace miles de años que los individuos colaboraran entre sí para prosperar, transcender ese éxito en sus descendientes y entorno social y propiciar el desarrollo que hoy nos posiciona como dueños del planeta, por encima de otros linajes humanos.
Detalle del yacimiento  - Sputnik Mundo, 1920, 06.02.2021
Ciencia
Científicos andaluces encuentran las huellas más antiguas de neandertales en el pleistoceno superior
Ese éxito de la creatividad debe seguir prolongándose hoy, al fin y al cabo, está en nuestro ADN. No obstante, hay sombras de cara al futuro, "el problema es que esa creatividad no es una fuente inagotable", advierte Zwir, que señala la necesidad de prestar más atención a la salud mental. Cuando nuestra mente se expande –en busca de respuestas creativas, por ejemplo– entra en zonas de conflicto, "ahí es donde surgen los problemas, la enfermedad mental, y no estamos fortaleciendo desde nuestro sistema sanitario esa faceta". Debemos ocuparnos de la salud mental urgentemente para seguir siendo seres creativos.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала