Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El PCC, la multinacional del crimen que nació y sigue creciendo en las cárceles de Brasil

CC BY 2.0 / Meesh / barring freedomPrisión (imagen referencial)
Prisión (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El 18 de febrero de 2001, el Primeiro Comando da Capital (PCC), hoy en día la mayor facción del crimen organizado en Brasil, puso al país contra las cuerdas cuando en una acción orquestada consiguió sublevar al mismo tiempo a más de 27.000 presos en 29 cárceles del estado de Sao Paulo (sureste).
El gigantesco motín, que pasó a ser conocido como la "mega rebelión", pedía el retorno a la cárcel de Carandiru de cinco líderes que habían sido transferidos a otros centros del país.
Al día siguiente, tras 16 muertes y con ninguno de los objetivos conseguidos, todo había terminado.
Se trató de la primera gran acción pública del PCC y no sería la última: en mayo de 2006 una ola de atentados, asesinatos y secuestros, aterrorizó al estado de Sao Paulo, y los incidentes violentos en las cárceles, sobre todo por enfrentamientos con bandas rivales, son más o menos frecuentes.
Un policía federal de Brasil (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 23.11.2020
América Latina
La Policía brasileña bloquea más de 73 millones de dólares del narcotráfico del PCC
No obstante, en los últimos años la banda parece haberse "calmado". Sus métodos, cada vez más sofisticados y silenciosos, le aseguran un protagonismo creciente en el mapamundi del narcotráfico.
A 20 años de su presentación en sociedad, el PCC es la organización criminal más grande de Brasil y desde las cárceles continúa creciendo y expandiendo su influencia y su poder en la región y cada vez más en el resto del mundo.

La cárcel, el ecosistema ideal

Los especialistas sitúan el nacimiento del PCC en la cárcel de Taubaté en 1993, durante un sangriento partido de fútbol entre presidiarios que acabó con dos decapitaciones. El equipo ganador exigía mejoras en el tratamiento a los reclusos y formó una alianza que sería la base de la futura organización.
La cárcel es origen y pilar fundamental en la historia de la banda, como explica a Sputnik el sociólogo Gabriel Feltran, autor del libro "Irmãos, uma história do PCC".
El académico afirma que las cárceles son "óptimas" para las facciones del narcotráfico, porque es ahí donde reclutan a sus integrantes.
Cocaína, dólares y balas - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2021
América Latina
La receta narco para traficar drogas durante la pandemia en América Latina
"Mientras pensemos que la cárcel aísla a alguien de la sociedad vamos a seguir alimentando esa máquina crimen-seguridad que tiene en las cárceles su engranaje fundamental", comenta Feltran.
Los integrantes del PCC que están tras las rejas se comunican fácilmente entre ellos y con el exterior mediante celulares que ingresaron de forma irregular gracias a la colaboración de funcionarios corrompidos.
El aislamiento de los presos, que debería ser una obviedad en estos casos, es la mayoría de las veces una absoluta quimera.
Una de las peculiaridades del PCC es que funciona como una fraternidad. A diferencia de las mafias italianas u otras organizaciones criminales, el personalismo no es tan importante; en el PCC el poder no es del individuo, sino de "la posición en la organización", recalca Feltran.
Policía de Brasil - Sputnik Mundo, 1920, 31.08.2020
América Latina
La Policía de Brasil lanza operación contra el narcotráfico para detener a unas 400 personas
Esto hace que los líderes sean fácilmente intercambiables y que los golpes policiales a la "cúpula" de la organización nunca acaben de desmantelarla.
Sirve a modo de ejemplo la detención del histórico líder del grupo, Marcos Willians Herbas Camacho, "Marcola". Si bien está preso desde hace más de 20 años, desde entonces el PCC no ha hecho más que ampliar sus dominios.
Además, en 2019, él y otros 21 integrantes de la organización fueron transferidos de la cárcel P2 en Presidente Venceslau (estado de São Paulo), después de que se descubriera un plan para asesinar al promotor Lincoln Gakiya y planes de fuga.
La cárcel en la que estaba Marcola se consideraba de "máxima seguridad", pero aun así el PCC consiguió instalar allí una especie de oficina central.

Una fraternidad compleja

En esta fraternidad, los más de 35.000 "hermanos" que se calcula que la integran contribuyen pagando una cuota, tanto si están en libertad como si están presos.
Todo el funcionamiento interno está repleto de reglas y existe un código penal propio, que determina lo que está bien y lo que está mal. Los castigos para quienes incumplen pueden ser extremos.
Feltran ve ciertos paralelismos con la masonería. Los miembros del PCC pueden estar en cualquier lugar, se reconocen entre ellos.
El sistema funciona como un reloj.
"La forma de organización del PCC, como sociedad secreta, es mucho más eficiente que la organización profesional, de oficios formales, que fue tan importante para el capitalismo industrial", compara el académico.
Hombre armado - Sputnik Mundo, 1920, 29.08.2020
América Latina
La mafia calabresa de Rocco Morabito: mapa delictivo de la 'Ndrangheta en el Cono Sur
Fruto de esa meticulosa estructura organizativa es su impresionante expansión. El PCC controla el tráfico de cocaína y marihuana en buena parte de Brasil (sobre todo en el estado de São Paulo, pero también los vecinos Paraná o Mato Grosso do Sul) y hace tiempo que dio el salto internacional.
Feltran subraya que cuando nace el PCC, América Latina asistía a un cambio de paradigma: se pasa de la delincuencia como problema local, asociado a comportamientos equivocados de individuos, a la lógica de los mercados ilegales transnacionales: facciones, cárteles o maras, según el país.
En ese contexto, considera que el PCC, con su modo único de organización, fue "mucho más eficiente" que sus competidores en el crimen.
"No es casualidad que se haya expandido por los cinco continentes tan rápido, y tan silenciosamente", afirma el sociólogo.
A 20 años de aquella mega rebelión, el PCC domina gran parte de Brasil, tiene una presencia significativa en Paraguay y en Bolivia, y dado que no puede competir con los cárteles colombianos y mexicanos en el tráfico de cocaína hacia EEUU, en los últimos años se ha especializado en despachar droga hacia Europa.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала