¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

¿Adiós a los efectos de Instagram?: 'influencers' españolas opinan sobre la medida de Reino Unido

© Foto : Cortesía de Laura SánchezLa modelo e influencer Laura Sánchez posa para sus casi 80 mil seguidores en su cuenta de Instagram
La modelo e influencer Laura Sánchez posa para sus casi 80 mil seguidores en su cuenta de Instagram  - Sputnik Mundo, 1920, 22.02.2021
Síguenos en
"Este tipo de campañas son necesarias, yo misma me he mirado al espejo y no me he sentido del todo cómoda con mi piel", confiesa la modelo española Laura Sánchez en conversación con Sputnik.
Reino Unido ha prohibido los filtros en Instagram para aquellas publicaciones de influencers que promocionen productos de belleza. ¿Por qué ahora? Todo surgió a raíz de una publicación de la maquilladora Sasha Louise Pallari el pasado año en el que manifestaba cómo los filtros pueden distorsionar la realidad y ampliar los efectos de los productos de belleza que se promocionan. "Sentí que era necesario que hubiera pautas más estrictas sobre cómo se anuncian los productos y cosméticos online", dijo la británica.
Tal y como apunta el Digital Consumer Survey 2020, realizado por Nielsen y Dynata, el 25% del tiempo que se invierte en redes sociales es para ver contenido de influencers. Las mujeres son las que más escuchan sus consejos, en concreto, el 71% lo hacen en moda y el 60% en productos de belleza y cuidado personal. Por ese motivo, Louise Pallari decidió ponerse en contacto con la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA) y tras varios meses de "correos electrónicos de ida y vuelta", el organismo ha decidido finalmente prohibir el uso de filtros en las redes sociales cuando se promocionan productos de belleza, siempre y cuando el filtro exagere el efecto que los productos son capaces de lograr. "Lo conseguimos, estoy muy orgullosa", describe la influencer en su publicación al conocer la noticia.
No es la primera vez que se eliminan este tipo de filtros. A finales de 2019 la propia aplicación de Instagram eliminaba de su catálogo de efectos aquellos que producían un efecto 'cirugía estética express', entre ellos FixMe (arréglame) y Plastica (cirugía plástica). A pesar de ello, las clínicas de cirugía estética cada vez reciben más peticiones de pacientes que quieren verse como se ven en sus selfies.
Louise Pallari creó el movimiento #filterdrop (quita los filtros) con el objetivo de animar a la gente a publicar sus fotografías al natural, sin efectos ni Photoshop, especialmente cuando se trata de anuncios o promociones de personas influyentes. Muchas chicas se unieron a su campaña y se inició una ola de contenido honesto y real en el que numerosas usuarias publicaban sus fotografías sin retoques ni edición.

¿Qué pasaría si en España aplicaran la misma medida?

Hemos consultado a la modelo e influencer Laura Sánchez, más conocida como @lauknowles en su cuenta de Instagram, donde suma más 79.000 seguidores y a Núria Santonja, @miisspinkie, una joven influencer de 27 años, con más de 43.000 seguidores en su cuenta de Instagram y casi medio millón de seguidores en la aplicación 21 Buttons, la primera red social dedicada exclusivamente a la moda.
Ambas coinciden en que este tipo de campañas son necesarias y muy interesantes, ya que "no puedes vender algo que no es real", dice Santonja, quien asegura que prefiere dar siempre a sus seguidores su opinión más sincera de cada producto que promociona. "Si me mandan una crema antiarrugas lo más justo es no usar ningún filtro y enseñar el proceso y si de verdad funciona, pero si solamente es un filtro de color o retoques de luz porque la imagen debe estar en armonía en todo tu feed (el tablero principal de las fotografías de Instagram), no lo veo mal siempre y cuando enseñes algo más real".
A pesar de ello, ninguna vería con buenos ojos que prohibieran utilizar los filtros de Instagram en España. "Deben de ser las propias empresas e influencers los que decidan si hacer una campaña #filterdrop o no, al mismo tiempo indicar si usan filtros o no en sus publicidades", dice Laura. "Poner un filtro para hacer un unboxing de unos productos no me parece que sea algo malo, y al fin y al cabo los filtros de Instagram hacen que se note que son filtros, entonces no veo que hagan mucho daño", argumenta Núria.

"Nos hemos acostumbrado a los efectos y así todos nos vemos mejor, tanto influencers como los que no lo son. Quizás si nadie los utilizase al final nos veríamos todos bien de nuevo", asegura la modelo Laura Sánchez.

Un estudio realizado en 2017 por la Royal Society of Public Health y la Universidad de Cambridge concluyó que tanto Instagram como Snapchat son las aplicaciones más perjudiciales para la salud mental y el bienestar por su capacidad para generar ansiedad entre los jóvenes. En este sentido, ¿son los efectos de Instagram factores para dañar la autoestima y crear obsesión por verse bien? Núria cree que no, ya que "hay muchos filtros que uso porque me hacen gracia, me veo graciosa y divertida con ellos", añade "perfectamente puedo subir cosas sin ellos y verme igual de bien".
Laura, por su parte, no considera lo mismo. "En muchas ocasiones yo misma me he mirado al espejo y no me he sentido del todo cómoda con mi piel", admite. "Aunque también debo decir que hablamos de redes sociales, en tu día a día, tratas con personas y ves que lo natural es tener imperfecciones, de ese modo comprendes que la publicidad que ves en las redes están procesada con alguno de estos efectos para que así se vea más estético, y me pregunto, ¿acaso lo natural no es bello?, para mí sí", reflexiona la modelo.

"Ahora mismo me cuesta pensar en alguien que suba a sus redes sociales fotos o vídeos sin alguno de estos filtros", concluye Laura.

Sin embargo, el número de usuarios de Instagram aumenta cada vez más, y con ello, el uso de sus efectos. Instagram ha pasado del sexto puesto en 2020 en número de usuarios al cuarto lugar en 2021 con un total de 1.220 millones de usuarios, según el último informe de We Are Social. En cualquier caso, España no planea prohibir sus efectos ni tiene intención de hacerlo, pero ya hay quien piensa que limitar el uso de la tecnología y la información en los dispositivos móviles sería una buena manera de mejorar el estado de ánimo durante el confinamiento por la pandemia, dice un reciente estudio de Sanitas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала