Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

La ultraderecha visita el barrio obrero de Vallecas para calentar las elecciones en Madrid

© REUTERS / Sergio PerezPartidarios del partido VOX en Madrid, España
Partidarios del partido VOX en Madrid, España - Sputnik Mundo, 1920, 08.04.2021
Síguenos en
MADRID (Sputnik) — El partido ultraderechista Vox eligió el barrio obrero de Vallecas para presentar en la tarde del 7 de abril su campaña a las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo. Concretamente en la Plaza de la Constitución, conocida popularmente como la "Plaza Roja".
El resultado fue el esperado: los vecinos del barrio —conocido por el activismo antifascista de su tejido social— boicotearon el acto, concentrando en el lugar a alrededor de un millar de personas, que superaban de forma muy holgada a los simpatizantes de Vox.
Los asistentes al mitin se congregaban en el centro de la plaza y, alrededor de ellos, en círculo, los que protestaban, que no pararon de corear proclamas en ningún momento, haciendo que los gritos de "fuera fascistas de nuestros barrios" impidieran a los asistentes escuchar el discurso de Santiago Abascal, líder de Vox.
Pese al ruido, la protesta se desarrolló sin violencia hasta que en un momento dado Abascal decidió acercarse a los manifestantes. "Vamos a bajar de este atril y vamos a caminar y contar los pasos, los escasos metros que nos separan de quienes están cometiendo un delito electoral", anunció.
Una manfestación del partido Vox en Vallecas, Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 08.04.2021
España
¿Cómo hemos llegado al clima de Vallecas? Un nuevo estudio señala a Vox como catalizador de odio
Acompañado de sus seguidores, Abascal contó 18 pasos hasta romper el cordón policial que separaba a sus simpatizantes de los manifestantes, desatando un escenario de tensión que terminó con cargas policiales.
Por su parte, algunos de los vecinos lanzaron piedras y ladrillos tanto a los agentes como a los militantes de Vox, que rompían a aplaudir cada vez que los agentes antidisturbios iniciaban una carga.
Tras varias escaramuzas, los enfrentamientos dejaron 4 detenidos –tres de ellos menores de edad– y 34 heridos de carácter leve, en su mayoría por contusiones. En concreto, 14 personas fueron atendidas en un puesto de Protección Civil, mientras que 20 agentes antidisturbios fueron atendidos en comisaría.
Столкновения между протестующими и полицией в Мадриде  - Sputnik Mundo, 1920, 08.04.2021
España
"Fuera fascistas de barrios obreros": disturbios en Vallecas durante el mitin de Vox
Una vez superado el episodio de tensión, con la plaza tomada por los antidisturbios, Abascal y sus compañeros ofrecieron sus discursos custodiados por un palo de madera, expuesto junto a la tribuna de oradores durante todo el acto tras haber sido, supuestamente, utilizado como arma en su contra.
En esos discursos, que quedaron al margen del foco mediático, Vox volvió a presentarse como garante ante la delincuencia, culpando a la inmigración –y más concretamente a los menores no acompañados– de un supuesto problema de seguridad que, a su modo de ver, se arreglará con deportaciones.
Para este 8 de abril, asociaciones vecinales convocaron un nuevo acto de protesta en el que acudirán con lejía a limpiar la plaza utilizada por Vox, demostrando de cierta manera que el acto dejó un poso de polarización que, más allá de la broma, no desaparece frotando.

Objetivo cumplido

Los sucesos del 7 de abril abrieron telediarios y las fotos de los enfrentamientos se hicieron camino hasta la portada de muchos diarios este 8 de abril, algo que, según apuntan distintos analistas, era precisamente lo que buscaba Vox convocando un acto en Vallecas, donde el voto a la erecha siempre ha sido minoritario.
Pablo Iglesias, líder de la formación española de izquierdas Podemos - Sputnik Mundo, 1920, 02.04.2021
España
Podemos culpa a la ultraderecha española de ataque a su sede en Cartagena, Murcia | Vídeos
Por ejemplo, en las elecciones municipales de mayo de 2019 Vox obtuvo 5% de los votos de Puente de Vallecas —el distrito donde se encuentra la Plaza Roja—, mientras que las distintas formaciones de izquierdas sumaron un 77%. La formación mejoró sus resultados unos meses después, en las generales de noviembre, llegando al 12,1%.
Steven Forti, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Autónoma de Barcelona, explica que el acto buscaba un doble objetivo. Por un lado intentar aumentar apoyos en zonas trabajadoras, donde al contrario que formaciones análogas en otros países Vox todavía tiene "muchos problemas para conseguir votos", pero sobre todo para "polarizar y crispar" captando la atención mediática.
"Organizar un acto así en Vallecas tenía altas dosis de posibilidad de que se produjera una respuesta popular en contra y que todo esto llevara a un enfrentamiento. Es una estrategia de un partido político que sabe muy bien que la polarización y las reacciones que pueden darse a sus actos les lleva a tener más visibilidad mediática. Buscan polarizar, crispar a la sociedad, y luego presentarse como víctimas", relata Forti.
Por ello, este historiador especializado en el estudio de la ultraderecha concluye que para Vox el acto de Vallecas "fue completamente redondo" y "consiguieron lo que buscaban", algo que a su modo de ver queda claro viendo que fue el propio Abascal quien se bajó del atril para "caldear los ánimos".

El puzzle madrileño

Con esta estrategia, Abascal consiguió asaltar la palestra mediática en las últimas horas tras pasar las últimas semanas a la sombra de Isabel Díaz Ayuso, la líder del conservador Partido Popular en Madrid, que no para de comer espacio a la ultraderecha desplegando un discurso cada vez más centrado en polarizar.
Simpatizantes de Francisco Franco realizan un homenaje por el 45 aniversario de la muerte del dictador  - Sputnik Mundo, 1920, 11.03.2021
España
¿A qué se debe el auge de grupos de extrema derecha en España?
Por ejemplo, su lema de campaña es "comunismo o libertad", planteando las elecciones como una disyuntiva frente a un único ente antagónico en el que engloba a todas las opciones progresistas, lo que le sirve para presentarse como la única alternativa a esa supuesta amenaza, robando votos a Vox.
Sin embargo, se produce la paradoja de que Ayuso es la mejor esperanza de Vox para entrar por primera vez en el gobierno de una región española.
Según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), pese a que Vox está cada vez más cerca del PP en las encuestas nacionales, en Madrid quedaría con un 5,4% de votos —cerca de no obtener representación incluso— mientras que Ayuso sería la más votada con un 39,2%.
Pese a partir de una posición fuerte, Ayuso quedará lejos de la mayoría absoluta, por lo que su única forma de superar a la izquierda es, si los números lo permiten, formar una alianza con Vox.
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección - Sputnik Mundo, 1920, 08.04.2021
España
La disyuntiva de 'Comunismo o Libertad' que se planteó en Madrid "es una trampa para bobos"
En ese contexto, con un Partido Popular fuerte, las esperanzas de Vox de cara a las elecciones madrileñas pasan por reforzar su papel de outsider, algo a lo que ayudan los disturbios de Vallecas.
Jonatan García, doctor en Ciencia Política y profesor en la Universidad del País Vasco, señala que "en una contienda electoral tan polarizada como la madrileña, los partidos que no sean la cabeza visible de su polo van a tener más problemas para obtener beneficios".
"En este caso, para estar presente en los titulares, como ocurrió en Vallecas, se busca generar momentos de tensionamiento", añade.
En una línea similar, Maximiliano Fuentes, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Girona, explica que "hay una asunción del discurso de Vox por parte del Partido Popular, con una retórica de intolerancia y conflicto permanente entre opositores acérrimos que no pueden encontrarse".
"Esto empuja al discurso de Vox a radicalizarse, siguiendo la lógica por la que estos grupos crecen cuando no tienen autoridad", explica.
Ante estos movimientos de Vox para ganar presencia mediática, Steven Forti recuerda que "muchas veces las campañas electorales se juegan sobre cosas secundarias o directamente memeces, pero ahora de lo que se debe hablar es que una posible victoria de Ayuso llevaría a Vox a gobernar en Madrid".
"Se está abriendo la puerta, y Madrid no es cualquier lugar, a unas posiciones políticas posfascistas que hace no mucho estaban fuera de lo aceptable", concluye Maximiliano Fuentes.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала