Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Con el grito "Sí se pudo" liberan a decenas de jovenes detenidos tras rodada 5M

© Foto : Cortesía de Ernesto AlarezLiberación de los jovenes detenidos el 5 de marzo de 2021 en la Ciudad de México
Liberación de los jovenes detenidos el 5 de marzo de 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 19.03.2021
Síguenos en
La movilización de los padres de los jóvenes detenidos masivamente el 5 de marzo en la Ciudad de México, alcanzó a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien intercedió en la liberación condicionada de la mayoría de las personas, en la noche del miércoles, el 17 de marzo.
La euforia fue manifiesta cuando los jóvenes empezaron a salir por el portón principal de los juzgados penales anexos al reclusorio Norte de la capital mexicana, dependientes del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.
© Foto : Cortesía de Ernesto ÁlvarezLiberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 19.03.2021
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México
Allí se encontraba recluido el mayor número de los detenidos tras un concierto callejero de rap, una rodada de motocicletas de baja cilindrada que, según la versión oficial, ocasionó problemas viales impidiendo el paso de los automóviles y un operativo policial que agarró parejo, deteniendo y acusando penalmente a gente que sólo pasaba por el lugar.
En la noche del miércoles el 17, cuando la lluvia amenazaba con rayos en el cielo tras la silueta del reclusorio, alejada del grupo principal, una de las madres no podía contener la emoción que siente.
Motociclistas en la Ciudad de México (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 17.03.2021
América Latina
Juventud criminalizada: cómo una rodadа se acabó con más de 100 motociclistas en reclusorios de CDMX
Esta mujer que prefirió no dar su nombre, lleva doce días viniendo diariamente a este sitio dónde está su hijo de 22 años, estudiante universitario de física y matemática. Entre la rabia, el enojo y la impotencia, explicó que no tiene cómo reclamar ante la injusticia causada, salvo pensar cómo hacer frente a las secuelas que esto traerá en su casa más adelante.
El resto de los familiares abre los paraguas y sigue esperando. Algunas madres y esposas que conversan con Sputnik señalan la pertinencia de haber hecho la movilización del lunes el 15 y argumentan que la intervención de la jefa de Gobierno operó un cambio en el trato hacia los jóvenes: recibieron la visita de la Comisión de derechos humanos, se les permitió bañarse después de días y se los llevó a la audiencia que eliminó la necesidad de la prisión en sus casos, aunque continúan su proceso penal en libertad.
A partir de este 18 de marzo, cada mes, los jóvenes deben presentarse a firmar ante las oficinas correspondientes y tienen restricciones de movilidad y reunión, aunque permanezcan en sus casas.

La liberación

Además de las 86 personas liberadas del Reclusorio Norte, según partes oficiales, también se eliminó la medida de prisión a los que estaban en el Oriente y en Santa Marta, dónde fueron enviadas las mujeres.
© Foto : Cortesía de Ernesto Álvarez
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo
1/2
© Foto : Cortesía de Ernesto Álvarez
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo
2/2
1/2
2/2
Aún con el uniforme color café de la prisión puesto, dos mujeres Estela y Daniela (quienes prefirieron presentarse con sus nombres de pila) madre e hija, relataron a Sputnik cómo terminaron detenidas en el operativo del 5 de marzo.
"Nosotros sí estábamos ahí, cuatro personas en dos motos pero una se nos descompuso, entonces nos esperamos que se fueran todos, nos quedamos hasta el último. Ya cuando íbamos de regreso a nuestra casa, paramos en el alto en el Eje 1 y Eduardo Molina y de la nada, unos 30 policías por cada moto nos agarraron y nos detuvieron", explicó Estela, la madre.
Las golpearon a ellas y a sus parejas, les quitaron sus pertenencias y sin decirles el motivo, utilizando insultos y groserías, las subieron a un camión de policía que las transportó a la alcaldía Venustiano Carranza. En la noche del domingo 7 de marzo fueron trasladadas al reclusorio de Santa Martha Acatitla.

"Íbamos vigilados como si fuéramos delincuentes, llevábamos patrullas delante y detrás cuando nos mirábamos entre nosotras decíamos, somos unas simples chamacas", recordó la hija. La llegada al reclusorio fue violenta y humillante, tras pasar la revisión en que las desnudaron frente a las custodias y las obligaron a hacer sentadillas.

"Nos metieron 16 personas en una celda pequeña, con otras dos chicas que estaban por otras causas. No cabíamos, no nos podíamos mover ni comer. Dormíamos sentadas o no dormíamos", recordaron a Sputnik.
Ni ellas ni los cuatro entrevistados ese día por Sputnik tras su liberación,declaró como parte de su proceso penal. El otro detalle que es interesante observar es cómo a pesar de que el delito del que los acusaron es "ataques a las vías de comunicación" —que implica la obstrucción del paso al tránsito vehicular — los distintos relatos obtenidos por este medio señalaron cómo las personas fueron bajadas de sus motos al estar parados en un semáforo, esquina o intentando atravesar el cerco policial que impedía el tránsito, con la confianza de traer los papeles en regla.
© Foto : Cortesía de Ernesto Álvarez
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo
1/3
© Cortesía de Ernesto Álvarez
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo
2/3
© Foto : Cortesía de Ernesto Álvarez
Liberación de los jóvenes detenidos el 5 de marzo del 2021 en la Ciudad de México - Sputnik Mundo
3/3
1/3
2/3
3/3

Los daños

La mayoría de las familias tampoco ha recuperado las motocicletas que les fueron incautadas ese día. La familia de Stephanie sí, una joven que fue testigo de lo sucedido cuando su esposo fue abordado por seis policías, diez calles más adelante de dónde se había convocado el evento.
La joven que prefirió identificarse sólo con su nombre narró a Sputnik que ella y su esposo se dirigían a cenar, cuando toparon el retén.

"Los policías bajaron a mi esposo por la fuerza y se me cayó la moto encima. Yo les decía por qué se lo llevan si nosotros no venimos con la rodada, no teníamos por qué darle la moto", explicó la joven de 21 años, que narró sus recuerdos acariciando su panza embarazada.

Ese día fue insultada, vio como golpeaban a su esposo y al quedar sola en la calle, recibió la ayuda de una señora desconocida que la acompañó hasta su casa. Otros dos de sus familiares fueron detenidos en el mismo retén cuando llegaron, en moto, en su ayuda. Algo que Stephanie recuerda claro de ese momento es que no había ninguna otra motocicleta junto a ellos.
"Cuando nos detuvieron, éramos los únicos que íbamos en moto", dijo.

Sí se pudo

Los aplausos se despiertan entre las familias cuando ven una serie de figuras vestidas con el uniforme color café, que atraviesan las puertas principales de los juzgados del reclusorio Norte. La lluvia cesó y el grito de "Sí se pudo" se repetía ante cada grupito de jóvenes liberados.
Pasadas las ocho de la noche salieron los primeros cuatro jóvenes del Norte, luego un grupo numeroso de unos 15, en la camada que venía Nelly Nathaniel Eusebio Rivera, que fue abrazado por su familia mientras su reencuentro era iluminado por las luces de las cámaras de televisión que cubrían el hecho noticioso.
El joven explicó la misma escena que otras personas: que no supo bien qué era lo que estaba pasando esa noche del 5 de marzo hasta que vio cómo "estaban empezando a agarrar a puras motos", contó Nelly a Sputnik.

"Yo venía de trabajar y me agarraron parado en una calle. Llegaron y sin decir nada, me detuvieron. Todos los que estábamos juntos ahí adentro nos agarraron parados y ninguno sabía bien qué onda estaba pasando", explicó.

Otros dos jóvenes, de 23 y 18 años, salieron con un tenis en un pie y una chancla en la otra. Esa mañana, cuando les avisaron que salían, se cambiaron los zapatos para reencontrarlos fuera. Ellos iban juntos en una motocicleta, son vecinos de la zona y se acercaron al evento.
"Siento que cometieron una injusticia con nosotros, porque yo me paré en el retén por la buena, traía todos mis papeles en regla, casco, no venía haciendo nada malo pero llegaron a agarrar parejo", concluyó uno de estos jóvenes. A sus espaldas, tirados en el piso, un par de pantalones café cumplieron el rito de ser abandonados en el sitio, para ya no tener que regresar nunca más allí.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала