Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Cuestión aparte - Sputnik Mundo
Cuestión aparte
Cuando en la vida no todo son conflictos, negociaciones, o fríos números, y sencillamente prefieres tomarte un respiro, Radio Sputnik tiene algo que ofrecerte. Porque más allá de la política y la economía, hay vida. Y eso es una Cuestión aparte. 10 minutos, semanal.

Joven ruso Medvédev, a un paso de la cima del tenis mundial

Joven ruso Medvédev, a un paso de la cima del tenis mundial
Síguenos en
En el recién celebrado torneo de tenis el Open de Australia el ruso Daniil Medvédev logró clasificar para la final donde, pese a las esperanzas de sus aficionados, fue derrotado por el número 1 de lа ATP, Novak Djokovich en tres sets. Sin embargo, tras este torneo el tenista ruso ascendió a la tercera posición del ranking mundial.
Este larguirucho y, a primera vista endeble tenista ruso, gracias a su sorprendente participación en el Abierto de Australia –cronológicamente, el primero de los cuatro torneos que forman el Grand Slam de tenis–, acaba de irrumpir en el olimpo del tenis mundial masculino y con 9.735 puntos acumulados está ocupando el tercer lugar, detrás de los legendarios Novak Djókovic (12.030 puntos) y Rafael Nadal (9.850 puntos).
Daniil Medvedev nació el 11 de febrero de 1996 en Moscú, en una familia alejada de los deportes.
Su mamá, Olga Vasílievna, que ya tenía dos hijas –Julia y Elena–cuando gestaba a Daniil, confesó en una entrevista que no quería dar a luz a su hijo menor en Rusia. Quería que fuese Francia, por lo que los Medvédev supieron que de acuerdo con las leyes del país de Bonaparte, el heredero tendría el derecho de solicitar la ciudadanía automática francesa al cumplir los 18 años.
Ya en el octavo mes de embarazo, Olga solicitó la visa de turista e incluso adquirió un abrigo de piel para que los guardias fronterizos no se enteraran de las intenciones de la mujer rusa. Pero resultó que el propio Daniil “eligió la ciudadanía rusa”, naciendo antes de lo esperado.
Los Medvédev no vivían en pobreza, pero tampoco eran millonarios. El padre, Serguéi Yákovlevich, comenzó su carrera como programador, pero durante la perestroika de Gorbachov se interesó en los negocios: abrió salones de video, vendió ladrillos, se convirtió en cofundador de una empresa de construcción, todo con éxito variable.
Los padres siempre trataron de mantener ocupado al niño y comenzaron a buscar diferentes secciones. Al principio, el niño pasaba su tiempo libre dibujando, nadando y jugando al ajedrez. A Daniil también le gustaba el fútbol. La mamá intentó inculcarle el amor por la música, pero el deporte resultó ser más cercano a sus aspiraciones.
A la edad de 6 años, Medvédev piso por primera vez una cancha de tenis. Llegó a su primera sesión de entrenamiento con las zapatillas rosas de su hermana.
Pero sea como fuera, Daniil empezó a entrenarse tenazmente y con mucho gusto, pero entonces no pensaba que la cancha de tenis se convertiría en su principal vocación.
Al mismo tiempo asistía al Liceo de Física y posteriormente profundizó sus estudios de inglés avanzado. Las clases en la cancha con Ekaterina Kriuchkova terminaban a la misma hora que comenzaban los cursos de idiomas, por lo que su madre, literalmente le cambiaba la ropa a su hijo en el auto, camino a las clases.
En una entrevista, el ya famoso Daniil Medvédev se queja de que podría haber construido el proceso de entrenamiento de manera más competente si hubiera sabido el potencial que tenía. Sin embargo, el padre esperaba que su hijo destacara e insistió en que se dedicaría seriamente a los estudios.
A los 16 años, Daniil se dio cuenta de que no progresaba lo suficiente en Moscú, tras lo cual se decidió enviar a la futura estrella a entrenar en Francia. Allí el entrenador Jean-Rene Lisnard descubrió un talento y se abrió una nueva página en la biografía de Medvédev.
Ya en sus comienzos en la categoría juniors, Daniil Medvédev comenzó a mostrar buenos resultados en las competiciones. Su primer éxito fue llegar a la final del Campeonato de Europa de 2013 en dobles, donde Karén Khachánov fue su compañero de equipo.
Iniciando su carrera "adulta" a nivel de futuros en 2014, el ruso ganó sus primeros títulos y fortaleció su posición en la temporada 2015, y luego actuó a nivel ATP Challenger.
En la gira de élite de los tenistas profesionales, Medvédev probó por primera vez en dobles, llegando a los cuartos de final de la Copa Kremlin, esta vez con Aslán Karátsev.
Su gradual movimiento ascendente permitió al atleta unirse a la gran corriente de torneos de Grand Slam. En mayo de 2016, Daniil se clasificó para el torneo principal del Singles World Tour y terminó la temporada entre los cien primeros del ranking mundial.
En enero de 2017, subió a la posición 65, alcanzando la final del torneo ATP en Indian Chennai. La temporada le resultó más que exitosa, dada la sensacional victoria en la primera ronda de Wimbledon sobre Stan Wawrinka, entonces la tercera raqueta en el ranking mundial.
El título de singles ATP en 2018, logrado por primera vez en su carrera en Sydney fue un premio realmente valioso para el ruso. El éxito se repitió dos veces en una temporada: en Tokio y en la ciudad estadounidense de Winston-Salem.
Los resultados obtenidos en 2018 le permitieron a Medvédev a subir a la 16ª posición en la calsificación ATP, en 2019 ya fue el 12º clasificado.
En 2020, después de las derrotas de febrero ante Vashek Pospisil y Gilles Simon, el ruso tuvo algunas caídas contra rivales como Hugo Amber y Marton Fuchovic.
Pero Medvédev se recuperó y mostró resultados positivos nuevamente. Primero dio dura lucha en Cincinnati 2020 a Marcos Chiron y Francis Tiafu en Nueva York, y luego hizo un gran trabajo en noviembre en la Masters Series de París. Daniil venció a Kevin Anderson, Alex de Minor, Diego Schwarzman y Milos Raonic.
Daniil Medvédev se distingue por su el estilo demoledor. David Goffin decía con decepción después de perder la final en Cincinnati frente al ruso: “Medvedev no falla. Es como jugar con una pared. Lanza centros y espera un balón adecuado, juega ni demasiado rápido ni demasiado lento. Los partidos con él son una tortura para todos".
Daniil Medvédev ya ha ganado en calidad de primas casi 16 millones de dólares. Pero el pasado 11 de febrero cumplió tan solo 25 años, y teniendo en cuenta su forma actual, no cabe duda que los logros más relevantes en su carrera de tenista todavía no han sido alcanzados.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала