¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Debería América Latina aprender del control chino de la pandemia?

© AFP 2021 / Greg BakerGente en las calles de Pekín, China
Gente en las calles de Pekín, China - Sputnik Mundo, 1920, 23.02.2021
Síguenos en
El 23 de enero de 2020 el mundo tenía los ojos puestos en China: había ordenado el confinamiento de 56 millones de personas en Hubei, para contener al COVID-19. En América Latina aún no había casos. ¿Qué pasó para que un año después de aquel primer 'lockdown', Latinoamérica esté en crisis y China haya logrado controlar la pandemia?
"Nadie sabe cuándo aparecerá la luz al final del túnel en América Latina. [Pero] el éxito de la guerra de China contra la pandemia puede indicar lo que América Latina debería aprender de China", dijo a Sputnik Jiang Shixue, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Shanghai, China.
A finales de febrero de 2020 China ya había construido hospitales desde cero y en cuestión de días implementaba confinamientos agresivos, rápidos y selectivos, y enviaba médicos y enfermeras a Wuhan y otros lugares de la provincia de Hubei porque el coronavirus había matado a cerca de 1.000 personas. Mientras, en Brasil se registraba el primer caso de la región latinoamericana y su presidente, Jair Bolsonaro, decía que no había motivo "para el pánico".
Pese a que el coronavirus llegó relativamente tarde a la región en comparación con otras partes del globo, en febrero de 2021 Brasil es el tercer país del mundo con más casos de COVID-19 —con casi 10,2 millones de contagios confirmados—; y Colombia, Argentina, México y Perú, están entre los 20 países más golpeados por la pandemia.
"Mientras China muestra signos de recuperación en su economía, el pronóstico para América Latina es sombrío", escribió a Sputnik Pamela Aróstica, directora de la Red China y América Latina: Enfoques Multidisciplinarios (REDCAEM).
Trabajador de un mercado de Ciudad Juarez - Sputnik Mundo, 1920, 27.10.2020
Economía
Destrucción del empleo en América Latina, la región más afectada del mundo
La mejoría económica de China es un hecho; la profunda crisis sanitaria, educativa y económica en América Latina, también. En 2020 China fue la única entre las principales economías mundiales que logró crecer: pese al COVID-19, el gigante asiático se las ingenió para aumentar más de 2% su PIB, y en 2021 se estima crecerá alrededor del 8%, según datos del Fondo Monetario Internacional.
Entretanto, el PIB de América Latina disminuyó 8% en 2020, aunque se prevé que logre una tasa positiva de 3,7% en 2021, según Naciones Unidas.
Al menos 45 millones de personas cayeron en la pobreza en América Latina en 2020 y la crisis "exacerbó desafíos estructurales interrelacionados, que incluyen altos índices de desigualdad e informalidad, bajos niveles de productividad y servicios públicos e instituciones deficientes", opinó Aróstica.
A esta crisis del COVID-19 en Latinoamérica se le suma "la proliferación de enfermedades mentales como la depresión, el aumento de la violencia doméstica, incremento de la delincuencia, protestas y descontento social", agregó.

¿Cómo hizo China para controlar el COVID-19 y por qué Latinoamérica no pudo?

En cuanto a modelos a seguir en la "detección temprana e informes de epidemias de potencial preocupación internacional", antes del año de la pandemia, China desempeñaba un rol bastante preocupante ante la mirada occidental.
En 2019 el país liderado por Xi Jinping estaba en el puesto 64 de 195 países, según la clasificación del Índice de Seguridad Sanitaria Mundial de la Fundación Bill y Melinda Gates. Paradójicamente, en el puesto 12 estaba Brasil, y en el 1 Estados Unidos —actualmente el país más afectado por la pandemia, con más de 28,1 millones de casos confirmados—.
Coronavirus en Perú - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
Internacional
Médicos advierten que la cuarentena por la pandemia en Perú fracasará por la informalidad
Jiang considera que el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Bolsonaro compartían una creencia que puede explicar el desastre que terminó siendo su gestión de la pandemia: que el COVID-19 es "una pequeña gripe" —eso decía Bolsonaro—, y que para la mayoría, el riesgo de contraer la enfermedad "es muy, muy bajo" —según Trump—. Pero para Jiang, "el liderazgo al más alto nivel del Gobierno es crucial para enfrentar la pandemia".
Pero ¿qué características tiene que tener "un liderazgo al más alto nivel"? La experiencia china muestra que "son necesarias" tres condiciones para contener la pandemia, indicó Jiang:
Una estrategia correcta y eficaz contra el COVID-19
Aunque preveían que la actividad económica se vería "muy afectada" respecto a los años anteriores —en 2019 el PIB chino creció más de 6%, su peor porcentaje en las últimas tres décadas—, además del bloqueo en Wuhan, el Gobierno de Xi implementó una serie de medidas estrictas de cuarentena en toda la nación que estuvieron acompañados de políticas de reapertura bien secuenciadas, y una alta capacidad de rastreo de contagios basada en el uso de una potente infraestructura digital. Además, China también implementó fuertes políticas sociales para asegurarse de que no hubiera una hambruna generalizada.
Por su parte, en Latinoamérica las medidas, cuando se tomaron, se tomaron tarde. "Caen en saco roto ante personas como el presidente Bolsonaro", opinó Jiang.
Recursos médicos adecuados
"Al igual que en el campo de batalla militar, la munición adecuada es una de las condiciones necesarias para derrotar al enemigo". Con esa metáfora Jiang sintetizó la lucha contra la epidemia china sobre los recursos médicos.
"China puede movilizar la capacidad de fabricación industrial del país en un tiempo extremo para producir suficientes medicamentos, reactivos para pruebas, equipos de protección, ventiladores y todo el resto de equipos médicos. China puede incluso exportar estos artículos que salvan vidas a otros países", señaló.
Médicos de un hospital de Guayaquil, Ecuador, se desinfectan durante sus jornadas - Sputnik Mundo, 1920, 02.04.2020
Internacional
El caos de Guayaquil desde dentro: el testimonio de una médica con COVID-19 | Vídeos
Pero en América Latina, incluso antes de la pandemia muchos países ni siquiera contaban con los equipos médicos y medicamentos necesarios. Mucho menos tenían capacidad de fabricarlos. Aunque las importaciones e iniciativas de producir algunos compensaron en parte esa carencia, Jiang señala que "el problema del retraso es difícil de resolver".
A la falta de insumos médicos se le suma la falta de infraestructura hospitalaria y profesionales capacitados. "Se han construido algunos hospitales móviles, pero la escasez sigue existiendo. No es posible imaginar que [como en China] un hospital pueda ponerse en funcionamiento en 10 días en cualquier país de América Latina", indicó.
La fuerza general de la nación y el respeto a las normativas
Cuando el Gobierno chino encendió las alarmas y dio órdenes sobre qué hacer para contener el COVID-19, "todo el país siguió las recomendaciones". Desde el uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia social, el cumplimiento de las normas de cuarentena, e incluso la notificación a las autoridades sanitarias sobre la temperatura corporal, "todo el pueblo chino reaccionó de forma cooperativa", explicó Jiang.
No obstante, los latinoamericanos no funcionan así. Hay dos factores principales que pueden explicar por qué un bloqueo es tan difícil de aplicar en América Latina. Según Jiang, uno es porque los latinoamericanos son sociables, y el otro, es porque "el sector informal es muy grande", y "sin ingresos fijos, deben salir a ganar dinero. De lo contrario, no podrán alimentarse ni alimentar a sus familias".
Pero también esboza un tercer factor: "Para elegir entre la vida y el sustento, preferirían lo segundo". Jiang opina que para los latinoamericanos "el sustento es más importante que la vida. Pero en China, el Gobierno cree lo contrario. Como dice un proverbio chino, "si mantenemos el bosque, nunca temeremos no tener leña para cocinar".
Mapa de América Latina - Sputnik Mundo, 1920, 23.10.2020
Internacional
Mujica: América Latina debe copiar el modelo chino para dejar el subdesarrollo

El apoyo chino en Latinoamérica

La pandemia del COVID-19 ha marcado un punto de inflexión en la relación entre China y América Latina. Según Aróstica, durante este período China ha profundizado su relación asimétrica con la región, y muestra de ello es que dio equipamientos, insumos médicos y ofreció préstamos para financiar la compra de las vacunas a muchos países latinoamericanos.
"Esta nueva diplomacia china, no acepta las críticas sobre el origen del virus, tampoco sobre su manejo inicial y en paralelo ofrece como parte de la denominada 'diplomacia de las mascarillas', su ayuda a los países latinoamericanos en la medida que acepten sin cuestionamientos que China es un modelo en la gestión de la crisis", opinó.
Aróstica considera que China quiere mostrarse ante el mundo como una "potencia responsable".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала