Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La hicotea, la tortuga colombiana que alimenta el mercado negro cada Semana Santa

© Foto : Pixabay/ zoosnowTortuga hicotea. Imagen referencial
Tortuga hicotea. Imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 02.04.2021
Síguenos en
La ley colombiana establece duras penas para quienes comercialicen carne y huevos de hicotea, una tortuga acuática oriunda del norte de Colombia y que es catalogada como "vulnerable". Su alto consumo en Semana Santa obedece al mito de que quién no las coma, tendrá mala suerte por todo el año.
La hicotea o jicotea es una especie de tortuga acuática que suele encontrarse en el norte de Colombia, particularmente en lagunas, ciénagas o áreas inundables cercanas a ríos de agua dulce. Uno de sus rasgos más distintivos son las manchas rojas o naranjas que tienen detrás de los ojos.
Si bien se reconoce su importancia para el ecosistema —debido fundamentalmente a su dieta basada en insectos— y la protección legal que tienen en el país sudamericano, estos animales suelen ser perseguidos para abastecer un mercado ilegal que crece durante Semana Santa.
Una serpiente, imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 14.02.2020
Internacional
Estudio alerta sobre efectos poco sabidos de pérdida de serpientes en ecosistema panameño
A comienzos de marzo de 2021, la Policía de Colombia logró rescatar en un operativo 389 tortugas hicotea en la ciudad de Montería, al norte del país. Según informó la Policía colombiana, un dato aportado por un testigo permitió a los uniformados llegar a un lugar en el que las tortugas eran almacenadas "en muy malas condiciones" para ser comercializadas en mercados locales.
En el lugar los agentes encontraron 12 tortugas que ya se encontraban muertas, así como 5 kilos de carne de hicotea ya preparada para su consumo, "sin medidas de bioseguridad, poniendo en riesgo la salud pública".
En efecto, tanto la carne como los huevos de la hicotea son consumidos en la gastronomía del norte de Colombia. Lo más habitual es el "pebre de tortuga", una especie de guisado en el que se acompaña la carne con salsa de pimienta, ajo, perejil, servido con arroz de coco, patacón quemado y cerveza. También puede cocinarse como carne frita con variedades de arroz y otras preparaciones.
El consumo de la carne de hicotea suele dispararse en Semana Santa, ya que —según consigna un documento elaborado en 2009 por el Ministerio de Ambiente colombiano y la Universidad Nacional de Colombia— existe la creencia popular de que quien no consuma carne y huevos de hicotea durante Semana Santa "tendrá una racha de mala suerte durante todo el año".
La inclusión de esta carne en la dieta se fortalece al ser considerada carne blanca, lo que facilita su consumo durante Semana Santa, cuando los católicos evitan las carnes rojas.
Con la finalidad de abastecer este mercado, las hicoteas suelen ser capturadas en ríos y ciénagas de forma intensiva, ya sea con redes, anzuelos o hasta perros de caza. Las formas tradicionales de captura no distinguen entre machos o hembras ni la etapa de maduración de las hicotea, lo que logró poner en peligro la subsistencia de la especie.
Descubren cientos de crías de tortuga de contrabando en el aeropuerto de Galápagos - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2021
América Latina
Descubren cientos de crías de tortuga de contrabando en el aeropuerto de Galápagos
De hecho, la normativa colombiana considera a las hicoteas —cuyo nombre científico es Trachemys scripta— como especies vulnerables, por lo que su caza, comercialización y consumo está estrictamente prohibido.
En marzo, la Policía colombiana recordó que la ley estipula una pena de entre 48 y 108 meses de prisión y una multa de hasta 35.000 salarios mínimos legales mensuales a quienes comercialicen especies protegidas como la hicotea.
A pesar de que las penas son altas, el mercado negro de carne de hicotea se mantiene solamente algunos cientos de ejemplares logran ser rescatados en operativos de la Policía, autoridades locales y organizaciones ambientales.
Según datos de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena —ente público con atribuciones ambientales en el departamento de Magdalena—, unas 122 tortugas hicotea pudieron ser rescatadas en seis operativos realizados entre enero y marzo de 2021. En algunos de los operativos incluso se reportó la venta de carne de hicotea en restaurantes establecidos.
Los registros también dan cuenta de que entre 2019 y 2020 fueron rescatados 350 ejemplares de la especie, la mayoría de ellos hembras con huevos en sus oviductos.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала