Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

"Occidente quiere una Ucrania desmembrada"

"Occidente quiere una Ucrania desmembrada"
Síguenos en
Ingreso de Ucrania a la OTAN. Es lo único que puede liquidar el conflicto entre Kiev y el Donbás, según el presidente Volodímir Zelenski. Una afirmación que abre suspicacias sobre el método que se emplearía para ello, toda vez que tras recibir el apoyo de su homólogo de EEUU, Joe Biden, Kiev rompió el alto al fuego y lanzó ataques furibundos.

La pócima Zelenski

Poca imaginación, o desvergüenza sin más. Entre esas aguas navegan beligerantes las autoridades de Kiev, al influjo del viento que le soplan EEUU, la OTAN, y otros países occidentales.
Tras una sucesión de hechos —Biden juró "inquebrantable apoyo" a Zelenski, tras lo cual Kiev lanzó un ataque contra Donbás que produjo la muerte de un niño de seis años, algo que no condenó la UE, sino que más bien se quejó de que Rusia estaba moviendo tropas dentro de su propio territorio por entender que representa una amenaza, cuando Moscú está todo el tiempo llamando al diálogo y a respetar los acuerdos de Minsk, de los cuales Ucrania quiere salir—, aparece Zelenski con una fórmula mágica.
Sin gritar ¡Eureka!, el presidente ucraniano afirmó que la única manera de que se acabe el conflicto en Donbás —léase, que Kiev cumpla con los acuerdos de Minsk y cese los ataques— es que Ucrania ingrese a la OTAN. "El Plan de Acción para la Membresía de Ucrania [en la Alianza Atlántica] será una señal real para Rusia", dijo desafiante.
Para completar el cuadro, el secretario general de la OTAN, Jens Soltemberg, va y tuitea: "Llamé al presidente Zelenski para expresarle una seria preocupación por la actividad militar de Rusia en el territorio de Ucrania y en sus cercanías, así como por las violaciones del cese del fuego". Como dice el refrán, 'hay que tener mucho cuajo' para hacer una declaración de esa calaña sólo un par de días después de que Kiev violara el alto al fuego y matara a un niño de seis años en sus ataques al Donbás.
Esto demuestra que "se está desvelando por fin la realidad de Ucrania. El Maidán y los conflictos que surgieron a partir de esta llamada revolución, al final era el interés de la comunidad internacional de atraer a Ucrania a la OTAN y a las estructuras supranacionales euroatlánticas", explica al respecto el Dr. en Sociología e historiador Sergio Fernández Riquelme.
"Nada de la independencia, nada de mejora de las condiciones de vida de los ucranianos, sino simplemente geopolítica", abunda el analista.
Desde Moscú, y más templado, se le escuchó decir al portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que la adhesión de Ucrania a la OTAN agravaría los problemas internos de ese país. Mientras, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, se expresó con más contundencia: "Kiev ha pasado de criticar el marco político para resolver la crisis en Donbás, a amenazas de una acción militar y, espero que [...] las capitales europeas exijan que [el presidente, Volodímir] Zelenski implemente los Acuerdos de Minsk".
"A la comunidad internacional parece que no le interesa una Ucrania neutral como era hasta este momento, una Ucrania con buenas relaciones, tanto con Bielorrusia como con Rusia, sino que quiere a una Ucrania prácticamente desmembrada, empobrecida, que sea un aliado o un vasallo de la comunidad internacional", sentencia Fernández Riquelme.

La hora de la verdad

En este contexto en que Occidente no cesa sus provocaciones contra Rusia, le planta bases militares, armamentos de todo tipo, cazas y buques de guerra alrededor de su territorio en un vano intento de poner a Rusia de rodillas y de ganar influencia militar en la región, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, anuncia reformas de gran envergadura de sus Fuerzas Armadas en estrecha cooperación con Rusia. Habría que haberle visto las caras a los líderes occidentales al recibir esta noticia. Un fuerte dolor de muelas les hubiera dolido menos.
"Washington está muy lejos, Bruselas está muy lejos, y a la hora de la verdad Armenia ha tenido que recurrir a Rusia para no perder totalmente Nagorno Karabaj para poder sobrevivir a la ofensiva azerbaiyana. Y Ucrania tendría que darse cuenta también de que la comunidad internacional da muy buenas palabras, pero a la hora de la verdad los que están muriendo en una guerra absurda son sus ciudadanos", concluye Sergio Fernández Riquelme.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала