Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

¿Cómo sería la sociedad si 1 de cada 4 españolas no tuviera que sacrificar su trabajo por el COVID?

CC0 / Unsplash / Una mujer trabajando
Una mujer trabajando - Sputnik Mundo, 1920, 18.02.2021
Síguenos en
Las mujeres pagan el sobreesfuerzo de la pandemia que las obliga a lidiar con obligaciones laborales y los cuidados familiares. 1 de cada 4 mujeres se ha visto obligada a renunciar a su salario para cuidar a su familia. La pandemia evidencia la necesidad de cambios en un sistema productivo que mejoraría con la integración de liderazgo femenino.
Arrastradas por la pandemia afloran las debilidades y penurias de una sociedad desigual. Y esa desigualdad se está cebando también con las mujeres. Mujeres educadoras y cuidadoras o madres abnegadas, son estereotipos recurrentes que nos calan. Ejemplos cotidianos como acudir a un parque infantil por la tarde a la salida del colegio, el 80% de responsables de los niños y niñas son ellas, madres o cuidadoras.
El club Malas Madres acaba de sacar a la luz un informe que muestra el efecto de la pandemia en la desigualdad de género. Los datos apabullan, una de cada cuatro mujeres ha renunciado a todo o parte de su trabajo para cuidar a sus hijos e hijas durante el último año.

"La renuncia de las mujeres madre se ha destapado como la solución para esta crisis".

Laura Baena
promotora del Club Malas Madres y la asociación Yo No Renuncio (YNR)
"Costeamos con nuestro sueldo y esfuerzo las cuarentenas preventivas, esta renuncia se ha alzado como la única solución", denuncia esta campaña, en la que se ha encuestado a 7.561 mujeres, madres y no madres. El trabajo evidencia que las madres han cargado con el sobreesfuerzo, cuando los hijos se han quedado en casa confinados por enfermedad o contacto con positivo, en un 80% de los casos, se han quedado acompañados de mamá, no de papá.
Trasladando esto al plano laboral, según Maite Egoscozabal, nos topamos con que:
un 22% de las mujeres han renunciado a su sueldo o a parte del mismo para atender a sus hijos, dentro de ese grupo, un 21% ha cogido excedencias o días sin suelo,
un 11% ha solicitado la reducción de jornada al 100%, sin sueldo también,
y un 74% ha tirado de sus días de vacaciones para atender a los menores durante las cuarentenas preventivas.
Sobre lo que sucede de puertas adentro en el hogar, los datos también dejan mucho que desear. En general, solo para el 73% de las mujeres que conviven con su pareja la corresponsabilidad se ha mantenido igual o incluso ha empeorado (11%), frente a un exiguo 14% que ha experimentado una mejoría.
Este informe ahonda la herida que deja la pandemia en las mujeres, con más sobreesfuerzo y estrés mental a sus espaldas. Ya tras el primer confinamiento, un estudio de la cátedra Contra el Estigma de la Universidad Complutense y Grupo 5 detectó que las mujeres son el sector de la población que más depresión, soledad y ansiedad está sufriendo por el confinamiento. El estudio atribuía esta sintomatología a la combinación de trabajo o teletrabajo, junto al cuidado de hijos y otros roles de género durante la pandemia.

Falta de concienciación empresarial y legal

Si el teletrabajo y la flexibilización de horarios ha sido la vía intermedia para mantener el hogar y el empleo, también esta se ha escatimado a las mujeres. El colectivo YNR denuncia que un 37% de las mujeres que podrían haber optado por trabajar telemáticamente y lo han solicitado, han recibido una respuesta negativa por parte de sus empleadores. "Por eso recalcamos que faltan medidas de regulación por parte de los gobiernos, pero también más flexibilidad en las empresas y corresponsabilidad en el hogar", apunta Maite Egoscozabal.
Coronavirus en España - Sputnik Mundo, 1920, 13.10.2020
España
España se propone atajar la brecha salarial ante una crisis que se ceba con las mujeres
Falta de concienciación empresarial, falta de amparo legal… Está claro que los dueños de las empresas no priorizan la situación de la mujer, a la luz de estos datos.

"Necesitamos más mujeres que hagan comunicación y den visibilidad a estos datos. No hablo de un techo de cristal, hablo de un techo de cemento y hay que romperlo para que las mujeres ganemos en consciencia y en autoestima".

Nuria Chinchilla
Fundadora del International Center for Work & Family
Chinchilla destaca que "la ambición femenina es mucho más amplia que la masculina", con lo que apunta a un cambio de modelo socioproductivo basado en el género.
Pero ¿cómo cambiar hacia un modelo más igualitario?, la respuesta de Chinchilla y diversos estudios está en un cambio de mentalidad, no se trata solo de contar con más mujeres en la dirección de la sociedad, sino con más mentalidad femenina.

Liderazgo de mujer, liderados de servicio

El Instituto de Economía y Negocios de la Universidad de Sevilla (IUSEN) acaba de obtener el respaldo europeo de las ayudas a la investigación Marie Curie por el nuevo proyecto WOMLEAD. La investigación analiza la contribución de la mujer a un nuevo modelo de liderazgo, y nos ayuda a responder a ¿qué tipo de modelo social tendríamos si las mujeres estuvieran al mando?
"Sería un mundo diferente, no basado en el liderazgo tradicional, sino en el liderazgo de servicio".
Gabriel Cepeda
el coordinador de la investigación en la Universidad de Sevilla
El IUSEN contará con la incorporación de la investigadora Caren Goldberg, Doctora en gestión de Recursos Humanos que explica a Sputnik que "el verdadero liderazgo implica características de cuidado con los subordinados y también de educación con los mismos. Pero generalmente se sigue perpetuando un mal concepto del líder por baremos que no incluyen la capacidad de cuidar y educar". Goldberg detalla que muchas investigaciones confirman la mejoría de las mujeres respecto a los hombres en patrones de liderazgo de servicios "pero las organizaciones siguen estancadas en modelos tradicionales".
Sobre el concepto de nuevo liderazgo, Cepeda aclara que el liderazgo tradicional es el de ordeno y mando, "el del jefe que dice lo que hay que hacer. Hasta ahora , cuando las mujeres han querido ocupar puestos de envergadura han tenido que renunciar a parte de su feminidad", aludiendo al estereotipo de la jefa marimacho.
Pero precisamente, por ese rol que la sociedad ha destinado a las mujeres, "como cuidadoras dentro del mundo de servicios, ellas han obtenido atributos que no encontramos en los hombres, y esos son los que dan valor al liderazgo de servicios".

¿Cuáles son las cualidades del liderazgo de mujer?

Las investigaciones del IUSEN destacan atributos que sí encontramos en mujeres líderes, ausentes en los hombres, por lo general. Hablamos de autenticidad, de "conseguir que tu equipo sienta que haces lo que dices y que te comportas como piensas", apunta el investigador.
Otro aspecto es que la líder mujer, no se pone la primera en la fila, sino la última, respaldando y empoderando a su equipo, para eso hace falta humildad, y también "entender el empoderamiento como objetivo. Es importante hacer ver a cada individuo de tu equipo que lo que dice y hace va a mejorar el resultado del trabajo y es importante".
La primera ministra de Noruega, Dinamarca, Islandia y de Alemania en una rueda de prensa - Sputnik Mundo, 1920, 29.04.2020
Internacional
¿Son las mujeres mejores líderes frente a la crisis del coronavirus?
Por último, desde el IUSEN concluyen que es esencial "la inclinación al servicio. Lo calificamos como el sentir la llamada. Los líderes importantes, a lo largo de la historia, no querían serlo, pero se han sentido en la obligación moral de promover un cambio", es otra de las esencias del liderazgo de mujeres, el de servicios, no el directivo.
Pero ¿cómo hacer que los comités directivos abran sus mentes a esta acepción de la autoridad más femenina?
Tras años de experiencia y asesoría en gestión de recursos humanos, Caren Goldberg afirma que es prioritario que las organizaciones transicionen hacia el nuevo modelo, para ello "es un buen método que las mujeres que aspiran a liderar cuenten con la mentoría de un hombre que ya ocupa un cargo superior y que contribuya a derribar las resistencias a su ascenso".
Otro de los consejos de Goldberg para las corporaciones que quieran modernizar su modelo de dirección es ampliar las listas.
"Es decir, si haces por ejemplo una lista con los tres mejores candidatos a un puesto directivo, se suele pensar en un prototipo del 'líder ideal' que generalmente es hombre, porque es el concepto a priori. Pero, si amplias la lista a los mejores 5 candidatos, por ejemplo, los miembros flexibilizan su imagen del 'líder ideal'. Así, aumenta la probabilidad de que se considere al menos una mujer".

Un sistema basado en la autoridad

El modelo de servicios, no es solo una cuestión de género, abunda Cepeda, también de edad, "se trata también de un relevo generacional protagonizado por el liderazgo femenino que no es solo para mujeres, es un nuevo modelo de liderazgo que deben aprender los hombres".
Las sinergias de equipo y productividad serán las más beneficiadas, de hecho, excluir a las mujeres del liderazgo es un lastre con "efectos negativos en la productividad de las organizaciones, lo que afecta a la productividad desde un punto de vista socioeconómico", reflexiona Caren Claberg. Aunque las organizaciones, públicas y privadas, perciben el coste de oportunidad de infrautilizar recursos físicos o financieros, "no prestan la misma atención a la gestión de recursos humanos". Pero sin duda, el efecto más pernicioso es el generacional que coarta un mejor futuro, porque la ausencia de mujeres hoy, afecta a las expectativas de la generación venideras. Es difícil aspirar a algo que cuando eres joven no ves".
Camarera trabajando - Sputnik Mundo, 1920, 22.02.2020
Internacional
Un abismo salarial: las españolas ganan €43.000 millones menos que los hombres
El actual sistema, se basa en la autoridad tradicional, hay un jefe al que se obedece. "Pero en la sociedad actual, los individuos están formados y sobre–cualificados y a nadie le gusta que le manden sin más. Es por eso que hay tantos trabajadores freelance". Según datos de la Seguridad Social del año pasado, los trabajadores englobados como autónomos —trabajadores independientes y sin personal a cargo que ejercen en profesiones intelectuales con un muy alto nivel de cualificación y especialización— han aumentado un 40% en la última década.
Que el peso del cuidado y el sobreesfuerzo de la pandemia siga recayendo sobre las mujeres es un lastre para toda la sociedad que evidencia que un cambio de modelo no solo sería menos machista y más justo, sino que sería más productivo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала