Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El lado oscuro de la silicona: mujeres de Latinoamérica alzan la voz

© AFP 2021 / Miguel Medina A picture taken on January 12, 2012 in Boissy-l'Aillerie, northern Paris, shows a technician presenting a silicone breast implant
A picture taken on January 12, 2012 in Boissy-l'Aillerie, northern Paris, shows a technician presenting a silicone breast implant - Sputnik Mundo, 1920, 14.04.2021
Síguenos en
Descripto en el siglo XXI como Síndrome Autoinflamatorio Inducido por Adyuvantes —ASIA, por sus siglas en inglés—, se trata de un conjunto de enfermedades por respuesta autoinmune a los elementos con que se fabrican las prótesis. Un ejemplo común es la silicona, usada en cirugías estéticas, reconstructivas y de adecuación de género.
Como en toda intervención quirúrgica, existen riesgos relacionados al procedimiento en sí, pero miles de mujeres comenzaron a unirse para alzar a la voz sobre las complicaciones de salud que sufren como respuesta a la reacción de sus cuerpos a la implantación de prótesis mamarias, no para estigmatizar a quienes optan por ello sino por la obligación de advertir sobre lo que otros callan.
"La enfermedad de implantes de mama se da en personas que comienzan, luego de un tiempo variable, con una serie de síntomas también variables. Al ser una cirugía tan masiva, hay muchas que los tienen. Por lo menos veo cinco pacientes por día con síntomas o sospechas", dijo a Sputnik Paula Qualina, mastóloga argentina, experta en salud femenina.
La patóloga mamaria y especialista en cirugía general enumeró que los síntomas más frecuentes son: caída de cabello, alteraciones de la piel, intolerancias alimentarias, disnea o falta de aire, aumento del ritmo cardíaco o taquicardia, alteraciones cognitivas, sequedad de ojos y boca, artritis reumatoidea, inflamación muscular, esclerosis sistémica, lupus.
Kiril Terioshin, bloguero ruso - Sputnik Mundo, 1920, 27.11.2019
Belleza que mata: los riesgos de someterse a un aumento de ciertas partes del cuerpo
Las primeras voces de alerta entre comunidades de mujeres autoconvocadas apareció en 2013 en EEUU, a través de un grupo de Facebook llamado Healing Breast Implant Illness, que hoy tiene 140.000 miembros, transformado en una asociación sin fines de lucro dedicada a la concientización de la problemática y la divulgación de material científico.
Inspirada en este ejemplo y por su propia experiencia negativa, una mujer oriunda de Argentina creó en 2018 el grupo en castellano Enfermedad de Implantes Mamarios, que no es el único en el idioma pero sí el más grande, con más de 14.000 involucradas de toda Hispanoamérica.
Buscan ofrecer apoyo a personas que sufren los síntomas, orientar a quienes están pensando en implantarse y también generar cambios de hábito saludables para aquellas que optaron y pudieron costearse la explantación —extracción de implantes mamarios—, un procedimiento que no está incluido en las prestaciones de los servicios médicos prepagos, y que puede costar entre 2.000 y 10.000 dólares.
"Una persona que se va a colocar implantes, decisión completamente válida, lo tiene que hacer sabiendo que existen, como en toda cirugía, riesgos y beneficios, y que uno de los riesgos es que puede presentar esta enfermedad. Al estar informada va a estar más atenta a la sintomatología, cuando hoy sucede muy poco porque la mayoría de los cirujanos no cree que existe, todavía no se habla mucho, no es un tema de discusión en los congresos", advirtió Qualina.
Cassidy Valentine, bloguera británica - Sputnik Mundo, 1920, 30.04.2019
Una bloguera muestra los resultados catastróficos de un aumento de labios

¿Por qué la silicona puede causar inflamación?

Dos investigadores de Israel describieron por primera vez en 2011 el Síndrome Autoinflamatorio Inducido por Adyuvantes —ASIA, por sus siglas en inglés— como un conjunto de enfermedades resultantes de una respuesta autoinmune de las células del cuerpo a los componentes de las prótesis. Las manifestaciones aparecen con un tiempo de latencia variable, entre semanas y años, y ocurren como resultado de la interacción entre factores genéticos y ambientales.
La silicona es usada en prótesis mamarias, pero también articulares, laríngeas, de pene y testículos, además de bombas y catéteres de infusión implantables, expansores de tejidos, marcapasos y desfibriladores, válvulas cardíacas artificiales, válvulas ventrículo-peritoneales, lentes intraoculares y en la realización de procedimientos cosméticos, con una tasa de eventos adversos de 2-5%, según la investigación.
"Existen distintas hipótesis, desde una respuesta inmune exacerbada en la que el cuerpo empieza a producir anticuerpos que empiezan a atacar tejidos propios como si fueran ajenos. Según otras teorías existiría una contaminación microscópica que produciría una infección crónica que también estimularía al sistema inmunológico. Otra, es que habría una migración microscópica de silicona y metales pesados, que forman parte de los implantes, con los mismos resultados", detalló Qualina.
La médica explicó que el síndrome está subdiagnosticado en primer lugar porque es una intervención muy común, no todas las implantadas tienen síntomas y porque las que sí los tienen comienzan a sentirse mal no necesariamente de inmediato, pueden demorar años en producirse, por lo que no las relacionan directamente a la prótesis, además de que la variabilidad de los síntomas son amplios, por lo que muchas personas van naturalizándolos.
La actriz estadounidense Sharon Stone (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2021
Estilo de vida
Un cirujano le puso a Sharon Stone unos pechos más grandes sin que ella lo supiera
"Muchos entes reguladores de medicamentos, como la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos] en EEUU, comienzan en 2019 a reconocerla como una enfermedad generadora de síntomas sistémicos por silicona. Vamos empezando nosotros como comunidad científica a tener argumentos para decir que la enfermedad por implantes mamarios existe, como parte del síndrome ASIA", dijo a Sputnik Ana Milena Lozano, cirujana colombiana, especialista en patologías crónicas, cáncer y enfermedades autoinmunes.
Lozano, quien muy recientemente acaba de someterse a una cirugía de explantación de prótesis mamarias, comentó que ella misma, hasta no conocer la información, desconocía la relación entre los implantes y los síntomas de autoinmunidad que trataba en sus pacientes y veía en sí misma.
"Soy médica pero también paciente. Tuve prótesis mamarias durante 18 años y eso empezó a generar en mí síntomas como problemas digestivos o dolores en mis mamas, a los que les encontraba explicaciones hormonales. Hace poco presenté un colapso de mi sistema inmunológico y reacciones de autoinmunidad", narró.
Explicó que el cuerpo reacciona como si fuera a un patógeno. El cúmulo de inflamación crónica lleva a la destrucción de tejidos, a que las células propias no sean reconocidas hasta que se produce la intolerancia inmunológica, que ocurre no solo en el área localizada donde están las prótesis —donde se ve el encapsulamiento como mecanismo de defensa— sino en el sistema nervioso central, en articulaciones, en tejido linfático, digestivo, respiratorio.

Silicona: ¿belleza o salud?

El tema de los implantes mamarios, muy populares en ciertos países de Latinoamérica, es un asunto complejo por muchas razones. En primer lugar, existe el cuestionamiento acerca del trasfondo de las motivaciones que hay detrás de que millones de mujeres se sometan a procedimientos quirúrgicos invasivos para alcanzar estándares de belleza impuestos por una sociedad patriarcal.
Pero más allá de que toda elección sobre el propio cuerpo es individual y un derecho personal, no todas son decisiones únicamente cosméticas o superficiales. También son comunes los implantes para casos de reconstrucción posterior a un cáncer de mama o de dar a pecho en madres, así como en adecuaciones de género en mujeres trans y disidencias no binarias.
Mujer - Sputnik Mundo, 1920, 08.03.2017
Internacional
Cirugía íntima: las operaciones más populares en Rusia y sus efectos
Por otro lado, existe en la región registros numerosos de mala praxis debido a la falta de controles que hay en ciertos países sobre profesionales y clínicas. Las noticias de mujeres que mueren en quirófanos extrahospitalarios en el subcontinente son recurrentes y abundan los falsos médicos y los centros estéticos sin certificación sanitaria. La desregulación también aplica a los fabricantes, ya que muchas prótesis se rompen o encapsulan antes de lo que indican las garantías.
"No se trata de generar terror, pero en casos muy aislados, el uso de prótesis está relacionado a un tipo de linfoma. En Argentina hay una paciente recuperada, que tuvo que realizarse la cirugía de explante y ciclos de quimioterapia", comentó Qualina.
En 1997, una mujer con implantes mamarios fue diagnosticada por primera vez en la historia con un linfoma anaplásico de células grandes (LACG). Médicos estadounidenses concluyeron que era asociado con sus implantes de mama, hecho que fue confirmado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016.
Se trata de un tipo extremadamente raro de cáncer que se desarrolla a partir de los linfocitos que participan en la formación de la cápsula fibrosa que se forma alrededor del implante mamario como consecuencia de la reacción del organismo a un cuerpo extraño. Hay alrededor de 600 casos diagnosticados en el mundo, ocho de ellos en Argentina.
Senos de una mujer - Sputnik Mundo, 1920, 25.05.2017
Internacional
"La silicona en los senos no es un obstáculo para amamantar" (fotos)
En marzo de 2010, las autoridades sanitarias de Francia prohibieron la venta y uso de implantes de silicona de la empresa gala Poly Implant Prothese (PIP), debido a que estaban hechos con un gel de silicona destinado al uso industrial en lugar de sanitario, cuya ruptura es dos veces superior a lo normal. En 2011, una mujer francesa murió como consecuencia de desarrollar un cáncer producto de esos implantes mamarios.
En 2019, la Agencia Nacional de Productos Sanitarios francesa destacó que ciertos implantes rugosos y aquellos con superficie recubierta en poliuretano constituyen un factor de riesgo en la aparición de LACG, por lo que decidió retirar seis modelos del mercado de diferentes productores, que se siguen vendiendo en Latinoamérica.
Un protocolo clínico para la detección de LACG publicado en 2019 en España, asegura que en la actualidad no existen datos certeros de la incidencia en portadoras de implantes mamarios y estima que el rango está comprendido entre 1 de cada 300.000 y 1 de cada 30.000.
"Así como les enseñamos a las mujeres a hacerse sus autoexámenes de mama, a tomar sus pruebas de Papanicolau para prevenir el cáncer de cérvix, esto también es una alerta para que sepan que puede ocurrir. Estoy feliz por haber recuperado la naturalidad de mi cuerpo, pero no me arrepiento de habérmelas colocado, en su momento me sentí bien, hasta que empezó a afectar mi salud", concluyó Lozano.
Sputnik en Instagram - Sputnik Mundo
Sputnik en Instagram

Suscríbete a nuestro Instagram @Sputnikmundo y descubre en imágenes el mundo en todo su esplendor. ¡Te esperamos!

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала