Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Hoy no es 8M y por eso debes leer este artículo

© Sputnik / Francisco LucottiEl Día Internacional de la Mujer fue otra jornada de lucha del feminismo fuera del Congreso argentino
El Día Internacional de la Mujer fue otra jornada de lucha del feminismo fuera del Congreso argentino - Sputnik Mundo, 1920, 12.03.2021
Síguenos en
Marzo celebra el mes de la mujer en un año marcado por la pandemia y el confinamiento. Las mujeres se han visto más afectadas que los hombres ante la carga familiar y laboral extra, las restricciones, el empobrecimiento y la pérdida de empleo. ¿Qué papel juega el feminismo en esta época de incertidumbre?
Hoy no es 8 de marzo, pero a María, que acaba de salir de una entrevista de trabajo, le han preguntado si pensaba quedarse embarazada pronto porque tiene 32 años y está "en esa edad de pensar en ser mamá". Antes de preguntarle por los futuros hijos le preguntaron si tenía "pareja estable".
Al otro lado de la ciudad, Marisa se ha decidido a denunciar a su marido por fin, y llamar al 016, el teléfono de atención a las víctimas por maltrato de género. Últimamente le pega más de la cuenta y ya no sabe cómo disimularlo. El otro día, su vecina del segundo le preguntó por el moratón del ojo derecho. Y no supo qué responder porque siempre dice que se ha caído, y siente que ya no cuela y que su situación es cada vez más evidente y escandalosa.
Mujeres de todo el mundo plantan cara a la violencia de género - Sputnik Mundo, 1920, 26.11.2019
Mujeres de todo el mundo plantan cara a la violencia de género
Al mismo tiempo que Marisa, llorando de rabia, dolor y miedo, se decide a levantar el teléfono y pedir ayuda, Emma, publicista, 36 años, empleada en una conocida agencia de la ciudad, descubre por casualidad que cobra un 23% menos que su compañero Ernesto, que lleva trabajando el mismo tiempo que ella, más o menos, y tiene las mismas responsabilidades. Se sorprende estupefacta.
¿A quién puede reclamar? ¿Ganará el pleito si va a hablar con su jefe; hombre? ¿Si habla quedará en evidencia esta injusticia que claramente demuestra que ha tenido que haber algún error en administración o recursos humanos? ¿Le pagarán lo mismo que a su compañero si protesta? ¿Cuál es el motivo por el que ella cobra menos?
Emma acaba de recordar que no podrá ir a hablar con su jefe, porque cuando él llega a la oficina, ella ya no está. Desde que tuvo a su hijo hace dos años, tuvo que pedir reducción de jornada laboral. Su novio, cuando debatieron cómo se organizarían, se mostró tajante: él no podía pedir una disminución de horas porque en su empresa no se lo permitirían. "No es lo normal que los padres lo hagan"; le dijo. "Estaría mal visto y además cobraría mucho menos", aseguró mientras veía el último partido de la Liga de fútbol profesional en televisión.
Coronavirus en España - Sputnik Mundo, 1920, 13.10.2020
España
España se propone atajar la brecha salarial ante una crisis que se ceba con las mujeres
Emma renunció a convencerle para llegar a un consenso más equitativo.
No hay lógica aplastante para las obviedades que no se cumplen cuando hablamos de mujeres en el mundo. Pero hoy no es 8M y los medios de comunicación no hablan de sus derechos en el planeta. De su cotidiano, de su rutina. María, Marisa y Emma son personajes ficticios utilizados para la ocasión, pero sus historias no son imaginarias. Pasan cada día y la sociedad tiende a normalizarlas. La rutina, la costumbre, la normalización son el peor cáncer para la batalla feminista porque ignora sus retos y sus mensajes.
Cada año, el 8M los medios y los diferentes colectivos se hacen eco de las cifras dramáticas que las mujeres sufren el resto del año. Algunos ejemplos:
- Según Amnistía Internacional, 137 mujeres mueren a manos de sus parejas o de un miembro de su familia (masculino) cada día.
- En España, cada cuatro días, un hombre asesina a una mujer.
- Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia sexual en el mundo y con la pandemia, la violencia intrafamiliar contra las mujeres y niñas ha aumentado un 20%. Sólo en España, durante el mes de abril, uno de los más duros a nivel de restricciones y confinamiento por el coronavirus, las llamadas al 016, el teléfono de atención y ayuda a las víctimas, aumentaron un 60%.
- Las mujeres entre 15 y 44 años tienen más riesgo de sufrir violencia de género que de padecer un accidente de tráfico o enfermedades como el cáncer o la malaria.
Una mujer - Sputnik Mundo, 1920, 08.03.2019
España
Las denuncias y condenas por violencia machista aumentan en España
- Ser mujer implica cobrar un 23% menos que un hombre por el mismo trabajo. O, que en el 95% de los casos sean ellas las que pidan una reducción de jornada laboral para hacerse cargo de los niños.
- El 90% de los jefes de Estado en el mundo son hombres y solo un 16% de mujeres ocupa algún puesto directivo en España.
En pleno siglo XXI todavía es necesario explicar que el feminismo no es lo contrario que el machismo, sino que es la lucha de las mujeres para conseguir su igualdad de derechos y libertades. Ser feminista no significa pensar que las mujeres tienen derechos especiales, sino saber que merecen los mismos. Defender esa igualdad no implica un castigo a los hombres ni menospreciarlos. El feminismo no habla de discriminación hacia el otro género, combate algo tan sencillo como las desigualdades que sufren las mujeres por el hecho de serlo.
Activistas de Femen sostienen pancartas que dicen Negar el sexismo nos mata durante una protesta en la Plaza de Colón de Madrid el 5 de marzo de 2021. - Sputnik Mundo, 1920, 05.03.2021
España
"Negar el machismo mata": activistas de FEMEN protestan en la Plaza Colón de Madrid | Vídeo
Hoy en día se han logrado muchas cosas a nivel de derechos para las mujeres, pero tal y como asegura en entrevista con Sputnik Gemma Candela, valenciana en Madrid de 35 años, periodista y miembro activo de la asamblea Feminismos Tetuán, "queda mucho por hacer". "Sé que durante mi vida no veré los derechos de las mujeres conquistados al cien por cien, pero seguiremos luchando porque no podemos quedarnos sentadas viendo lo que está sucediendo y todo lo que aún no se ha logrado".
Gemma habla del momento de retroceso político que España está viviendo en muchos ámbitos tras la irrupción de la extrema derecha representada por el partido VOX en el Congreso, llegando a ser la tercera fuerza política del país con discursos tan dañinos como que "no hay violencia de género" sino "violencia doméstica". "Parece que nos quieren quitar muchas cosas", señala la portavoz de Tetuán.
Pocas horas después de esta conversación telefónica, Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, señaló en una entrevista en televisión en prime time en España y justo después de convocar un adelanto electoral en la región que provocaría el peor terremoto político de los últimos años, que "el hombre sufre incluso más agresiones que las mujeres". La presidenta de la CAM comenzó su campaña electoral tras romper con su socio de gobierno, Ciudadanos, y quedándole una sola baza política para una posible coalición en el mes de mayo en caso de celebrarse finalmente los comicios: VOX.
Según la definición del Instituto Nacional de Estadística (INE), se entiende por violencia de género, "todo acto de violencia física o psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad, que se ejerza contra una mujer por parte del hombre que sea o haya sido su cónyuge o esté o haya estado ligado a ella por una relación similar de afectividad aún sin convivencia".
Además, los datos oficiales son incuestionables. En 2019, último año del que se tienen cifras completas, se inscribieron como víctimas de violencia de género 39.757 personas, un 2,2% más que en 2018. De estas, 36.745 fueron mujeres y 3.012 hombres.
En lo que llevamos de año 2021, las víctimas mortales como consecuencia de violencia de género en España ascienden a 6. Las últimas, una madre y su hija menor de edad en el pueblo de El Molar, en Madrid. El marido de la mujer las mató con una escopeta y luego quemó la casa familiar con todos dentro. De las asesinadas este año, todas son mujeres, y no hay ningún hombre.
"Todas las personas deberíamos ser feministas", señala Gemma. "Las mujeres nos vemos afectadas por el patriarcado, pero los hombres también, con cosas tan sencillas como que no pueden llorar si lo necesitan, por ejemplo, que es algo tan básico. La imposición de roles culturales a hombres y mujeres nos afecta a ambos géneros".

El 8M invisibilizado en Madrid

El gobierno de España decidió prohibir "por motivos de salud pública" todas las convocatorias de manifestaciones o de concentraciones que habían sido convocadas para los días 7 y 8 de marzo en Madrid coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. La noticia cayó como un jarro de agua helada sobre los movimientos de mujeres que llevaban semanas y meses preparando las diferentes actividades para una jornada de visibilización clave de la lucha por sus derechos; y para esta ocasión estaban preparando eventos acorde a la situación de emergencia sanitaria y salvaguardando todas las medidas de seguridad, lo que según cuentan las mujeres desde las diferentes plataformas, "estaba siendo muy estresante" porque querían cumplir las normas a la perfección para no ser objeto de acusaciones infundadas desde la clase política.
España: Madrid desata polémica tras prohíbir manifestaciones del 8 de marzo - Sputnik Mundo, 1920, 05.03.2021
500 millones
España: Madrid desata polémica tras prohíbir manifestaciones del 8 de marzo
En un principio, la Delegación del Gobierno en Madrid, aseguró que permitiría una convocatoria de 500 personas, pero finalmente decidió prohibir cualquier tipo de encuentro, lo que los grupos de mujeres y asambleas como la de Tetúan a la que pertenece Gemma recibieron con "rabia", porque "se trata de un ataque contra el feminismo. En Madrid no paramos de ver manifestaciones, incluso de negacionistas de la pandemia, que marchan todos pegados y sin mascarillas".
En lo que va de año, en la capital se han autorizado al menos seis manifestaciones que han reunido a varios centenares de personas, incluida una convocatoria del grupo neonazi Juventud Patriota de Madrid para rendir homenaje a los militares españoles que lucharon junto a Hitler en la División Azul. En la marcha, en la que se juntaron más de 300 personas, hicieron apología antisemita y cantaron el Cara al Sol entonando consignas antidemocráticas bajo el amparo de las autoridades y fuerzas de seguridad del Estado.
Neonazis madrileños marchan en homenaje a la División Azul - Sputnik Mundo, 1920, 14.02.2021
España
Neonazis madrileños marchan en homenaje a la División Azul
El grupo de Feministas Tetuán decidió reinventarse y salir a la calle a pasear vestidas de morado en grupos pequeños. "Pero nos obligaron a salir con miedo, porque nos exponíamos a multas de hasta 60.000 euros", explica Gemma.
No fue el único. En todos los barrios de la capital, las mujeres se lanzaron a la calle para reivindicar sus derechos ajustándose a la normativa del Gobierno.
Anita Botwin, licenciada en Comunicación Audiovisual, 36 años, miembro de la Asamblea del 8M; cuenta con una amplia trayectoria feminista en España, sobre todo desde que tomó conciencia de su importancia real a partir del 15M, tal y como cuenta a esta agencia en entrevista telefónica.
Interpreta la prohibición de la Delegación del Gobierno como "miedo a la derecha y la ultraderecha", y asegura que la decisión es "incomprensible", y recuerda que días antes "seguidores del Atlético de Madrid hicieron una súper concentración en el estadio del Wanda Metropolitano para recibir a su equipo".
Un aficionado del Atlético enciende una bengala de humo fuera del estadio Wanda Metropolitano de Madrid el 7 de marzo de 2021.  - Sputnik Mundo, 1920, 08.03.2021
España
¿Las feministas no y otros sí? Concentración de hinchas del Atlético desata las críticas en España
Botwin descubrió hace unos años, ya de adulta, que padecía esclerosis múltiple, y este hallazgo le marcó y le cambió la vida para siempre. En su caso, el riesgo a la discriminación es doble: por ser mujer y por padecer una enfermedad que la discapacita físicamente para algunos ámbitos de la vida.
"A mí el patriarcado me marca en la precariedad", asegura. La mayor parte de la opresión la ha sufrido, según reconoce, por ser mujer, pero el hecho de tener discapacidad también la ha dejado fuera del mercado laboral. Doble estigma. En un reciente artículo publicado por Botwin en el diario Público en el marco del 8M, la comunicadora se pregunta de qué manera esta doble realidad marca su vida y su trayectoria.
En su texto, aporta algunos datos valiosos como que frente al 55% de mujeres sin discapacidad que en el entorno europeo trabaja, sólo tiene empleo el 25% de mujeres con discapacidad. En el ámbito salarial, la diferencia también sería notable entre mujeres y hombres con algún tipo de enfermedad en este sentido, cobrando las mujeres 3.000 euros menos de media al año que los hombres de este colectivo. Anita Botwin llama la atención de la necesidad de educar activamente a los niños con diversidad funcional de manera apropiada para que puedan ser adultos independientes económica y socialmente, integrados al mundo laboral.
La violencia machista también las ataca especialmente. El 31% de mujeres con discapacidad afirma haber sufrido violencia de género física, psicológica o sexual frente al 12% de mujeres sin ella.
Botwin sufrió en carne propia un caso típico de acoso sexual en el trabajo cuando realizaba prácticas como técnico audiovisual en una radio de ámbito nacional. Un trabajador de la emisora comenzó a acosarla. Tiempo después descubrió que no había sido la única. Varias compañeras becarias de aquel verano, hablando entre ellas, descubrieron que la praxis de este trabajador era la tónica con varias de las jóvenes y decidieron unirse y denunciarlo. A día de hoy, el hombre sigue trabajando en la radio y la denuncia no tuvo repercusión para él en ningún ámbito.
"Se metía conmigo en las cabinas de grabación y me decía que estaba enamorado de mí, me tocaba el brazo y me aseguraba que él era amigo del jefe y que yo podría quedarme a trabajar en la emisora", cuenta Ana. "Después, cuando empecé a salir con un chico, un día apareció y se puso a llorar y a decirme que pensaba que yo estaba enamorada de él".
De esto hace más de una década. ¿A cuántas chicas como Botwin, año tras año, verano tras verano, habrá hecho lo mismo en el silencio de las cabinas de grabación de la radio? ¿Cuántas se lo habrán callado por miedo o porque consideran que tolerar este tipo de comentarios y acoso forma parte de su condición de ser mujer? No les gusta, claro, pero la rutina de los hábitos provoca una normalización que puede llegar a ser nefasta, y para acabar con esa lacra, precisamente, "es que hay que luchar cada día, ser feminista cada día. Trabajar todos los días para conseguir una sociedad más igualitaria en todos los ámbitos de nuestras vidas", concluye la comunicadora y portavoz de la Asamblea del 8M.

Origen del 8M y breve historia del feminismo

La reivindicación (que no celebración) del Día de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo tiene su origen en un 8 de marzo de 1857. Aquel día en Nueva York, EEUU, se vivió una jornada terrible en una fábrica de ropa de mujeres trabajadoras (llamadas garment workers en inglés). Aquel día, las mujeres decidieron manifestarse para reclamar mejores condiciones laborales y un aumento de los salarios. Las protestas se tornaron en sangrientas y la jornada terminó con 120 mujeres asesinadas a manos de la policía en las calles de la ciudad norteamericana.
Destino Rusia - Sputnik Mundo, 1920, 09.03.2019
Radio
Día Internacional de la Mujer: ¿reivindicación o solo celebración?
Este suceso fue el origen del primer sindicato de mujeres dos años más tarde. Unos años después, en 1908, 15.000 mujeres salieron a la calle bajo el eslogan "Pan y Rosas" para reivindicar jornadas laborales de menos horas, aumentos salariales y el derecho al voto. Poco a poco, se fueron consiguiendo pequeños grandes logros. El 28 de febrero de 1909 se celebró en Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer. Por su parte, la fecha del 8 de marzo se recuperó en 1911, cuando se celebró por primera vez como Día Internacional de la Mujer Trabajadora en Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza, aunque no fue hasta 1917, en plena revolución bolchevique, cuando la fecha se oficializó a nivel planetario gracias a las mujeres rusas, cuando estas exigieron "pan y paz" a las autoridades zaristas.
Cuando la revolución roja triunfó y el zar terminó abdicando, las nuevas autoridades provisionales entregaron a las mujeres el derecho al voto gracias en parte al trabajo de la feminista rusa Alexandra Kollontai, que también luchó por la legalidad del divorcio, lo que suponía una auténtica revolución en la época.

¿Por qué al feminismo actual se le llama la cuarta ola feminista?

De un tiempo a esta parte escuchamos hablar en los medios de comunicación y en los debates sobre feminismo que estamos viviendo "la cuarta ola" del movimiento. Y es que conseguir derechos tan básicos como el acceso a la educación de las mujeres o su derecho al voto se consiguieron a lo largo de la historia reciente y gracias a la lucha de mujeres que tuvieron que romper las barreras del patriarcado en una época profundamente machista y conservadora.
Hay ejemplos no tan lejanos y que hoy resultarían chocantes, como que en los años 60-70 en España, las mujeres necesitaban la autorización del marido para cualquier gestión bancaria y que hasta la década de los 80 no se despenalizó el aborto en varios países enmarcados dentro de las conocidas como "democracias liberales".
Gracias a las feministas pioneras, las mujeres del siglo XXI disfrutan de los mismos derechos que los hombres en muchos ámbitos, pero todavía queda mucho por conseguir y esa es la misión de la cuarta ola feminista, que se declara "imparable" y vinculada a otras luchas políticas (que no partidistas) como la visibilización de la marginación de otros colectivos o grupos minoritarios y marginados como el colectivo LGTBI, los negros o los migrantes.
La "primera ola feminista" surgió a mediados del siglo XVIII, a raíz de la Revolución Francesa y en la época de la Ilustración. Aparecieron entonces los primeros movimientos feministas y autoras de referencia como Poullain de Barre, Olympe de Gouges o Mary Wollstonecraft, esta última, autora del famoso texto "Vindicación de los derechos de la mujer (1792)", que supuso un punto de inflexión fundamental para cambiar el pensamiento de la época para defender la igualdad entre hombres y mujeres.
La primera ola se prolongó durante los siglos XIX y comienzos del XX siendo el año 1848 un hito fundamental en su historia cuando se celebró en Nueva York la primera convención sobre los derechos de la mujer. Se conoció como la Convención de Seneca Falls y su declaración fue firmada por más de cien mujeres.
Algunas otras feministas icónicas de este momento fueron Sarmiza Bilcescu, rumana que se convirtió en la primera mujer en Europa en doctorarse en Derecho con una tesis titulada "Sobre la condición jurídica de ser madre"; Susan Borwnell Anthony, sufragista estadounidense, Virginia Bolten, activista argentina y líder del primer movimiento feminista sindical o Elisa Leonida Zamfirescu, primera ingeniera de la historia, de origen alemán.
Loola Pérez, autora del libro 'Maldita feminista'. - Sputnik Mundo, 1920, 05.03.2020
Internacional
"El feminismo hegemónico no está pidiendo análisis, sino que la rabia y el odio sean la bandera"
La "segunda ola" tuvo lugar durante la segunda mitad del siglo XX, entre los años 60 y 80 y centra su lucha en la sexualidad, la familia, la desigualdad, el trabajo fuera de casa y el papel de la mujer como madre y reproductora. En esta segunda ola destacan autoras tan reconocidas por la historia después como Simone de Beauvoir, con su imprescindible "El segundo sexo" (1949), Betty Friedan con "La mística de la feminidad" (1963) o Kate Millet con su texto "Política sexual"(1970).
La "tercera ola feminista" empezó en la década de los 90 y se extiende hasta el comienzo de la reciente "cuarta ola" en la actualidad, que arrancó con las manifestaciones masivas que se vieron a lo largo del planeta el 8M tras la visibilización de los asesinatos machistas en diferentes países, así como el surgimiento de los movimientos del #MeToo o #NoEsNo.
El feminismo de la tercera ola defiende que no existe un solo modelo de mujer y aparecen nuevas interpretaciones hacia el género apareciendo nuevas vertientes dentro del movimiento como el feminismo racial, la transexualidad o el ecofeminismo.
Mujeres hablando. - Sputnik Mundo, 1920, 03.07.2018
Estos son los términos y conceptos que toda feminista debe saber
Uno de los elementos fundamentales de la tercera ola y que se extiende hasta el momento actual es la toma de conciencia de que la jerarquía del patriarcado y el entendimiento de que el hombre está por encima de la mujer está basado en toda una estructura social y cultural que lleva siglos instalada. Las mujeres de hoy en día, incluso con conciencia feminista, aseguran que ellas mismas tienen un arduo trabajo de deconstrucción de las conductas heteropatriarcales aprendidas a lo largo de la historia e instaladas en lo más profundo de sus consciencias.
Para terminar, invitamos a una breve reflexión desde estas líneas y después de haber leído hasta aquí los diferentes testimonios y explicaciones del movimiento feminista y de su historia hasta la fecha. A ellas, vosotras, mujeres, ¿cuántas veces os habéis sentido identificadas con alguno de los supuestos de acoso o maltrato descritos en este artículo? ¿Cuántas veces habéis callado por miedo, por resignación, por pensar que "hay que aguantar", que somos "supermujeres" que podemos con todo?
A ellos, vosotros, hombres. ¿Cuántas veces habéis formado parte del silencio cómplice de un acto de maltrato o violación por parte de un compañero? ¿Cuántas veces lo has cometido tú? ¿Eres acaso consciente de ello?
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала