Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

"El que causa miedo": hallan una nueva especie de dinosaurio en Argentina

CC0 / Pixabay / El esqueleto de un dinosaurio
El esqueleto de un dinosaurio - Sputnik Mundo, 1920, 31.03.2021
Síguenos en
Los paleontólogos encontraron una nueva especie de dinosaurio que era uno de los principales depredadores en la Patagonia hace unos 80 millones de años.
La especie fue denominada Llukalkan aliocranianus. La primera parte procede de la lengua mapuche y significa "el que causa miedo", la segunda parte es "cráneo diferente", del latín.
Los restos fósiles de Llukalkan se encontraron en la formación Bajo de la Carpa, cerca del famoso sitio arqueológico de La Invernada, en Argentina.
La especie pertenece a la familia de los abelisáuridos, que eran dinosaurios terópodos de entre cinco y nueve metros de longitud. Habitaban en el antiguo subcontinente austral Gondwana.
Hasta la fecha, se han desenterrado 10 especies de este depredador en la Patagonia. En su aspecto general se parecen a los tiranosaurios, sin embargo se distinguen de éstos por sus tamaños y los cráneos inusualmente cortos.
"Se trata de un descubrimiento especialmente importante porque sugiere que la diversidad y abundancia de abelisáuridos fue notable, no sólo en toda la Patagonia, sino también en zonas más locales durante el periodo del ocaso de los dinosaurios", afirma el autor principal del estudio, el Dr. Federico Gianechini, paleontólogo de la Universidad Nacional de San Luis (Argentina).

Un depredador temible

Llukalkan se encontraba "probablemente entre los principales depredadores" de toda la Patagonia, durante el Cretácico Superior debido a su formidable tamaño de hasta cinco metros de largo, su mordida extremadamente poderosa, sus dientes muy afilados, sus enormes garras en los pies y su agudo sentido del olfato.
Tenía un extraño cráneo corto con huesos porosos, por lo que en vida su cabeza tenía protuberancias y prominencias, al igual que algunos reptiles actuales como el monstruo de Gila o las iguanas.
Los restos fósiles de Llukalkan incluyen una caja craneana bien conservada y sin aplastar. Tiene un pequeño seno posterior lleno de aire en la zona del oído medio que no se ha visto en ningún otro abelisáurido encontrado hasta ahora. Esto significa que Llukalkan probablemente oía de forma diferente, probablemente mejor y similar a la de un cocodrilo actual, explica el Dr. Ariel Méndez, del Instituto Patagónico de Geología y Paleontología, en Argentina.
"Este hallazgo implica una adaptación auditiva diferente a la de otros abelisáuridos, y probablemente un sentido del oído más agudo", afirmó.
Las pruebas fósiles de las adaptaciones de Llukalkan sugieren que los abelisáuridos estaban floreciendo justo antes de que los dinosaurios se extinguieran.
"Estos dinosaurios seguían probando nuevas vías evolutivas y diversificándose rápidamente justo antes de extinguirse por completo", añade Méndez.
A pesar de su significativo hallazgo, aún queda mucho por descubrir. "Este descubrimiento también sugiere que es probable que haya más abelisáuridos por ahí que todavía no hemos encontrado, así que buscaremos otras especies nuevas y una mejor comprensión de la relación entre los furilesaurios", dice Gianechini.
El estudio fue publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.
Tierra (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Ciencia
Una nueva teoría explica el origen del objeto que acabó con los dinosaurios
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала