Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

La pandemia cierra el tablao flamenco más antiguo de Madrid

CC BY-SA 2.0 / Casey Hugelfink / Villa RosaTablao Villa Rosa (Madrid)
Tablao Villa Rosa (Madrid) - Sputnik Mundo, 1920, 04.03.2021
Síguenos en
Villa Rosa se convierte en una víctima más de la pandemia. El mítico tablao baja su persiana tras más de un siglo de historia. Sus tablas las han pisado estrellas del pasado como Miguel de Molina, Lola Flores o la Niña de los Peines, pero también del presente como Rosalía.
Al bordear la plaza de Santa Ana con la vista puesta en la calle Núñez de Arce es casi imposible no desviar la atención al Villa Rosa. Los ojos se posan sobre los azulejos del local, material que da vida a las escenas de una bucólica España. La retina captura el color de la cultura popular, irradiado por la madrileña esquina que ocupa. Experiencia que completa el oído. Tras el decorado, se escucha un quejío. Tal vez sea alguien ensayando en su interior. Puede ser que sea el subconsciente, ya que es imposible separar el lugar del cante flamenco. A partir de marzo, se puede decir que es fruto de la imaginación.
El coronavirus ha podido con el Villa Rosa. El mítico tablao cerraba sus puertas el 14 de marzo de 2020, un día antes de que entrara en vigor el primer estado de alarma. No esperaban que fuese la última vez que bajaban persianas. La pandemia ha desgastado al Villa Rosa. Un año sin ingresos y un ERTE han sido demasiado para el legendario establecimiento. La noche del 4 de marzo se llevará a cabo la última función, en la que se recordará a todas las estrellas que han pisado su escenario. Las tablas más antiguas de Madrid. "Es un drama, porque es uno de los más emblemáticos de la ciudad y toda España", comenta Juan Manuel del Rey, presidente de la Asociación Nacional de Tablaos de Flamenco de España (Antfes), a Sputnik Mundo.
Fue fundado en 1911 por dos picadores. Comenzó como freiduría y bar de tapas. Poco a poco la música se hizo con el establecimiento, alcanzando su pico con la llegada del cantaor jerezano Antonio Chacón, quien asumió la dirección de la sala en 1921. Entonces, Villa Rosa pasó a ser punta de lanza del flamenco y el ocio madrileño. Los artistas más conocidos del panorama actuaban cada noche. Entre su público, lo más granado de la sociedad de la capital española.
Su éxito sobrevivió a la Guerra Civil. Los más importantes cantaores y bailaores siguieron protagonizando las veladas del emblemático local. Eso sí, guitarra, palmas y tacón no fueron lo único que resonó entre sus paredes. En los ochenta, el flamenco fue sustituido por la movida madrileña y Villa Rosa se convirtió en una sonada sala de fiestas de la ciudad. Sin embargo, su esencia volvería a ser rescatada en 2010, cuando el empresario Jesús Rodríguez Cerezal llamó al bailaor Jonatán Miró para ponerse al frente de la dirección del establecimiento. 10 años más de flamenco hasta que el coronavirus llamó a la puerta.
Villa Rosa dice adiós tras más de un siglo de arte. Sobre su escenario, la Niña de los Peines, Antonio Valdepeñas, Fosforito, Miguel de Molina, Juanito Valderrama, Lola Flores, Fernando de Utrera o Imperio Argentina. Más recientemente, Diego El Cigala, Antonio Carmona, José Mercé, Estrella Morente, India Martínez o Rosalía. Sus rincones han sido plató de cine para Pedro Almodóvar en Tacones lejanos o para Fernando Trueba en La reina de España. Un tablao por el que pasaron el escritor Ernest Hemingway o la estrella del cine Ava Gardner. La leyenda cuenta que el rey Alfonso XIII accedía a través de pasadizos subterráneos secretos para que nadie supiese cómo y cuándo llegaba. Centenares de historias que quedan grabadas en sus azulejos de corte andaluz. Cúmulo de anécdotas que el coronavirus ha segado.

El drama de los tablaos

La puerta de Villa Rosa parecía un santuario. Decenas de personas se acercaron el 4 de marzo para dar un último adiós al tablao. Depositaron velas y claveles y asistieron a una performance a cargo del cantaor Juañarito y la bailaora Anabel Moreno. Un homenaje al que fue una de las catedrales del flamenco.
"Villa Rosa es uno de los muchos que han cerrado", destaca Del Rey, también director del Corral de la Morería. Antes del tablao de la plaza de Santa Ana, la crisis acabó con ilustres como Casa Patas y el Café de Chinitas. Una sangría que auguraba la Antfes. "Hay que recordar que han desaparecido otros no tan famosos. Si seguimos así, a 2022 no va a llegar ninguno", lamenta el presidente de la asociación.
Manifestación en Sevilla de LunarOff - Sputnik Mundo, 1920, 31.10.2020
España
Un mundo sin lunares y volantes: la moda flamenca al borde la extinción
De forma esporádica, solo el 10% de los tablaos ha vuelto a abrir desde que se agravara la situación sanitaria. La mayoría hace un esfuerzo por sobrevivir al azote de la pandemia. Llevan 12 meses sin recibir un solo visitante y solo han cosechado una facturación media del 1% con respecto al año anterior. "Las restricciones no hacen rentable la apertura. Serían más empleados que clientela", indica Del Rey.
Un sector que nota especialmente la falta de turistas. Según datos de la agrupación, 6.800.000 visitantes extranjeros arriban a España atraídos por el flamenco. También les afecta la condición de ser lugares cerrados. La parálisis que sufren puede ser un dardo para un tipo de negocios que emplea al 95% de los artistas de flamenco del país.

Sin los tablaos colapsa el flamenco. Es una parte importantísima de la identidad española, un patrimonio cultural único. No podemos perder lo que somos y es lo que está ocurriendo. Todos tenemos que ser un poco activistas de nuestra cultura.

Juan Manuel del Rey
Presidente de la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España
Motivo por el que la organización reclama un plan de subvenciones para cubrir los costes mensuales y la prórroga de los ERTE. Además, piden que se reduzca el IVA de las entradas de espectáculo al 4%, la inclusión de la programación de los tablaos en los planes de las administraciones o la incorporación del flamenco en las aulas. El 9 de marzo tienen previsto reunirse con el Ministerio de Cultura.
"Solo queremos capear los tiempos que vienen, hasta que se normalice la situación", sentencia Del Rey. Para que no silencien su quejío. Aquel que, de momento, no se volverá a escuchar en la plaza de Santa Ana.
Sputnik en Facebook

Síguenos en nuestra cuenta de Facebook @sputnik.mundo. Entrevistas exclusivas, reportajes especiales, contenido audiovisual de primera mano... Todo lo que necesitas para estar al tanto de lo que pasa en el mundo. ¡Únete a la comunidad!

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала