Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Sin nosotros no hay Semana Santa": la pandemia sacude al arte sacro de España

© Europa Press / María José LópezSalida Procesional de la Hermandad de la Esperanza de Triana (Sevilla)
Salida Procesional de la Hermandad de la Esperanza de Triana (Sevilla) - Sputnik Mundo, 1920, 02.04.2021
Síguenos en
Sevilla es la capital de la Semana Santa en España. Una celebración que pasa por todos los artistas que trabajan para que los pasos luzcan impolutos durante los días grandes. Un sector que nota los efectos de dos años sin procesiones.
Cantaban Los del Río que "Sevilla tiene un color especial", diferente al del resto del país. Una tonalidad, cuyos matices mutan en Semana Santa. Si el cielo lo permite, los prolongados atardeceres de primavera revelan una paleta compuesta por el dorado de los pasos y la extensa gama cromática de los trajes de los cofrades. Un colorido que no palidece al caer el sol y que también brilla a la luz de los cirios. La Semana Santa se percibe por la vista, pero también por el resto de sentidos. La capital andaluza huele a una mezcla de incienso y flor de azahar. El tambor y la trompeta se encuentran con las saetas que salen de los balcones. La ciudad se alborota ante el caminar de hermandades como la Macarena, Jesús del Gran Poder o la Esperanza de Triana. Un cuadro de siete días que por segundo año consecutivo no se pintará a orillas del Guadalquivir.
La pandemia vuelve a desdibujar la Semana Santa sevillana. Esta vez no hay confinamiento, pero tampoco procesiones. En su lugar, las puertas de las iglesias abiertas y la exposición In Nomine Dei, en la que se pueden contemplar 250 piezas de las 70 hermandades de la capital hispalense. Un resquicio de celebración a través de mantones y figuras. Obras firmadas por manos de artesano. Un gremio que padece la cancelación de los festejos religiosos.
© Foto : Cortesía de Cordonería AlbaCordón con medalla para niños de la Hermandad del Rocío de Triana
Cordón con medalla para niños de la Hermandad del Rocío de Triana - Sputnik Mundo, 1920, 31.03.2021
Cordón con medalla para niños de la Hermandad del Rocío de Triana
Jesús Spínola disfruta de una cerveza al sol. Debería estar en su taller, pero el día está tranquilo. Algo impensable en 2019. "En estas fechas, tenía tanto trabajo que no podía ni dormir", confiesa a Sputnik Mundo. Él es propietario de la Cordonería Alba, una tienda con 117 años de historia. De aquí han salido flecos y borlas decorativas para lámparas, cortinas y pasos. Es autor de los cíngulos de Cristo para las hermandades del Gran Poder, la Macarena o la Esperanza de Triana. Sus trabajos de pasamanería y cordonería han lucido en el Alcázar de Sevilla y la Plaza Monumental de México. La máquina con la que trabaja supera el siglo de edad. "Soy la tercera generación que pasa por el negocio. He trabajado toda mi vida aquí", señala.
Sin embargo, este año sus dedos no se apresuran sobre cordones forrados de plata, oro y seda. La ausencia de procesiones ha hecho que el volumen de trabajo descienda notablemente. Entre el 60% y el 65% de pedidos de Cordonería Alba están relacionados con la Semana Santa. Sin ellos, los ingresos caen. "Hemos dejado de facturar cerca de un 65% de lo que veníamos haciendo. Pero bueno, vamos sobreviviendo", relata el artesano. Agradece que trabaja solo y no tiene sueldos que pagar. Sino su situación sería más complicada.

"Se habla de hostelería y de flamenco, pero no de los trabajadores del arte sacro. Vivimos unas 700 familias de esto. Si no se hace algo, acabaremos en las colas de caridad de las hermandades".

Jesús Spínola
Propietario de la Cordonería Alba.

Un año complicado

Los números tampoco le salen a Abel Velarde. Desde 1996 se dedica a cubrir de dorado la madera de altares y pasos. Incluso, estuvo cerca de dorar las cúpulas de varios templos ortodoxos en Francia. "Es un proceso laborioso. Hay que tratar la madera, darle el estuco, retallarla y por último dorar la pieza en oro fino u oro falso. Hay varias técnicas, dependiendo del acabado que se desee. Por ejemplo, los pasos son dorado al agua con oro fino", explica.
Velarde labora en la localidad sevillana de Alcalá del Guadaíra. Allí realiza los pocos encargos que tiene desde que comenzó la pandemia. Ninguno de estos es nuevo. "Nos ha bajado el volumen de trabajo en un 80%. Es increíble, porque por estas fechas estaríamos barajando presupuestos con las hermandades. Ahora, ni levantamos el teléfono", lamenta el artesano de Abel y Justi Doradores.
© Foto : Cortesía de Abel y Justi DoradosLateral del paso Huerto de Granada, dorado por Abel y Justi Dorados
Lateral del paso Huerto de Granada, dorado por Abel y Justi Dorados - Sputnik Mundo
1/2
Lateral del paso Huerto de Granada, dorado por Abel y Justi Dorados
© Foto : Cortesía de Abel y Justi DoradosPaso de la Hermadad Rico y Piedad (Málaga), trabajado por Abel y Justi Dorados
Paso de la Hermadad Rico y Piedad (Málaga), trabajado por Abel y Justi Dorados - Sputnik Mundo
2/2
Paso de la Hermadad Rico y Piedad (Málaga), trabajado por Abel y Justi Dorados
1/2
Lateral del paso Huerto de Granada, dorado por Abel y Justi Dorados
2/2
Paso de la Hermadad Rico y Piedad (Málaga), trabajado por Abel y Justi Dorados
El descenso de la actividad también lo han notado los escultores de las imágenes que presiden los pasos que desfilan por las calles. Rafael Martín, imaginero de la Semana Santa, asegura que la obra nueva es casi inexistente. "Los encargos que se han ido haciendo son los que venían de antes del COVID-19. Ahora las hermandades dedican los fondos a ayudar a sus miembros o a obras de caridad. Al tener menos ingresos, también caen las peticiones". Las restauraciones se han convertido en el grueso de su trabajo.
Profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, Martín dedica una parte de su tiempo a construir cuerpo y rostro de las figuras de la Virgen y Cristo que luego serán procesionadas. Del estudio montado en su propio domicilio han salido esculturas para hermandades sevillanas, pero también hacia otros puntos de España. Hasta Guatemala ha llegado su obra, lo que le convierte en el primer artista español que realiza imágenes procesionales para la Semana Santa guatemalteca desde el siglo XVII.
© Foto : Cortesía de Rafael MartínCristo de la Flagelación de la Hermandad de las Tres Potencias (Guatemala), obra de Rafael Martín
Cristo de la Flagelación de la Hermandad de las Tres Potencias (Guatemala), obra de Rafael Martín - Sputnik Mundo, 1920, 31.03.2021
Cristo de la Flagelación de la Hermandad de las Tres Potencias (Guatemala), obra de Rafael Martín
Martín tarda entre dos y tres meses en crear una virgen, seis o siete para levantar un cristo crucificado. Da forma a la madera y después la policroma. "Utilizo las mismas técnicas que en el siglo XVI y XVII, aunque se incluya algún procedimiento mecánico del siglo XX", puntualiza el escultor. Una operativa que lleva siguiendo desde que tiene 12 años. Hace 21 años que bendijeron su primera obra. En pleno 2021, espera que el panorama mejore a medida que avance el año y las hermandades puedan restaurar la delicada situación de sus arcas. Aunque todavía hay incertidumbre.

"Si la cosa sigue así, muchos se van a tener que reinventar. Gracias a la enseñanza, yo tengo otra vía de ingresos. Pero la gente joven que empieza ahora puede ser que lo pase muy mal".

Rafael Martín
Imaginero de Semana Santa

Un arte necesitado

La Asociación Gremial de Arte Sacro ha alzado la voz. Reclama ayudas para un sector afectado por la crisis económica que padecen las hermandades, sus principales clientes. La falta de liquidez y el desempleo golpea a las entidades que componen este gremio. La organización recuerda que muchos trabajadores siguen en ERTE y que incluso hay talleres que no han retomado la actividad desde la Semana Santa de 2020.
En Bordados Santa Clara, ninguno de sus empleados ha perdido su puesto. "Decidimos hacer una reducción de jornada para no despedir a nadie", afirma José Luis Sánchez, propietario del taller. El equipo se adapta a los tiempos que corren. Según él, los proyectos se han ralentizado un 80%. Las cofradías no tienen presupuesto para acelerar el ritmo de costura. Lo que antes se hacía en seis meses, ahora tarda dos años. "Por suerte, tenemos algún trabajillo para seguir caminando. Esperamos cerrar alguna de las propuestas que tenemos sobre la mesa. Conseguir el volumen de trabajo para asegurar el 2021", contesta el artesano.
© Foto : Cortesía de Bordados Santa ClaraTúnica de Bordados Santa Clara
Túnica de Bordados Santa Clara - Sputnik Mundo, 1920, 31.03.2021
Túnica de Bordados Santa Clara
Sánchez comenzó a bordar a la edad de 16 años. Lo hacía para la hermandad de su pueblo, en la provincia de Córdoba. Su hobby se convirtió en su forma de vida. Más adelante, llegó a la capital andaluza, donde se incorporó en algunos de los talleres más prestigiosos de la urbe. Hace siete años se aventuró a abrir su propio negocio. Sevilla, Madrid, Barcelona, Valencia o Galicia son algunos de los lugares en los que se puede contemplar la obra de Bordados Santa Clara. Más allá de nuestras fronteras, Roma o Los Ángeles.
Bordan con oro, plata o seda y lo hacen sobre túnicas, banderas, insignias o vestidos de novia. Una labor minuciosa para la que la paciencia es la mejor aliada. "Primero se marca la silueta con el hilo de oro, que lleva en su interior una hebra de hilo de seda en amarillo envuelta en láminas de oro. Después este se sujeta con hilo amarillo, porque si el oro subiera y bajase como en otro tipo de bordados se estropearía. Esto normalmente se hace sobre las piezas del diseño, hechas con fieltro de lana. Una vez están las piezas bordadas, se monta en el tejido final, que puede ser terciopelo, tisú o raso de seda, entre otros", aclara Sánchez.
© Foto : Cortesía de Bordados Santa ClaraBordados en un pendón, obra de Bordados Santa Clara
Bordados en un pendón, obra de Bordados Santa Clara - Sputnik Mundo, 1920, 31.03.2021
Bordados en un pendón, obra de Bordados Santa Clara
De ahí salen los mantones que llevan cada una de las figuras de la Virgen. Junto a estas, flores, velas y pasamanería de todo tipo. Una apariencia excesiva que tiene sus detractores. Tras esta, bordadores, diseñadores, orfebres, doradores, escultores, cordeleros, pintores o personal dedicado a tratar el terciopelo. Hasta el agricultor que elabora la cera natural por la que pasa el hilo que sujeta el oro en los bordados.

"La gente lo ve como un artículo de lujo, pero muchas familias comen de esto y pagan. Hay gente que no entiende cómo se va a hacer un vestido nuevo a la Virgen, mientras hay personas en las colas de caridad. Pero sin esto, nosotros estaríamos también en las filas de los comedores".

José Luis Sánchez
Bordador y propietario de Bordados Santa Clara
Las procesiones son un atractivo más de Sevilla. Hordas de turistas invaden la ciudad para contemplar la Semana Santa hispalense. Junto al quejido de la saeta, las risas de los visitantes sentados en alguna de las muchas terrazas de la urbe. La suspensión de las celebraciones afecta directamente a la hostelería. Exigen ayudas urgentes para capear la crisis económica. "Yo entiendo que la hostelería levante el grito al cielo. Pero tu vas a un bar y lo ves lleno. Nosotros llevamos dos años sin trabajar", remarca Velarde.
400 millones de euros de impacto económico deberían de posarse estos días en Sevilla. Pero, estamos en pandemia. La capital de Andalucía resplandece igualmente. El color no se pierde. Sin embargo, la cromática de la Semana Santa se diluye entre aires víricos. "Si el arte sacro no existiera, la Semana Santa no existiría. A ver de qué comía la restauración", sentencia Sánchez.
Sputnik en Twitter

Síguenos en nuestra cuenta de Twitter @SputnikMundo para estar al tanto de todas las tendencias mundiales y de las noticias de última hora y tener rápido acceso a contenido exclusivo e información veraz a golpe de tuit. ¡Te esperamos!

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала