Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Un castillo y una fortaleza en Cuba: custodios coloniales de La Habana | Fotos, vídeo

© Sputnik / Danay GallettiLos cañones protegían la ciudad de los ataques de corsarios y piratas
Los cañones protegían la ciudad de los ataques de corsarios y piratas - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Síguenos en
Las fortalezas Castillo de los Tres Reyes del Morro y San Carlos de la Cabaña, emblemáticas del sistema defensivo español en Cuba, constituyen hoy espacios culturales destinados a ferias literarias, ceremonias coloniales y museos con la historia de las fortificaciones y la urbe capitalina.
Desde el malecón de La Habana, que se extiende por 8 kilómetros, resultan visibles las fortalezas del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. Remiten al siglo XVI como herencias emblemáticas de la colonización española en Cuba, pero su historia también incluye capítulos con Che Guevara, el cañonazo de las 21:00 horas y el tabaco más largo del mundo.
Tanto el Castillo de los Tres Reyes del Morro como la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, ubicadas al otro lado de la Bahía, han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1982 por la Unesco (agencia de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura) , junto a la Habana Vieja, zona más antigua de la capital.
Ese espacio de aproximadamente 10 hectáreas propone peculiaridades como la excursión al mirador del faro, con 25 metros de altura, escalera de 117 peldaños y vista panorámica de la urbe; los tabacos más grandes del mundo hechos a mano y recogidos en el libro Guinness World Records; así como un reloj de sol, situado en la Plaza de Armas de la Cabaña.

El vigía de La Habana

Ante los frecuentes ataques de corsarios y piratas a la villa de San Cristóbal de La Habana, el rey Felipe II de España (1527-1598) aprobó la edificación de una gran fortaleza. Una inscripción en el rastrillo de la entrada —la original cuenta con una reproducción expuesta para los visitantes— revela la fecha de comienzo de las obras y sus principales impulsores.
La tarja, con más de 500 años, apunta: "Gobernando la Majestad del señor don Felipe Segundo hicieron este Castillo del Morro el Maestre de Campo Tejeda y el ingeniero [Bautista] Antonelli, siendo Alcaide Alonso Sánchez del Toro. Año de 1589". No obstante, la obra no fue concluida en el periodo del gobernador y capitán general Juan de Tejada.
© Sputnik / Danay GallettiUna inscripción en el rastrillo de la entrada revela la fecha de comienzo de las obras y sus principales impulsores
Una inscripción en el rastrillo de la entrada revela la fecha de comienzo de las obras y sus principales impulsores - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Una inscripción en el rastrillo de la entrada revela la fecha de comienzo de las obras y sus principales impulsores
Actas capitulares de la época revelan que la primera etapa de edificación concluyó bajo el mandato de su sucesor, Lorenzo de Cabrera, en 1630. Su forma de polígono irregular, que busca el aprovechamiento del saliente natural del pequeño peñón, y sus muros de tres metros de grosor y profundos fosos caracterizan la arquitectura militar renacentista.
"En la parte baja alberga la denominada batería de los Doce Apóstoles, 12 cañones preparados para atacar, sumado a la plaza de armas, iglesia, casa del comandante, la de los oficiales y el capellán. Las tropas estaban en tres cuarteles y la fortificación contaba también con dependencias para oficinas y calabozos", explica a Sputnik la guía Bárbara López.
Ya en 1928, el entonces historiador de La Habana Emilio Roig de Leuchsenring reconocía cómo la imagen de la vieja fortaleza, difundida en el mundo, permitía a no pocos identificar a la Mayor de las Antillas. Si bien desde lo simbólico, apuntaba, la significación era notable, sin dudas, en el aspecto político encarnaba a la patria misma: la colonia y la república.
© Sputnik / Danay GallettiLa bandera cubana ondea en el Morro como símbolo de soberanía nacional
La bandera cubana ondea en el Morro como símbolo de soberanía nacional - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
La bandera cubana ondea en el Morro como símbolo de soberanía nacional
"Así, cada vez que nuestra Isla ha cambiado su status político, el acto simbólico del cambio de soberanía y con él el de banderas, no se ha realizado en el palacio de los capitanes generales o en alguna otra de las fortalezas de la capital de la Isla, sino en el Castillo del Morro", refiere en su artículo La Habana de ayer, de hoy y de mañana.

El faro más antiguo de Cuba

© Sputnik / Danay GallettiEl Faro del Morro tiene una altura de 25 metros
El Faro del Morro tiene una altura de 25 metros - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
El Faro del Morro tiene una altura de 25 metros
Durante la primera mitad del siglo XVI, para orientar a las embarcaciones hacia la Bahía de La Habana y avistar las naves enemigas, fue señalizada la punta este o de barlovento con un sistema de vigía. El gobernador Diego de Mazariegos (1556-1565) dispuso entonces la construcción de una torre de cal y canto, integrada tras la edificación del castillo.
"Antes y después de la toma de La Habana por los ingleses [1762] el faro de El Morro se alimentaba con leña. Desde finales del siglo, en 1795, comienzan los intentos por mejorar el primitivo alumbrado, ensayos de la luz con gas inflamable, el empleo del aceite y, en el siglo XX, primero el gas acetileno y luego la electrificación en 1945", refiere López.
El faro actual fue colocado en 1845, a 45 metros sobre el nivel del mar, y hoy muestra dos destellos de luz blanca cada 15 segundos. Recibió primero el nombre de Leopoldo O'Donnell, gobernador y capitán general de la isla (1843-1848); luego, el de Carlos J. Finlay, como homenaje al científico cubano y, por último, Faro del Morro de La Habana en 1845.
© Sputnik / Danay GallettiVista del Complejo Morro-Cabaña desde el mirador del foro
Vista del Complejo Morro-Cabaña desde el mirador del foro - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Vista del Complejo Morro-Cabaña desde el mirador del foro
A sus pies, acontecieron los actos oficiales de cambio de dominio. El propio Leuchsenring refiere cuatro de ellos: el primero, el día 30 de julio de 1762 cuando, tras 43 días de ataque, fue arriada la bandera española y sustituida por la inglesa, y el segundo, en julio de 1763, recuperada la fortaleza por los españoles.
El tercero de esos momentos sucedió en enero de 1899 al perder España la nación caribeña como resultado de la guerra hispano-cubano-norteamericana y ocuparla militarmente Estados Unidos. Entonces fue izada la enseña de barras y estrellas y, tiempo después, el 20 de mayo de 1902, se colocó la bandera de la Mayor de las Antillas.
Una de las propuestas recientes, denominada como Proyecto de la Bandera, involucrará cada mañana a la Compañía de Ceremonias. "Pretendemos que su izado y arreado sea un acto solemne, como símbolo de soberanía nacional. Acondicionamos una sala para que permanezca en el horario de la noche", expresa a Sputnik Ernesto Martínez, director del complejo.
Ese espacio recogerá la historia del Morro y su vínculo con la enseña cubana, la cual permanecerá en una urna justo en el centro. "El lugar posee conductos de salida al exterior e ideamos, mediante espejos, que la luz solar incida sobre ella. En paralelo, impulsamos la iniciativa Mirar La Habana, desde la parte trasera de la comandancia del Che; un balcón para apreciar la arquitectura, majestuosidad y belleza de la ciudad maravilla", argumenta.

Una fortaleza con nombre de rey

© Sputnik / Danay Galletti Vista de La Habana desde las fortalezas coloniales
Vista de La Habana desde las fortalezas coloniales - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Vista de La Habana desde las fortalezas coloniales
La Fortaleza San Carlos de La Cabaña, erigida entre 1763 y 1774, resulta a juicio de los expertos una obra cumbre del sistema abaluartado y la mayor de la ingeniería militar española en América Latina. El país ibérico determinó la constitución de ese bastión militar tras la toma de la capital por las tropas británicas, bajo el nombre del rey español Carlos III.
El lugar es también escenario desde el año 1982—primero con carácter bienal y desde el año 2000 de manera anual—de la Feria Internacional del Libro de Cuba, dedicada en cada oportunidad a un escritor y país diferente. En paralelo, sesiona un programa artístico de coloquios, homenajes, mesas redondas, lecturas y presentaciones de volúmenes.
"En alianza con el Instituto Cubano del Libro, preparamos una librería con textos impresos, la comercialización de obras digitales, un centro de información para consultas electrónicas y una sala dedicada a la relación del Comandante Fidel Castro con la Cabaña, principal impulsor de la creación de este gran parque", señala Martínez.
© Sputnik / Danay GallettiLa Fortaleza San Carlos de La Cabaña es una obra cumbre del sistema abaluartado español
La Fortaleza San Carlos de La Cabaña es una obra cumbre del sistema abaluartado español - Sputnik Mundo
1/2
La Fortaleza San Carlos de La Cabaña es una obra cumbre del sistema abaluartado español
© Sputnik / Danay GallettiReloj de sol en la Cabaña
Reloj de sol en la Cabaña - Sputnik Mundo
2/2
Reloj de sol en la Cabaña
1/2
La Fortaleza San Carlos de La Cabaña es una obra cumbre del sistema abaluartado español
2/2
Reloj de sol en la Cabaña

La comandancia del Che

Apenas dos días después del triunfo de la Revolución, el 3 de enero de 1959, y en cumplimiento de las órdenes del líder Fidel Castro, la columna 8 Ciro Redondo del Ejército Rebelde toma posesión de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña. El día 9 llegó el comandante de esa organización armada, Ernesto Che Guevara.
Su permanencia en ese espacio fue de solo tres meses, tiempo en el cual fundó el periódico La Cabaña libre, inauguró una escuela para alfabetizar a los miembros iletrados de la columna y recibió en su despacho —en una casona del siglo XIX que servía de vivienda y oficina del gobernador— a personalidades nacionales y foráneas.
CC BY 2.0 / Adam Jones / Che Guevara's Office - Fortaleza de San Carlos de la Cabaña - Havana - CubaOficina del Che Guevara en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña
Oficina del Che Guevara en  la Fortaleza San Carlos de la Cabaña - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Oficina del Che Guevara en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña
Actualmente, el sitio experimenta un proceso de restauración: "Como novedad acondicionamos un área para la atención de visitantes VIP, ambientada con imágenes históricas de la presencia del dirigente Fidel Castro en la Cabaña; otra con el vínculo entre Fidel y el Che y el tradicional museo con la vida y obra del Guerrillero Heroico", comenta Martínez.
La comandancia atesora fotos y objetos pertenecientes a Guevara, desde la carta que con solo cinco años escribió a su tía Beatriz hasta muestras de los billetes emitidos en el archipiélago caribeño con su firma cuando desempeñaba el cargo de presidente del Banco Nacional (1959- 1961).
Recoge, además, mapas, manuscritos y fotos de niño junto a sus padres, hermanos y amigos; también al joven Ernesto durante la práctica de deportes, sus viajes en motocicleta por 12 ciudades argentinas y, posteriormente, por América Latina junto con su amigo Alberto Granado y en un segundo recorrido por Bolivia, Perú y Ecuador en compañía de Carlos Ferrer.
Che Guevara junto a Fidel Castro - Sputnik Mundo, 1920, 08.10.2020
Internacional
El Che que pocos conocen: 277 fotos de su autoría muestran cómo él veía el mundo
La pinacoteca muestra al doctor Guevara junto a sus compañeros de estudio en una clase de anatomía, su carnet de médico, la poesía que dedicara a los mineros de Bolivia, los días de lucha armada en la nación caribeña, las batallas en la Sierra Maestra, al oriente del país y en Santa Clara, ciudad del centro donde se encuentra la emblemática estatua del Che, realizada por el artista José Delarra, esculpida en bronce y sobre un pedestal de 16 metros de altura.
También, exhibe una selección de fotografías relacionadas con su desempeño como ministro de industrias, representante de Cuba ante Naciones Unidas y presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria; piedras extraídas de los alrededores de la escuelita de La Higuera —pueblo boliviano donde asesinaron al Che—, artesanías, su mochila, binoculares y cámara fotográfica.

Un cañonazo a las nueve de la noche

© Sputnik / Danay GallettiCañones en La Cabaña
Cañones en La Cabaña - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Cañones en La Cabaña
A finales del siglo XVI surgió la idea de amurallar la villa capitalina con el fin de protegerla de los ataques de corsarios y piratas. Los trabajos comenzaron en 1674 y concluyeron en 1740. Las murallas constituyeron un elemento característico del entorno urbano, y constaban de nueve puertas para el acceso al centro de la ciudad.
Con el propósito de anunciar el cierre de las puertas a las ocho de la noche y su apertura a las cuatro y media de la madrugada, se disparaba un cañón desde un buque situado en el puerto. Una vez finalizada la construcción de la Cabaña, los cañonazos se efectuaban desde esa fortificación.
Cojímar, Cuba - Sputnik Mundo, 1920, 30.05.2019
Internacional
De corsarios y piratas: el día que Francis Drake intentó saquear La Habana
La tradición continuó, incluso, tras el derrumbe de los muros 123 años después como consecuencia del crecimiento de la urbe. Desde 1898, las autoridades dispusieron el disparo de un solo cañonazo, a las nueve de la noche. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) la tradición fue suspendida para ahorrar pólvora y proteger la ubicación de la ciudad.
Refiere la historia que, ante el reclamo de los habaneros, una vez finalizada la contienda bélica retomaron esa costumbre. Hoy el espectáculo se recrea a la usanza de la época colonial desde la Batería de Ceremonias de la Fortaleza, compuesta por 21 piezas de bronce del siglo XVIII y que, si bien pueden lanzar una bala esférica hasta 800 metros, durante la ceremonia se emplean salvas.

El tabaco más largo del mundo

© Sputnik / Danay GallettiTorcedor de puros José Castelar Cairo, más conocido como Cueto
Torcedor de puros José Castelar Cairo, más conocido como Cueto - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2021
Torcedor de puros José Castelar Cairo, más conocido como Cueto
La tienda de tabacos La Tríada, en el propio complejo Morro-Cabaña, exhibe los récords Guinness del cubano torcedor de puros José Castelar Cairo, más conocido por Cueto. Con más de cinco décadas de experiencia en esa labor, ha realizado seis veces el tabaco más largo del mundo, una de ellas aún no reconocida y con motivo del cumpleaños de Fidel Castro en 2016.
El primero de esos logros fue en 2001 al torcer un habano de 11,04 metros; luego en 2003 con uno de 14,86 m. Dos años más tarde, elaboró otro de 20,41 m, seguido por el de 45,38 m en 2008 y el de 81,8 m en 2011. "Hice primero uno de cinco metros y cuando vi que podía seguí. Empecé con esta labor en Villa Clara con 11 años. Por la mañana iba a la escuela y por la tarde al chinchal", refiere Cueto a Sputnik.
Una de las mayores aspiraciones para este veterano de la manufactura del puro es que el récord Guinness del tabaco más largo del mundo permanezca en la nación caribeña. "Puedo contar con una mano las veces que me he cortado con la chaveta. Tienes que saber manejarla porque en una tabaquería nosotros hablamos a través de ella", asegura.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала