¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Son unos campeones": los superhéroes viven en una residencia de España

© Foto : Cortesía de la residencia El PilarAncianos disfrazados de la residencia El Pilar
Ancianos disfrazados de la residencia El Pilar - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Síguenos en
Los residentes del geriátrico El Pilar de Mutxamel (Alicante) han recibido la segunda dosis de la vacuna de una manera diferente. Vestidos de superhéroes, los ancianos han alcanzado la inmunidad completa tras superar un año de pandemia. Ninguno se ha contagiado.
Batman, Superwoman o los Cuatro Fantásticos ya están vacunados contra el coronavirus. Podría parecer el último título de las franquicias Marvel o DC. Sin embargo, no estamos ante el próximo asalto a la cartelera de los pesos pesados del cine de acción estadounidense. Esta producción tiene como escenario la localidad alicantina de Mutxamel, no los platós de Hollywood. Allí, los superhéroes no se vuelven invisibles o lanzan rayos X por los ojos. Sin embargo, poseen la misma fuerza y coraje que Superman o el Capitán América.
Los 32 ancianos de la residencia El Pilar han recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y le han dado la bienvenida a lo grande. Coincidiendo con la semana de Carnaval, los residentes se han presentado a su turno de inoculación con sus mejores galas. En este caso, capas y antifaces. Y es que todos se han disfrazado de superhéroe para alcanzar la deseada inmunidad completa. Trajes que han confeccionado ellos mismos con materiales reciclados y plásticos de distintas tonalidades. "Las estrellas, los cinturones y las capas son nuestras. Lo hemos hecho todo nosotros", afirma la Capitana Marvel a Sputnik Mundo. No Brie Larson, sino Loli, de 83 años.
© Foto : Cortesía de la residencia El PilarAnciana disfrazada de la residencia El Pilar
Anciana disfrazada de la residencia El Pilar - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Anciana disfrazada de la residencia El Pilar
El técnico de Animación Sociocultural Hugo Ortega se encargó del diseño y de dar indicaciones, pero la tijera y la purpurina la aplicaron los portadores de los disfraces. Era la actividad programada para las tardes previas a los días de Carnaval. Precisamente, cada año en la residencia El Pilar crean sus propios atuendos para celebrar la fiesta. En 2020, se vistieron de juegos de mesa. Para 2021, la temática estaba clara desde el principio. "Optamos por los superhéroes, porque los residentes son unos campeones. Además, queríamos homenajear a todas esas personas que han estado en primera línea durante la pandemia como sanitarios, policías o conductores de camión", asegura Eva Laforga, directora del centro junto a su hermana Nuria.
© Foto : Cortesía de la residencia El PilarAnciano disfrazado de la residencia El Pilar
Anciano disfrazado de la residencia El Pilar - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Anciano disfrazado de la residencia El Pilar
Los sanitarios han administrado la segunda dosis, uno a uno, a los ancianos, ataviados de colores brillantes. "Estoy muy contenta de que me vacunen, pero sobre todo de que estemos todos bien. Lo más importante es la salud", detalla Loli. La primera parte del remedio de Pfizer les fue inyectada el 9 de enero. La siguiente tenía que haber llegado el 30 de enero, no en Carnaval, pero el positivo por COVID-19 de un miembro de la plantilla de la residencia obligó a retrasar el proceso. El Pilar quedó en aislamiento preventivo hasta que se certificó que no había más casos. Un susto que no alteró la inmaculada trayectoria de la residencia durante la pandemia.
© Foto : Cortesía de la residencia El PilarAnciana disfrazada de la residencia El Pilar
Anciana disfrazada de la residencia El Pilar - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Anciana disfrazada de la residencia El Pilar
El geriátrico de Mutxamel es lo que se denomina como centro COVID cero. Hasta la fecha ninguno de los residentes se ha contagiado. Una distinción difícil de lucir en un país donde el coronavirus ha hecho estragos en las residencias. Según los datos oficiales de las comunidades autónomas, 31.408 personas han fallecido con COVID-19 o síntomas similares en este tipo de centros. En la Comunidad Valencia, donde se encuentra El Pilar, 1.737 ancianos han perdido la vida. Una cifra alarmante que contrasta con los números del centro.

"Es una hazaña y es gracias a que hemos apostado por la prevención desde el primer día. Antes del estado de alarma, ya íbamos con mascarilla, al igual que los familiares en las visitas, para las que ya teníamos un protocolo antes de que fuese obligatorio. La prevención siempre ha sido nuestra manera de enfrentarnos al virus y es lo que nos ha salvado".

Eva Laforga
Directora de la residencia El Pilar
"Hemos tenido mucho cuidado", remarca Laforga. Al igual que las personas a las que cuidan, los 22 trabajadores de El Pilar han recibido su segunda dosis. También lo han hecho con porte de justicieras. Bajo su casaca, una camiseta de Superwoman asoma. La heroicidad viene de hacer las cosas bien. "Siempre hemos seguido las recomendaciones de las instituciones", señala la directora del centro.
© Foto : Cortesía de la residencia El PilarPlantilla de la residencia El Pilar
Plantilla de la residencia El Pilar - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Plantilla de la residencia El Pilar
En estos momentos, las visitas se realizan únicamente en espacios exteriores, con mascarilla y distancia de seguridad. También realizan videollamadas con los familiares de los residentes. Loli tiene cinco hijos y tiene ganas de estar con ellos. Pero, entiende las circunstancias. "Lo importante es que estén ellos y yo bien", admite. Conseguir la inmunidad no romperá las medidas que protegen la residencia de la pandemia. "Estamos contentos porque estamos inmunizados, pero no quita que el enemigo siga fuera. Seguiremos con las mismas medidas, para que no entre. Queremos seguir con el contador a 0", asevera Laforga.
Mientras, la residencia El Pilar proseguirá con su rutina. "Yo he llevado bien el confinamiento. Se me ha pasado más o menos rápido", reconoce Loli. Por las mañanas, gimnasia y rehabilitación. Por la tarde, los talleres, como el de los disfraces. En unas semanas toca preparar la Semana Santa. Más adelante, pintar cuadros. Obras que decoran las paredes del geriátrico. Así, pasa poco a poco el tiempo. Hasta derrotar a la pandemia. Al final, con o sin capa, hablamos de superhéroes.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала