Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Movilidad eléctrica: cómo se planifica la revolución medioambiental en América Latina

© Sputnik / Sebastián OchoaAutos eléctricos de Quantum, empresa de Cochabamba, Bolivia
Autos eléctricos de Quantum, empresa de Cochabamba, Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 23.03.2021
Síguenos en
Cerca de 100 millones de personas en América Latina y el Caribe viven en áreas con mala calidad de aire. El transporte terrestre, una de las principales fuentes de contaminación, podría triplicarse para 2050, con 200 millones de vehículos. La respuesta podría ser la movilidad eléctrica: a ello apuesta el programa ambiental de la ONU.
El más reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) acerca de la movilidad eléctrica en América Latina y el Caribe pone todas sus apuestas en esta modalidad de transporte para "reducir drásticamente las emisiones del transporte y mejorar la calidad del aire de las ciudades".
En 2020, a raíz de la pandemia de COVID-19, pudo observarse que la reducción de la movilidad terrestre mejoró radicalmente la calidad del aire latinoamericano. Sin embargo, esto no es prometedor, ya que se trata de una consecuencia transitoria a causa "de una desaceleración temporal de la economía y las actividades cotidianas", producto de la situación sanitaria.
Aun así, se trata de una viva prueba de lo que la suspensión del uso del transporte convencional, y sus emisiones de dióxido de carbono, puede beneficiar al medio ambiente en tan solo unos meses.

¿Por qué es urgente apostar a la movilidad eléctrica?

América Latina y el Caribe es una de las regiones más urbanizadas del planeta y, en buena parte por el transporte convencional que se utiliza, cerca de 100 millones de personas viven en zonas de mala calidad de aire. Para 2050, se estima que el número de vehículos se triplicará, alcanzando los 200 millones.
Pero esto puede evitarse con la movilidad eléctrica, reafirman. "Estamos en un momento trascendental para consolidar ese camino", aseguran. "Mediante la descarbonización de la matriz energética y la electrificación total del sistema de transporte en 2050, la región podría evitar 1.100 millones de toneladas de C02 y ahorrar 621.000 millones de dólares por año, ahorros que incluirían reducciones en gastos vinculados a transporte terrestre, electricidad y salud por la disminución de la contaminación del aire en las ciudades", resume el informe.
La implementación de modelos alternativos de transporte deben ser considerados por los Gobiernos, para "reconstruir mejor" sus sociedad luego de la pandemia, "y apostar por la salud de sus ciudadanos y el desarrollo limpio en los planes de recuperación económica de sus países".
Carbonato de litio de Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 11.03.2021
América Latina
Bolivia y Argentina ponen al litio en el centro de futura relación económica
Según el documento, la transición hasta la movilidad eléctrica, a través de los vehículos eléctricos, cuyo uso se encuentra en ascenso en los países latinoamericanos, es "una transformación que en gran parte puede ser posible gracias la alta matriz de generación de energía renovable de la región".
"En los últimos años, América Latina y el Caribe ha destacado por su interés en el despliegue de la movilidad eléctrica y por el avance de varios países en el desarrollo de regulaciones y en la implementación de proyectos piloto", subraya el escrito, tercera edición de los avances regionales en la electrificación del transporte urbano, con datos de 2019.
Sin embargo, estos esfuerzos no se deben acotar a la acción en los territorios nacionales, indican, y recuerdan que un grupo de países de la región ha expresado el interés y compromiso de avanzar en esta materia a nivel multilateral a través de una resolución de movilidad sostenible en la Cuarta Sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, entre Argentina, Costa Rica y Perú, lo que supone "un primer paso para destacar a la región como líder en la movilidad eléctrica a nivel internacional".

¿Cómo puede mejorar la movilidad eléctrica a los países de América Latina?

El informe estudió qué pasaría en las ciudades más grandes de América Latina si se reemplazara completamente el transporte convencional por el eléctrico. La transición supone un eventual reemplazo del 50% para 2030, consolidando el reemplazo total (100%) para 2050.
En la ciudad de Cali, Colombia, esto implicaría 214,3 millones de toneladas menos de emisión de C02; en Ciudad de México significarían unos 818,8 millones de toneladas menos; y en Buenos Aires, 313,3 millones de toneladas menos de emisiones.
Implicaría, también, 13,9 millones de toneladas menos de emisión de carbono negro en Santiago de Chile, y 12,4 millones de toneladas menos en San José, Costa Rica. Entre esas cinco ciudades, se calcula que se evitarían 435.378 muertes por contaminación en el aire.

¿Qué proyectos existen para incentivar la movilidad eléctrica en Latinoamérica?

El PNUMA evaluó también la situación actual de las políticas públicas de algunos países de América Latina y el Caribe en materia impositiva, incentivos de uso, y promoción de esta modalidad.
Por ejemplo, reportó que varios países eximen o reducen los impuestos de importación de vehículos eléctricos: Antigua y Barbuda, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, República Dominicana y Uruguay. En tanto, Panamá se encuentra en fase de "análisis" de la medida.
Auto eléctrico VOLT e1 - Sputnik Mundo, 1920, 12.03.2021
Economía
Pronostican que la cuota de autos eléctricos en 2021 ocupará el 16% de las ventas globales
En Colombia, Costa Rica y Ecuador, los autos eléctricos no pagan peajes ni parqueos, medida que también evalúan implementar en Brasil, México y Perú.
Los países que tienen en marcha una estrategia nacional de movilidad eléctrica son Chile, Colombia, Costa Rica y Panamá, mientras que Argentina, México, Paraguay, República Dominicana y Uruguay se encuentran en su fase de diseño.

Las metas de la movilidad eléctrica en el mediano plazo

Según las estimaciones elaboradas en el informe, Chile podría tener la totalidad de su transporte público y un 40% del transporte privado electrificado para 2050. En Colombia, se calcula que habrá 600.000 autos eléctricos para el mismo año.
En Costa Rica, se calcula que un 70% de los autobuses y taxis y un 25% de los vehículos ligeros privados sean cero-emisiones para 2035. Para 2050, los porcentajes suben a 100% y 60% respectivamente. Por su parte, en Panamá entre el 10% y 20% de los vehículos privados serán eléctricos en 2030.

Recomendaciones para implementar la movilidad eléctrica

Hay varios elementos que destaca el informe para la próxima implementación de políticas que fomenten la movilidad eléctrica en la región. Esto, teniendo en cuenta que se trata de un "estadio temprano de adopción tecnológica", ya que "entre el 2016 y 2019 se registraron poco más de 6.000 vehículos eléctricos nuevos".
Establecer una estrategia a diferentes niveles y horizontes temporales
El PNUMA sugiere a cada país establecer metas temporales que faciliten el monitoreo y la evaluación de las políticas que determinen para incentivar la movilidad eléctrica.
Planificar la red eléctrica tomando en cuenta la movilidad eléctrica
Lo que califican como un aspecto "vital" es la integración de la red eléctrica a nivel local y nacional con la infraestructura necesaria para poder incluir a los autos eléctricos.
"Se deberá considerar adecuadamente el tipo de tecnología que se adapte de mejor manera al servicio que se desea electrificar, así como la que dé mejor servicio al sistema eléctrico", analizan.
Priorizar el apoyo a la electrificación de los sistemas de transporte público
"La alta incidencia de los servicios públicos de transporte motorizado en las emisiones contaminantes, así como su impacto social, justifican la priorización realizada por todos los países de la región para la electrificación", dicen en este sentido.
Entre otros puntos, el informe destaca la necesidad de promover la articulación intersectorial, en tanto que la movilidad eléctrica no solo es un asunto de transporte, sino que involucra a la energía y a todos sus subsectores. Además, remarca la importancia del diálogo regional, para observar las estrategias de los países vecinos y pensar en conjunto las metodologías más pertinentes a aplicar.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала