Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El enigmático caso de Jennifer Fergate, una hermosa 'espía' hallada muerta en un hotel de Oslo

CC0 / Pexels / Una habitación de hotel, imagen referencial
Una habitación de hotel, imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 14.03.2021
Síguenos en
El 22 de mayo de 1995, una pareja belga se registró en el hotel de lujo Oslo Plaza. Varios días más tarde, la mujer fue encontrada sin vida en su habitación, mientras que el hombre desapareció sin dejar rastro. Sin embargo, su caso resultó ser mucho más extraño de lo que parece y te contamos por qué.
Jennifer y Lois Fergate llegaron al establecimiento a las 10:40 de la tarde, en la hora punta, cuando el hotel suele recibir a los pasajeros de tres compañías aéreas: SAS, KLM y British Airways. Los Fergate se aprovecharon del alboroto en el vestíbulo y lograron obtener las llaves sin presentar identificación. Simplemente llenaron un formulario en el que indicaron que habían venido de una pequeña localidad belga llamada Verlain.
Varios días después, uno de los empleados se dio cuenta de que la pareja todavía no había pagado la habitación, mientras que en la puerta de su cuarto había un cartel de 'No molestar'. Entonces, envió un mensaje al televisor de la habitación en el que pidió a los huéspedes que se pusieran en contacto con la recepción. Alguien contestó al pulsar el botón de OK, aunque nunca llamó a la recepción.
Más tarde, uno de los guardias del hotel decidió subir a la habitación para averiguar si los huéspedes estaban bien. No obstante, al tocar la puerta, el hombre oyó un disparo. Quince minutos después, el jefe de seguridad abrió la puerta con una tarjeta electrónica y vio a la mujer —semidesnuda y ensangrentada— tumbada en la cama boca arriba y con una pistola en la mano.
Primero, los policías coincidieron en que se trataba de un suicidio, pues la mujer estaba sola en la habitación y la puerta estaba cerrada desde el interior. Sin embargo, varios perturbadores detalles llamaron la atención de los investigadores:
Jennifer Fergate no tenía pasaporte ni ningún otro documento
tampoco tenía dinero, tarjetas de crédito o llaves
toda su ropa tenía las etiquetas cortadas
sostenía la pistola en un ángulo extraño y no tenía sangre ni pólvora en las manos
tenía 25 cartuchos en su maletín… y nada más
Al examinar el arma —una pistola semiautomática Browning de 9 mm— los investigadores notaron que todos los números de serie habían sido eliminados con ácido de manera muy profesional. Si bien los expertos lograron averiguar que el arma había sido fabricada en Bélgica, en 1990 o 1991, no lograron obtener más detalles.
La investigación también descubrió que la mujer había proporcionado una dirección postal y hasta una edad falsa en el formulario de registro. Aunque indicó que tenía 21 años, los médicos forenses revelaron que probablemente era mayor. Otro extraño detalle fue el hecho de que tenía en su estómago restos de la comida que había pedido el día anterior, lo que sugiere que solo la comió justo antes de la tragedia.
Un edificio de apartamentos, imagen ilustrativa - Sputnik Mundo, 1920, 16.02.2021
La misteriosa historia del hombre que desapareció en su propia casa | Vídeo
Pero ¿qué pasó con Lois Fergate? El hombre no dejó ningún rastro en la habitación, y es que fue Jennifer quien tomó ambas llaves en la recepción. Sin embargo, uno de los testigos declaró que un inquilino de Bélgica se hospedaba en una habitación ubicada justo frente a la de Jennifer, aunque supuestamente se fue del hotel antes del incidente, lo que lo elimina como sospechoso.

¿Una espía?

En 2016, los restos de la mujer —enterrados en una tumba sin nombre en el cementerio oslense de Vestre Gravlund— fueron exhumados para tomarle nuevas muestras de ADN. Los expertos sugirieron que Jennifer tenía alrededor de 24 años en el momento de su muerte y probablemente provenía de Alemania, Dinamarca o Noruega.
Esto hizo pensar a muchos de que podría haber sido nada más y nada menos que una espía o una agente secreta que llegó al hotel de lujo para vigilar una reunión de alto nivel. Esta podría haber sido la razón por la que la investigación nunca encontró a ningún amigo o familiar de la mujer ni reveló su verdadera identidad.
Un herido en el incendio en el metro de Daegu - Sputnik Mundo, 1920, 24.02.2021
Internacional
Infierno en el metro: el día en el que un intento de suicidio dejó centenares de muertos
Cabe recordar que este no es el primer caso de este tipo ocurrido en el país escandinavo. Así, en noviembre de 1970, a las afueras de la localidad noruega de Isdalen, se encontró el cuerpo de una mujer desnuda y calcinada.
Más tarde, se descubrió que la llamada mujer de Isdal tenía al menos ocho pasaportes falsos y diversos alias. Asimismo, los investigadores hallaron en una caja de almacenamiento de la estación de tren de Bergen las maletas de la mujer en las que, entre otras cosas, había monedas belgas, suizas y británicas.
El misterio de Jennifer Fergate todavía no se ha resuelto. Y tú, ¿qué opinas? ¿Podría haber sido una agente secreta belga? ¡Comparte tu opinión en la sección de comentarios!
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала