Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Tres de cada cuatro docentes de UNAM deben trabajar 79 horas semanales para su Canasta Alimenticia

© Foto : NotimexEl edificio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
El edificio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2021
Síguenos en
El más reciente informe del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revela cómo los profesores e investigadores de la principal casa de estudios mexicana han sufrido un grave deterioro salarial que se refleja en su poder adquisitivo.
Las categorías de Profesor ordinario de asignatura y Ayudante de profesor, que concentran el 74% de los nombramientos de la UNAM, "tienen un salario de miseria que precariza, vulnera y refleja desprecio hacia la labor docente", denunciaron los economistas del CAM en su informe publicado este 25 de marzo. Y van más allá, al evidenciar cómo se va precarizando más la economía de estos profesores:
Pesos mexicanos (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 06.05.2020
Internacional
Indicadores económicos cíclicos caen en México a niveles de la crisis financiera de 2009
Esta situación se agudizó y profundizó con la pandemia, porque las profesoras y profesores han pagado con su dinero el precio de las clases en línea en capacitación, equipos de cómputo, pagos de internet que soporten video-conferencias, además de acondicionar espacios en casa para impartir las asignaturas. La realidad es que gran parte de los docentes han adquirido deudas para sostener su trabajo.
A partir del análisis del aumento en el precio de la Canasta Alimenticia Recomendable —una medida estandarizada que el CAM monitorea desde hace cuatro décadas—, el cual se contrastó con el pago recibido, el 74% de los docentes de la UNAM deberían trabajar 79 horas semanales para cubrir el costo de la Canasta, "algo que es humanamente imposible", manifestaron los analistas del CAM a Sputnik.

Pérdida del poder adquisitivo

Según el análisis de los economistas consultados, en el gobierno existe una política de reducción salarial de los trabajadores de la educación asociada a su proyecto modernizador.
En México, esta política se ha valido de organizaciones sindicales con escasa base social que, por tanto, firman contratos colectivos lesivos de los derechos de los trabajadores. No en vano se sostiene que la falta de democracia sindical es uno de los grandes obstáculos y desafíos para los trabajadores del país.

"El proyecto de modernización educativa, inspirado en las tesis del neoliberalismo económico, avanza en las Universidades públicas sin grandes dificultades, comprimiendo y diferenciando cada vez más los salarios de los trabajadores académicos", analizaron los economistas en su informe, al que tuvo acceso Sputnik.

Explican que ya en 2014, el grueso del personal docente de la UNAM tenía menos de la tercera parte del poder de compra que tenía en 1977, según su carga de trabajo y nivel en la escala docente, lo que significa que esta situación se agudizaba en los trabajadores que estaban en los niveles inferiores de la escala salarial.
"Aunque el desplome del salario real durante los últimos dos decenios ha afectado a todos los asalariados del país, éste se ha mostrado con mayor agudeza en aquellos dónde la política gubernamental tiene un alto grado de determinación", por tanto, sostienen los autores del estudio, esto se ve mayormente reflejado en la fijación de los salarios mínimos y los salarios de los trabajadores públicos.
Para el cálculo de la pérdida de poder adquisitivo, el CAM utilizó la medida de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) diseñada por el Dr. Abelardo Ávila Curiel, del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, cuyo precio es analizado y sistematizado desde hace 40 años. Esta medida la contrastaron con el pago de horas a la semana por mes que un profesor imparte frente a un grupo, lo cual es la forma usual de contratación de los profesores de asignatura.
El coronavirus SARS-CoV-2 - Sputnik Mundo, 1920, 13.04.2020
América Latina
Experto de UNAM: lo peor del COVID-19 está por llegar a América Latina
Al comparar los incrementos salariales de las dos categorías (Profesor Ordinario de Asignatura A y Ayudante de Profesor B) con el aumento del costo de la CAR, los analistas pudieron observar que "existe una pérdida acumulada del poder adquisitivo del salario de 47,27% para quienes tienen el nombramiento de Profesor […] y de 46,94% para quienes tienen el nombramiento de Ayudantes […] En otras palabras, su salario base en 2019 puede comprar la mitad de lo que compraba en 2001".
Según el Cuestionario Diagnóstico de la Planta Docente de la Facultad de Economía de la UNAM, el promedio de horas semanales de un profesor frente a un grupo era de 5.9. Sin embargo, para poder cubrir el costo de la CAR, en 2019 debieron haber tenido una carga horaria de 20 horas con 52 minutos frente a un grupo, que sumado a las horas de planificación y trabajo posterior, se convertirían en "una jornada aproximada de 79 horas semanales, algo humanamente imposible".
Otros análisis previos de este Centro de Investigación habían demostrado una pérdida constante del poder adquisitivo en el personal académico de base de la UNAM, entre 1977 y 2014, que oscilaba entre el 34% y el 67% según la categoría que se desempeñase.
La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) - Sputnik Mundo, 1920, 17.12.2020
América Latina
La Universidad Nacional Autónoma de México cierra 2020 entre las mejores del mundo
Argumentaron que hoy día, aunque no es posible realizar el mismo cálculo para el año 2020 debido a la pandemia, estiman que la tendencia al deterioro del salario continúa, ya que la inflación de los últimos tres años ha sido mayor a los aumentos consagrados en las negociaciones de los Contratos Colectivos de Trabajo.
En la parte final de su análisis, los investigadores concluyeron que el 74% de quienes son docentes en la UNAM tienen un salario que no alcanza ni para comer, algo que no es una metáfora sino una cruda realidad que se ha exacerbado por las duras condiciones en las que se ha tratado de sobrevivir a la pandemia. Por tanto, es necesario un incremento salarial de emergencia que, al menos, cubra sus necesidades básicas de alimentación.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала