¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Ciudadanos, ¿camino de convertirse en un náufrago más en el centro político español?

© AP Photo / Emilio MorenattiInés Arrimadas, líder del partido político Ciudadanos
Inés Arrimadas, líder del partido político Ciudadanos - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2021
Síguenos en
BILBAO (Sputnik) — En la noche del 14 de febrero, al conocerse el resultado de las elecciones regionales catalanas se certificó el fracaso de las fuerzas de centro derecha de ámbito nacional en la convocatoria.
En el caso del Partido Popular no es algo nuevo su debilidad en Cataluña, pero en el caso de Ciudadanos, la fuerza liberal y de centro pasaba de haber sido la primera en 2017 en este territorio con 36 diputados y más de 1.100.000 votos —el 25% del total–, a ser la séptima fuerza, con solo seis diputados y 150.000 votos. Es decir, perdió más del 85% de sus apoyos en tres años.
¿Qué ha pasado para que un partido político sufra semejante batacazo, además en el que se consideraba su feudo y región de nacimiento?
Las causas son múltiples y son analizadas estos días en las numerosas tertulias políticas que ofrecen las cadenas de televisión españolas.
Salvador Illa, candidato a la presidencia de Cataluña del Partido Socialista Catalán  - Sputnik Mundo, 1920, 15.02.2021
España
El ganador de las elecciones catalanas aboga por nueva etapa en política regional
El consultor político Luis Arroyo destaca dos factores, "la salida de Inés Arrimadas de la política catalana, aun siendo líder de la oposición" y en segundo lugar lo que califica como "el error estratégico más grave de la historia reciente de España: la famoso foto de Colón y lo que eso significó, entrar a competir con el espacio del Partido Popular (PP) en la derecha y perder la centralidad".

La foto de Colón

Lo que en España se conoce como "la foto de Colón" es el resultado de la concentración pública organizada el 10 de febrero de 2019 en la plaza de Colón de Madrid en defensa de la unidad de España y como respuesta a los acontecimientos en torno al referéndum secesionista catalán del otoño anterior.
A ella se unieron en primer lugar las fuerzas de derecha PP y Vox, y finalmente Ciudadanos en lo que se considera desde círculos políticos una decisión personal de su primer presidente y por entonces aún líder, Albert Rivera.
"No es solo la foto, es abordar una estrategia de unirse a la derecha frente al socialista Pedro Sánchez que solo tenía una lógica en pensar que se podía ser hegemónico en ese espacio de derecha. De hecho Albert Rivera llegó a decir y considerarse el líder de la oposición", dice Arroyo sobre este hito.
"La decisión de competir con el PP, en lugar de perseguir un modelo como el de Macron, un modelo liberal a la europea, centrista", resume el presidente de la consultora Asesores de Comunicación Pública.
El investigador en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales Carlos Fernández Esquer sitúa el foco en el veto de la formación a los pactos con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) —decidido por unanimidad por su Ejecutiva en febrero de 2019, unos días después de la foto de Colón— y la consecuente negativa a pactar un Gobierno con Pedro Sánchez tras las elecciones generales de abril de 2019.
Votación en las elecciones parlamentarias en Cataluña, el 14 de febrero - Sputnik Mundo, 1920, 14.02.2021
España
Cae más de 22 puntos la participación electoral en Cataluña
"Habrían accedido a la vicepresidencia del Gobierno y habrían obtenido probablemente más ministerios de los que tiene ahora Podemos. Con eso habrían estabilizado y consolidado el partido de cara al futuro", explica.
Fernández Esquer recuerda cómo meses después en aquel agitado año 2019 para el partido, en noviembre, hubo que repetir las elecciones generales en España y Ciudadanos, una vez rechazada la posibilidad de formar Gobierno, pasó de 57 a sus 10 diputados actuales.
"Es una de las mayores debacles electorales de la historia de la democracia, solo comparable a la de UCD de 1982", afirma en referencia a una de las dos grandes formaciones de centro fracasadas en los primeros años de la democracia española a finales de los 70 y principios de los 80.
Tras esos acontecimientos, dimite Albert Rivera, hasta entonces alma máter del partido, líder desde su fundación en 2006 y al que veladamente se acusaba de un exceso de personalismo en su etapa final en la dirección.
"La nueva directiva lleva casi un año y tampoco ha logrado reflotar el partido. Es verdad que tenía un contexto muy difícil, pero tampoco se ha notado ningún punto de inflexión, ni revertir la tendencia de las encuestas y la prueba ha sido el fracaso en estas elecciones catalanas, simbólicamente muy importante porque es donde surgió y creció el partido", añade el investigador de este centro

Cataluña, el feudo

El partido Ciudadanos se fundó en Barcelona en 2006 a partir de la plataforma cívica Ciutadans de Catalunya, formada por intelectuales de esa región opuestos al nacionalismo y que consideraban que sus posiciones no nacionalistas no estaban representadas políticamente en Cataluña.
Ese mismo año, se presentaron a las autonómicas catalanas y consiguieron entrar en el Parlamento con tres escaños, la mitad que el pasado domingo, pero con apenas estructura de partido.
La Estelada, la bandera independentista catalana, en Barcelona - Sputnik Mundo, 1920, 15.02.2021
España
El independentismo refuerza su mayoría en Cataluña pese al triunfo socialista
De aquella primera etapa inicial en la que, una vez asentado el partido en territorio catalán, comienza a expandirse por el resto de España; conoce al líder de Ciudadanos Carlos Delgado, portavoz y concejal de la formación local Unión por Leganés, en los alrededores de Madrid.
Delgado llegó a firmar un acuerdo de colaboración con la entonces formación catalana en 2014 en representación de una serie de partidos independientes de ámbito municipal para las elecciones europeas de ese año.
Su experiencia con Rivera no fue buena: "Metían a topos en las organizaciones para destruirlas por dentro, compraba a gente para incorporarlas a Ciudadanos, les ofrecía cargos a diferentes cabecillas para quedárselos. Lo peor del PP y lo peor del PSOE", relata.

Un lagarto de V

Delgado escribió un libro titulado Albert Rivera es un lagarto de V, en referencia a la mítica serie de televisión de principios de los 80 en España en la que unos alienígenas con cuerpo de lagarto, pero bajo una apariencia humana, llegaban a la Tierra para invadirla, aunque con una aparente buena voluntad.
"Es una metáfora de lo que era Ciudadanos, un partido que se vendía como regenerador y en el fondo eran lo peor de la política", resume Delgado.
La nueva dirección, con Inés Arrimadas al frente, ha cosechado grandes críticas internas esta semana en la reunión de la Ejecutiva que analizó los resultados en Cataluña y se reunió por espacio de dos días.
Muchos observadores políticos apuntan a la posibilidad estos días de que, como ocurre en otros procesos de descomposición de partidos, sus dirigentes comiencen a buscar acomodo en otras formaciones, en este caso en el PP; y además también comienza a mencionarse la posibilidad de una integración, más bien fusión por absorción en este caso, con el Partido Popular.
Elecciones en Cataluña - Sputnik Mundo, 1920, 15.02.2021
España
Comienza la pugna de pactos en Cataluña: ¿nuevo independentismo o nuevo 'puzzle' de izquierdas?
Otra de las cuestiones que se debaten tras las elecciones catalanas, derivada de la debacle de Ciudadanos, es qué ocurre con el espacio del centro político en España; una especie de Triángulo de las Bermudas en el que han acabado naufragando todas las formaciones que han intentado consolidarse en el panorama español.
El director del Departamento de Sociología de la Universidad de Salamanca, Jaime Riviere, explica que "las etiquetas políticas como centrista, izquierda o derecha se activan con mayor fuerza cuando aumenta la polarización".
"En ese momento —prosigue este sociólogo— es más difícil que la gente se identifique a sí misma como de centro, y es mucho más difícil que los partidos logren un electorado estable si se identifican a sí mismos como de centro", concluye.
Habrá que ver en los próximos meses cuál es el devenir de esta fuerza política que llegó a estar en primer lugar en intención de voto durante meses a principios de 2018 y que tiene los ejemplos anteriores de UCD, CDS y UPyD como formaciones que reclamaron el espacio de centro y acabaron desapareciendo. Habrá que ver si no acaba convirtiéndose en un náufrago político más del centro político español, una peculiaridad de la política de este país.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала