Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Maestros venezolanos siguen dando la cara por la educación desde casa

CC0 / Unsplash / Libros (imagen referencial)
Libros (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 09.04.2021
Síguenos en
CARACAS (Sputnik) — Las clases presenciales están suspendidas en Venezuela desde hace un año. Desde entonces, solo se han dado algunos tímidos reencuentros orientativos. Volver al 100% de presencialidad aún parece lejano, sobre todo por las pocas vacunas contra el COVID-19 que han recibido los docentes.
En el norte de Caracas, en un sector de viviendas de bajo costo llamado Sarría, se encuentra la maestra de educación inicial Sorangel Correa, de 37 años, quien con la ayuda de su madre solía brindar clases de apoyo a niños de la zona algunos días a la semana.
Pero, tras el cierre de las aulas debido a la pandemia en marzo de 2020, Correa renunció a la escuela en la que trabajaba y decidió dedicarse a atender a diario desde la mañana hasta la noche a los niños de su comunidad.
"Comenzaron a llegar muchos padres pidiendo ayuda con las tareas de sus hijos, y el ir al colegio cuando lo solicitaban, además de hacer las tareas con mi hija de 12 años, era muy difícil, y era muy poco lo que me estaban pagando, así que decidí renunciar para poder atender a la niños de mi comunidad todo el día", contó.
Al entrar en su vivienda es necesario desinfectarse las manos, dejar los zapatos fuera y mantener la distancia al sentarse ante su mesa en un pequeño salón.
"Aquí seguimos dando la cara, porque nos importa la educación, pero también nos cuidamos mucho, porque vivo con mi hija, mi mamá, que es hipertensa, y mi papá, ambos adultos mayores", explicó.
Los riesgos de la pandemia no han impedido que Correa, a cambio de tres dólares semanales o colaboraciones de cloro, alcohol y gel antibacterial, reciba a los niños para darle al menos dos horas de clases diarias.
"Yo los divido por grupos. Cuando el colegio les manda tareas las hacen acá, y cuando no, yo les coloco actividades, porque si algo es importante es que estos niños no pierdan esta etapa entre los cinco y 11 años, que es vital para el aprendizaje, y muchos padres no pueden, bien sea porque no tienen los conocimientos, o tiempo. Aquí todos tienen que salir a trabajar para comer y muchos niños se quedan solos", agregó.
Correa, quien ha habilitado su casa con muebles para guardar los cuadernos y para poner a disposición de ellos algunos libros que puedan servirles, ha optado por dividir a sus estudiantes por grupos que no excedan los cuatro niños.

Carrera de obstáculos

La educación a distancia, comenta la educadora, ha sido un reto muy duro, especialmente "para los cientos de niños que no tienen Internet, una computadora o un teléfono inteligente".
Michelle Brito, una maestra de cuarto grado retirada, residente de Petare (este), dijo que a las familias de escasos recursos económicos se les hace cuesta arriba la educación de sus niños.
Imagen de un aula (referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 04.03.2021
América Latina
Dudas y temores ante el retorno a clases en Venezuela
La docente considera que a pesar de que muchos padres están interesados en que sus hijos aprendan, a veces carecen de los conocimientos o las herramientas para enseñarles.
Muchos "hacen un esfuerzo por pagar" clases particulares, y otros han desistido incluso de llevar las tareas a las escuelas para que las maestras las corrijan por el mal funcionamiento del transporte público en la zona.
"Es como una carrera de obstáculos (...) Si tienes una cosa te falta otra. Siento que son los niños quienes pierden", dijo Brito, quien habilitó una pequeña mesa en su casa para atender a dos niños por cuatro horas al día.
Sus alumnos le llaman La escuelita.

El riesgo del virus

"Yo creo que no es un riesgo, porque como son pocos, y la mayoría ya tienen entre 8 y 11 años, puedo controlarlos y entienden bien que deben cuidarse y deben cuidarme a mi", sostuvo la maestras.
Hasta el momento se desconoce con precisión cuál es el universo de docentes en Venezuela y qué cantidad de estos han recibido vacunas.
Esta nación latinoamericana solo ha podido adquirir 750.000 vacunas: 500.000 provenientes de China y 250.000 de Rusia.
El Gobierno venezolano ha insistido en diversos escenarios en que los fondos de su país bloqueados en el extranjero sean liberados para poder financiar la vacunación a su población.
Hasta el momento Venezuela registra 170.189 contagios y 1.705, de acuerdo a los pacientes que han sido detectados con pruebas PCR positivas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала