Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Pueblo hondureño golpeó al fantasma del abstencionismo en elecciones primarias

© AFP 2021 / Orlando SierraEscrutinio de los votos en las elecciones primarias de Honduras
Escrutinio de los votos en las elecciones primarias de Honduras - Sputnik Mundo, 1920, 22.03.2021
Síguenos en
MANAGUA (Sputnik) — Las elecciones internas de los tres principales partidos políticos de Honduras, el 14 de marzo, coincidieron con una etapa de agudización de la crisis política ante pedidos de renuncia al presidente Juan Orlando Hernández, cuyo nombre aparece casi a diario en las noticias sobre un juicio por narcotráfico en Nueva York.
Tal panorama no fue óbice para que el primer compromiso electoral del año destacara por la participación ciudadana, las cual rompió con los vaticinios de un elevado abstencionismo, que los analistas vinculaban también con la pandemia de COVID-19.

El aldabonazo de la participación popular

"La sorpresa fue que el 14 de marzo respondieron en las unas más de medio millón de militantes de Libre, cifra que podría superar los 700.000, lo cual representa un aldabonazo a la estrategia conjunta de Estados Unidos y la oligarquía hondureña de querer limitar la participación en esos comicios", dijo a Sputnik el dirigente y candidato a diputado por el Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), Gilberto Ríos.
Datos revelados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) al final de la jornada de conteo del 21 de marzo, con solo la mitad de las actas escrutadas, le daban a Libre un total de 302.119 votos repartidos entre las cuatro corrientes internas de la organización que concurrieron a las urnas el 14 de marzo.
En similar sentido que Ríos se había expresado con anterioridad el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Francisco Herrera, quien en declaraciones al diario local La Prensa expuso:
"Pensamos que habría una pobre participación. Se hablaba de un enorme abstencionismo, normal en esos episodios electorales (elecciones primarias) en el pasado reciente. Fue todo lo contrario: fue desbordante la participación".
Ríos aseguró que desde las estructuras del poder sabotearon la posibilidad de ejercicio democrático representado por las elecciones, a pesar de su carácter limitando al no cuestionar el modelo económico y solo aspirar a ciertas cuotas de poder.
"La oligarquía hizo los mayores esfuerzos por sabotear todo el proceso electoral. Lo hizo con la nueva tarjeta de identidad y con el censo (padrón electoral), crearon una confusión terrible en las semanas anteriores al sufragio cuando hicieron circular rumores de golpe de Estado prácticamente todos los días", explicó Ríos.
A su juicio esa campaña estaba enfocada en crear incertidumbre y disminuir la asistencia a los centros de votación.

Una trinchera de resistencia

La implantación del modelo neoliberal representa un gran deterioro para la democracia en su versión representativa en América Latina, sostiene Gilberto Ríos, quien milita en la Nueva Corriente, una de las nueve tendencias en el seno de Libre la cual apoyó al precandidato Carlos Eduardo Reina.
Incluso gobiernos con tintes progresistas que acceden al poder en la región por la vía de las urnas, solo pueden ejercerlo desde un pequeño reducto pues chocan con poderes económicos muy condicionantes de su gestión, pues las empresas nacionales pasaron a manos privadas, analizó el candidato a un curul en el Congreso nacional (parlamento unicameral) de Honduras.
"Los que les queda de poder en esos casos es un reducto, casi una trinchera de resistencia", matizó.
"En Honduras la situación no difiere del contexto latinoamericano, existe una oligarquía que desde siempre pelea por evitar la posibilidad de la participación democrática, una figura que cada vez más se reduce al acto de depositar la boleta en la urna, pero no existe en la educación, la salud o la economía", puntualizó.
El pueblo hondureño ansía tener una vida democrática más estable, un estado de derecho que responsa por sus necesidades inmediatas, las cuales se van contrayendo cada vez más, a criterio del político de Libre.
"La única forma de conquistar derechos es a través de la protesta pública, la movilización popular y el incremento de los niveles de conciencia de la población sobre los problemas del país", es la propuesta del militante de Libre.
Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras - Sputnik Mundo, 1920, 19.03.2021
América Latina
"Lo mejor que le puede pasar a Honduras es que salga el presidente"
Pero los círculos de poder en la nación catracha insisten en frenar toda forma de lucha popular, como la enarbolada por el partido que surgió (2011) en un escenario posterior al golpe de estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya (1006-2009).
Ríos recordó que tanto Libre como el movimiento popular hondureño en su conjunto han debido enfrentar formas de represión que incluyen asesinatos como el de la lideresa del pueblo lenca y defensora del medio ambiente Berta Cáceres (1973-2016), y la prisión política de otros dirigentes populares.

Libre a su esencia

"Que Libre vuelva a su esencia popular, a la vinculación con la lucha de las masas y deje el tradicionalismo sin repetir las prácticas de la política oligárquica", estimó Ríos que debe ser el camino de la formación de izquierda rumbo a las elecciones generales del 28 de noviembre a las cuales todo parece indicar concurrirá con Xiomara Castro como candidata a la presidencia.
"Desde Nueva Corriente proponemos que desde el punto de vista partidario debe revisarse las funciones de los representantes públicos electos por la organización", argumentó.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала