Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

EEUU quiere salvar su economía a bombazos

EEUU quiere salvar su economía a bombazos
Síguenos en
Injerencia en elecciones presidenciales, violación a la soberanía de un país, y hackeos. Son acciones que ha ejecutado, y sigue ejecutando EEUU a lo largo y ancho del planeta tras la Segunda Guerra Mundial, pero que ha venido endilgando a Rusia durante los últimos años para justificar sus violaciones al derecho internacional con sus sanciones.

Espejito, espejito

Las intrigas que levanta Occidente contra Rusia son de manual. De su propio manual de estilo. Tan es así que la película hollywoodense 'La cortina de humo' del año 1997 –es decir, de hace casi un cuarto de siglo atrás–, es un auténtico testimonio y poco tiene de ficción sobre el accionar internacional de EEUU.
Da igual cuando leas títulos como 'interferencia en elecciones', 'violación a la soberanía de un país', 'violación al derecho internacional', 'hackeos'. Todos se refieren a EEUU en la realidad, pero el país norteamericano se encarga de vender con éxito, y con la complicidad de autoridades de países occidentales que están bajo su égida, y de medios que responden a sus intereses, a veces por dinero, y otras por amor al arte.
De los creadores de más del 80% de los conflictos alrededor del mundo entre 1945 y 2001, llega su enésima muestra de intolerancia al libre mercado, libre competencia, soberanía, y respeto al derecho internacional: nueva batería de sanciones contra Rusia, so pretextos inventados, como los de la película antes mencionada.
La Administración Biden aduce interferencia en las presidenciales de 2020, violación a la soberanía de Ucrania, y hackeos a SolarWinds. Todo como siempre, sin presentar pruebas. Y como siempre, el lacayismo se hace presente para corearle: Canadá, Reino Unido, la UE, y Australia. Países que no dicen nada, por ejemplo, de la real violación de la soberanía a Siria, y el robo de petróleo que esta llevando a cabo EEUU.
"Habría que poner esas declaraciones frente al espejo y veríamos el sentido contrario de lo que estamos viendo en realidad", ironiza al respecto el Dr. en Derecho y Dr. en Historia José Luis Orella.
"Claramente se está procediendo a una escalada cuando vemos que barcos de la Marina de Guerra de EEUU están pidiendo permiso al Gobierno turco para entrar en el Mar Negro. No sé, igual es que prefieren hacer turismo porque hay menos Covid-19 en esa zona", vuelve a ironizar el también profesor de la Universidad CEU San Pablo.
Entre sus justificaciones para las sanciones, a Biden se le escapó la verdad: será por eso de que últimamente no le llega agua al tanque, como arguyen desde varios lugares. Mencionó que el Nord Stream 2 "sigue siendo un problema en juego". En realidad es EL problema en juego que tiene EEUU. De finalizarse la obra, su gas de esquisto que viola la Agenda 2030 –algo que no mencionan sus socios occidentales–, corre peligro de no darle las ganancias necesarias a un país que ya no tiene de dónde sacar o robar recursos.

Prensa occidental excitada

Tras conocerse las sanciones, la referida a la prohibición a las financieras de EEUU a realizar transacciones en el mercado de bonos rusos después del 14 de junio de 2021, generó cierta excitación en la prensa occidental. Celebran lo que entienden como un golpe definitivo a la economía de Rusia. Algo que ya ha sido desmontado por varios especialistas.
Por un lado, el presidente de Sberbank –el mayor banco de Rusia– Guerman Gref, señaló que "Las sanciones de hoy no entrañarán consecuencias graves para nosotros. Siempre correlacionamos el programa de préstamos con nuestras capacidades, y –pese a cómo se desarrolla la situación en el mercado externo– lo podremos implementar".
Por otro lado, Kyle Shostak, director del fondo de inversión Navigator Principal Investors LLC con sede en Nueva York, remarcó que desde hace años los fondos de inversión rusos son los principales tenedores de la deuda de ese país. "Por eso la presencia de inversores extranjeros es más una cuestión de imagen que de dependencia, por lo tanto el Gobierno de Rusia está preparado para lidiar con las sanciones estadounidenses de un modo u otro".
"Como no es una novedad que Biden intente realizar esta política, es también verídico que en ese aspecto los expertos económicos rusos han procedido [desde hace un tiempo] a la nacionalización de su propia deuda. Desde luego el daño se puede hacer […] pero repercuten bastante menos de lo que podrían decir los medios de comunicación europeos", avisa Orella.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала