Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Un vasco se cuela en la famosa foto de vértigo: 'Almuerzo en un rascacielos'

© Foto : Public DomainLa mítica fotografía 'Lunch atop a Skyscraper'
La mítica fotografía 'Lunch atop a Skyscraper' - Sputnik Mundo, 1920, 12.03.2021
Síguenos en
Sin duda, una de las fotos más famosas de la historia es la que lleva por título original 'Lunch atop a Skyscraper', que en español se ha traducido como 'Almuerzo en lo alto de un rascacielos'. Fue tomada el 20 de septiembre de 1932 en Nueva York y apareció publicada en el periódico New York Herald Tribune el 2 de octubre de 1932.
Se trata de una de las fotografías que ha suscitado más historias sobre su making off, y el impacto de todo el misterio que la rodea ha contribuido a alimentar los mitos sobre su origen y personajes que aparecen en ella.
Son once hombres que aparecen sentados en lo alto de una viga sin ningún tipo de protección tomando despreocupadamente un almuerzo en un descanso del trabajo. Todo resultaría "normal" hasta que nos damos cuenta de que se encuentran a 244 metros de altura y reiteramos: sin ningún tipo de protección que salvaguarde su vida, algo que sería completamente impensable en la época actual.
Lo primero que hay que saber es que la foto no es un montaje y que los obreros eran trabajadores reales (¿quién más podría aparecer con esa imagen de completa naturalidad ante semejante precipicio? Ni el mejor de los actores podría disimular el miedo ante lo que podría considerarse perfectamente un suicidio al acceder a ese contrato de trabajo), pero sí es cierto que la fotografía no fue espontánea, sino que se utilizó para una campaña publicitaria.
Otra de las incógnitas más importantes que ha trascendido a la historia de esta fotografía es la identidad de sus personajes. Bueno, pues ahora, y gracias al trabajo de la Asociación Muro Cultural de Balmaseda, en el País Vasco, se ha concluido que uno de los trabajadores que aparece subido a la viga, en concreto el segundo por la izquierda, que está ofreciendo fuego a su compañero para que se encienda un cigarrillo, es un vizcaíno que emigró a EEUU.
Se trataría de Natxo Ibargüen, nacido en 1899 y que emigró a la ciudad de los rascacielos (en aquella época todavía en construcción) en los años 20 tras haber pasado por Argentina e Inglaterra.
El rascacielos sobre el que estaba almorzando el vasco junto a sus otros diez compañeros es uno de los más míticos de Nueva York. Se trata del edificio RCA en el Rockefeller Center (y no el Empire State como se ha creído erróneamente durante mucho tiempo), que en 1988 pasó a llamarse Edificio GE y en 2015 se rebautizó como Comcast Building. La foto se tomó en el piso 69 y actualmente se trata del rascacielos número 28 en el top de los más altos de la ciudad de Nueva York.

¿Cómo supieron que un vasco se coló en la foto?

Según explica la Asociación Muro Cultural, Dani, el hijo de Natxo, empezó a indagar en su historia familiar y para ello realizó una serie de viajes al País Vasco donde entró en contacto con su familia paterna, a la que hizo numerosas visitas. Un día, los Ibargüen, agradecidos por el interés de Dani, le obsequiaron con la icónica fotografía sin saber que el que aparecía en la foto era Natxo.
David Rockefeller, center, chairman of the Chase Manhattan's Bank's International Advisory Committee and the banks former chairman of the board and chief executive officer, receives the 1983 International Leadership Award from the U.S. Council for International Business, presented by Dr. Henry A. Kissinger, former Secretary of State, left, and Ralph A. Pfeiffer, Jr., U.S. Council Chairman, at New York's Pierre Hotel on Thursday, Dec. 9, 1983. The award recognizes outstanding contributions to world trade and investment. - Sputnik Mundo, 1920, 05.04.2017
Economía
Lo que no quieren que sepas sobre los Rockefeller
Cuando su hijo abrió el regalo y vio a su padre sentado en ese andamio se emocionó y se le saltaron las lágrimas. Tuvo que explicar su situación y la familia en seguida se puso manos a la obra y comenzó la investigación histórica. La Asociación vizcaína está convenida de la veracidad de sus argumentos porque, según han informado a medios locales, habrían consultado los archivos del Rockefeller Center y en la lista de nombres de los once trabajadores, en el caso de Natxo, aparece con una interrogación, lo que significa que no habían descubierto su identidad a la hora de la realización de ese archivo y por lo tanto, aumenta la posibilidad de que lo que cuenta su hijo Dani sea cierto.
Hasta el momento, al menos, es la única versión sobre la identidad del desconocido y según defienden en la Asociación, no tendría sentido que no fuese cierta.
Según la reconstrucción de la historia a través del testimonio de su hijo, Natxo Ibargüen viajó a Nueva York en 1922 y así conoció a Esperanza Ojinaga, una joven vasca de la que se enamoró y con la que tuvo cuatro hijos. Viajaron a EEUU como tantos otros, atraídos por las bondades de las promesas del "sueño americano" y allí permanecieron hasta el día de su muerte en 1957. Ese distanciamiento con su familia en España durante tantas décadas habría provocado que los Ibargüen afincados en el País Vasco no hubiesen reconocido al personaje de la foto como uno de los suyos.
Tapachula, Chiapas. Mujer camina en la carretera México 200 rumbo al norte del país. - Sputnik Mundo, 1920, 18.04.2019
Internacional
Historias migrantes: el sueño americano no existe para quien huye
En el interior de este famoso edificio de Nueva York se han grabado programas de televisión míticos como Saturday Night Live, NBC Sports o The Tonight Show Starring Jimmy Fallon.
La identidad de los trabajadores que aparecen en la instantánea no fue relevante en su momento y lo más probable es que ni siquiera la empresa que los contrató supiese el nombre de todos. Los rascacielos de Nueva York que se construyeron a comienzos del siglo XX fueron levantados en su mayoría por inmigrantes que cobraban una miseria por un trabajo peligroso y que conllevaba arriesgar su vida cada día. Más de 40.000 personas trabajaron en la construcción del Edificio RCA y de otros rascacielos de la Rockefeller Plaza.
Ahora sabemos que un vasco formó también parte de esta historia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала