¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Urnas electrónicas: ¿un riesgo para la democracia en México?

CC0 / Unsplash / Bandera de México
Bandera de México - Sputnik Mundo, 1920, 19.02.2021
Síguenos en
Las próximas elecciones en México no solo serán relevantes por el número de puestos que se disputarán, sino también porque el INE continuará probando el llamado voto electrónico en dos estados. ¿El país está preparado para usar urnas electrónicas? ¿Este instrumento aumenta el riesgo de fraudes electorales?
El Instituto Nacional Electoral (INE) pondrá a prueba una vez más las llamadas urnas electrónicas, pero ahora en los próximos comicios electorales de 2021. En esta ocasión las casillas se pondrán a prueba en Coahuila, donde se renovarán 38 ayuntamientos, y en Jalisco, en el que se disputarán 163 cargos de elección popular —entre diputaciones y ayuntamientos—.
Dicha situación ha generado desconfianza entre los diferentes actores políticos, tales como Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido más importante en la actualidad, quien impugnó el uso de la urna electrónica por considerar que la decisión del INE se tomó de forma opaca.
Sin embargo, no es la primera vez que el INE pone a prueba este modelo de votación, pues en las elecciones de 2020 se utilizaron 94 casillas de voto electrónico en Hidalgo y Coahuila. En esa ocasión, según reportes del instituto, siete de cada diez electores dijeron tener confianza en el dispositivo y el 90% aseguró que era fácil de usar.

Urna electrónica: ¿sin andamiaje legal en México?

La modernización del sistema electoral en México es una tarea que cada día será más apremiante, pues la población crece de forma paralela al padrón de electores. Pero una de las preguntas es cómo se llevarán a cabo dichos cambios en un país en el que el voto electrónico aún no es legal.
Sobre este tema, Said Hernández, experto en temas electorales y consultor de Integralia, expresa en conversación con Sputnik que "la legislación electoral en México no prevé la utilización de instrumentos como la urna electrónica con excepción, solamente con excepción, del voto por internet pero para los mexicanos residentes en el extranjero. Para la votación nacional no está prevista ninguna otra modalidad más que la votación directa en casilla".
En este sentido, añade que a pesar de que el marco legal mexicano aún no contempla el uso de la urna electrónica, las pruebas piloto como las 100 casillas que planea aplicar el INE en Coahuila y Jalisco tienen el objetivo de "familiarizar al ciudadano con este tipo de instrumentos".

"Por otro lado, es sensibilizar a los partidos políticos para que vean que son instrumentos que son confiables y son seguros, no solamente para el ejercicio del voto, sino en cuanto a la inviolabilidad de los cómputos. Y bueno, para evitar caer en los escenarios que un partido político siempre teme, que es el fraude electoral", asegura.

A pesar de ello, Morena ha impugnado el uso de la urna electrónica en los próximos comicios. Sergio Gutiérrez Luna, representante del partido ante el instituto electoral, argumentó que esto se haría debido a que "con mucho trabajo durante décadas se ha construido el andamiaje para emitir votos y que haya la confianza de los ciudadanos. El INE no puede cambiar esta forma de votación por la puerta trasera".
Esto a pesar de que el INE anunció el pasado 4 de febrero que "el Modelo de Operación establece los aspectos jurídicos y técnicos necesarios para dar viabilidad al diseño y a la implementación del voto ciudadano, a través de hasta 50 urnas electrónicas en Coahuila y 50 en Jalisco".

¿Es conveniente usar urnas electrónicas?

La discusión sobre el uso de las urnas electrónicas ha generado una serie de argumentos a favor y en contra. El argumento en contra de este instrumento es el posible aumento de fraudes electorales, es decir, que sean más sensibles a ataques que desvíen el voto real de los ciudadanos. Pero al ser este un método nuevo, ¿cuáles serían las "ventajas"?
Sobre los puntos a favor, tanto el INE como Hernández coinciden en que el uso de las urnas electrónicas traería beneficios al sistema electoral mexicano, tales como: reducción de costos, resultados más rápidos, altos estándares de seguridad en la emisión del voto y disminuir el impacto ambiental al evitar el uso de boletas electorales.
Sin embargo, el consultor de Integralia también reconoce que el principal riesgo consiste en el aspecto cultural, dado que los ciudadanos podrían desconfiar de los métodos electrónicos para realizar tareas tan relevantes como la elección de sus gobernantes.
"La gente cree, o los actores políticos creen, que los instrumentos de tecnología para realizar las elecciones podrían estar contaminados o podrían estar amañados desde la propia constitución de los programas o del software. La famosa caja negra de los sistemas computacionales donde, ya sea por un virus o aparir de algún algoritmo, provoca o que puede provocar que un voto se reproduzca en tantos votos para una u otra oferta política, pues es uno de los aspectos que genera mucha desconfianza entre los actores políticos", indicó.
Banderas del partido gobernante mexicano Morena - Sputnik Mundo, 1920, 02.10.2020
Internacional
Las elecciones de dirigencia de Morena, sin precedentes en la historia de México
En respuesta, el INE ha manifestado que la urna electrónica cuenta con altos estándares de seguridad física y ambiental, y el cifrado de información. Todo ello para garantizar la integridad del voto durante y después de cada jornada electoral.
A esto se suma el hecho de que otros países ya utilizan el voto electrónico en sus procesos electorales, tal es el caso de Brasil, con una población de 209,5 millones de personas, que desde las elecciones de 2002 comenzó a usar urnas electrónicas para la emisión del voto. En esta lista también aparece la India, que hasta 2019 tenía 900 millones de personas registradas en el padrón electoral, donde se organizan elecciones vía voto electrónico.
No obstante, cabe mencionar que el número de países que ya hacen uso del voto electrónico a sus elecciones continúa siendo mínimo. Por ejemplo, en Estados Unidos, Bélgica y Filipinas recién se ha incorporado la urna electrónica a sus sistema de votación, pero de forma parcial; mientras que en Canadá, Suecia y Japón todavía se analiza su uso.

¿México está preparado para el uso de urnas electrónicas?

El uso de 100 urnas electrónicas ha abierto nuevos cuestionamientos para procesos electorales futuros, el primero de ellos está asociado a si se generaran las condiciones legales y el segundo es si el país cuenta con las bases materiales para poder organizar elecciones vía voto electrónico.
Por el momento, no hay ningún tipo de iniciativa para modificar la legislación vigente del sistema electoral mexicano para integrar a sus instrumentos de votación a la urna electrónica y, con ello, la viabilidad del voto electrónico.
Respecto a las condiciones materiales es necesario señalar aspectos como la alfabetización digital y el acceso a internet en México. Según datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares de 2019, "el 70,1% de la población de seis años o más en México es usuaria de internet".
En ese mismo reporte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que si bien, apenas el 56,4% de la población tiene conexión a internet en sus hogares, el 88,1% cuenta con teléfonos inteligentes y el 94,7% de ellos lo usan para conectarse a una red.
Con este contexto de fondo, Hernández considera que argumentos como la falta de conectividad y la brecha digital "no permiten entrar de manera frontal a una alternativa u opción, como es la urna electrónica, para resolver una problemática de logística, de costos, de inmediatez y hasta de facilidad para elegir a nuestros gobernantes".
En este sentido agrega que en la actualidad el INE realiza sus tareas de logística de forma electrónica, pues se comunica con los distintos puntos del país a través de las plataformas digitales. Por lo tanto, introducir la urna electrónica únicamente requeriría de afinaciones en las capacitaciones, pues el instrumento en sí es "muy intuitivo".

"Si seguimos haciendo lo mismo, hay una frase...'el resultado no va a cambiar'. El tema de los costos de la democracia en México, y la complejidad para organizar las elecciones no va a cambiar, o a modificarse o resolverse si seguimos haciendo lo mismo elección tras elección. El introducir la urna electrónica es un cambio paradigmático porque transformaría todo el sistema electoral que hoy conocemos", subrayó.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала