Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Linares es una olla a presión": enfrentamientos y tiros en una de las ciudades más pobres de España

© AFP 2021 / Josep LagoUn manifestante en España
Un manifestante en España - Sputnik Mundo, 1920, 15.02.2021
Síguenos en
La localidad de Linares (Jaén) ha vivido altercados de la turba con la Policía que se saldaron con tiroteos. Las protestas por una agresión de dos policías nacionales a un padre y su hija de 14 años expresan también el malestar de una población que se siente abandonada y agraviada por las administraciones.
Linares (Jaén) trata de recobrar el pulso tras un fin de semana de infarto. Dos policías nacionales agredieron el viernes 12 de febrero a las 19 horas a un hombre y a su hija de 14 años. Los motivos de la actuación de los agentes fuera de servicio no han trascendido. Los policías se ensañaron a golpes con el varón y con su hija, que salió en defensa de su padre. Días después, el padre corre riesgo de perder la visión en un ojo y la niña se recupera de la paliza con diversas contusiones.
Todo el episodio fue grabado por los transeúntes de la céntrica calle Espronceda. Poco después, la indignación crecía y se convertía en rabia. Las protestas sacaron a vecinos a la calle y los enfrentamientos con la Policía se sucedían durante la tarde noche del 13 de febrero. El portavoz de la Policía Nacional en Jaén, Diego Moya, ha definido lo vivido el fin de semana "como una verdadera batalla campal".
Los uniformados se enfrentaron a la turba usando balas de goma y eventualmente, según trascienden los testimonios, un arma de fuego real, causando dos heridos por tiros de postas.
Fuentes policiales aseguran que los enfrentamientos han sido promovidos por "profesionales que llegaron a Linares desde fuera, agitadores de manifestaciones profesionales", revela Moya, sin aclarar más detalles de la procedencia de los supuestos agitadores. Hubo 14 detenidos, "todos ellos menores de edad, acusador por desorden público, aunque en la misma noche del sábado se les liberó con cargos", detalla el portavoz policial.
Por su parte, los dos policías nacionales ya detenidos se enfrentan a "un presunto delito de lesiones agravadas por el empleo de métodos o formas peligrosas", en el que "ha mediado ensañamiento".
Antes de su detención, los agentes, un subinspector y un policía, protagonizaron escenas indignantes, "lamentamos mucho esa actitud chulesca y ese enfrentamiento gratuito con los ciudadanos, no hay palabras para calificarlo", lamentaba Diego Moya a propósito de la actitud que refleja el vídeo anterior. Si se confirman las lesiones graves del padre atacado el 12 de febrero, los agentes podrían enfrentarse a una sanción de 6 años de prisión.
Los policías sin uniforme fueron trasladados el mismo viernes tras su detención a dependencias policiales donde el instructor los puso a disposición judicial tras los controles de alcohol y drogas.
En la madrugada del sábado, con contenedores ardiendo, altercados incontables y alrededor de 20 policías heridos y tiros alumbrando la noche, el Juzgado de Primera Instancia de guardia decretó el ingreso en Jaén II, la prisión regional. Los detenidos se negaron a declarar ante sus compañeros.

Malestar policial

"Los altercados del fin de semana no nos representan, Linares no es una localidad violenta, esta no es la imagen de nuestra ciudad", lamenta el alcalde linarense, Raúl Caro-Accino en los medios locales tras el fin de semana. Pero las redes sociales bullen con el malestar y la indignación ciudadana. La impunidad con la que actuaron los agentes y una supuesta actitud incívica que ya venía de largo ha colmado el vaso.

¿Reprimir a los violentos con más violencia?

Pero la respuesta policial para contener la indignación tampoco solventó el problema y los enfrentamientos se recrudecieron. Las cargas policiales con las que los uniformados respondían a las protestas han causado indignación y numerosos organismos han descalificado la actuación policial, la del viernes 12 por los no uniformados y la del sábado 13 por los uniformados.
La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), la Plataforma Defender a Quien Defiende e Irídia – Centro de Defensa de Derecho Humanos han registrado una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Jaén "contra algunas de las actuaciones policiales que tuvieron lugar en Linares el pasado 13 de febrero durante las protestas ciudadanas".
Policía y esposas - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2020
Internacional
¿Abuso de poder? La Policía vasca agrede a una madre y a su hijo en pleno confinamiento
Tras el análisis de los vídeos, las organizaciones comparten con Sputnik tener constancia de al menos tres intervenciones con un "uso de la fuerza desmedido e innecesario", ejemplificado en el "uso injustificado del bastón policial extensible, el empleo de la defensa de dotación —la conocida como porra— cerca de menores y el arrastre de una persona sobre el suelo".
"¿Qué hubiera pasado con ese hombre y con su hija si no hubiera sido en una calle céntrica con varios móviles grabando lo sucedido?", se preguntan desde el colectivo reivindicativo Linares Novena Provincia, que exige la comparecencia de los representantes gubernamentales para justificar el "uso desproporcionado de la fuerza", así como la utilización de "armas de fuego". “¿Qué ha hecho el pueblo trabajador de Linares para ser tratado así?”, cuestionan a este medio.
Los desmanes policiales han sido descalificados, algo poco frecuente, por voces dentro del propio estamento policial. Luis Miguel Lorente, coordinador general de la Agrupación Reformista de Policías (ARP) ha denunciado la actuación de los dos agentes y exige que no haya "corporativismo ni proteccionismo con ellos", explica a Sputnik. "Pedimos su expulsión y que todo el peso de la ley caiga sobre ellos".
"Aunque seamos un sindicato policial, no podemos ponernos de parte del infractor, por mucho uniforme que tengan, nos debemos a la ciudadanía", argumenta Lorente, que concede que entiende las protestas e indignación ciudadana.

"No podemos permitir que esta chispa que ha saltado se convierta en un abismo de desentendimiento entre la Policía y la sociedad. Trabajamos para acercar esas dos realidades".

La voz altisonante de este sindicato que se define como progresista y reformista destaca dentro de un órgano poco dado a la autocrítica y tendente al cierre de filas. "Tenemos mucho más apoyo fuera del cuerpo que dentro del cuerpo", explica Lorente, quien se confiesa perseguido y denostado por algunos sectores de los propios organismos policiales.
ARP propuso en verano al propio ministro Grande-Marlaska la creación de un Órgano Procesal Administrativo que vele por el buen funcionamiento interno y el autocontrol de los órganos policiales, lastrados aún por "normativas que vienen del franquismo muy personalistas, necesitamos más garantías procesales con un órgano independiente y externo". Quizás con nuevas estructuras, los desmanes policiales del viernes 12 de febrero se habrían evitado.

Linares, una olla a presión

Pocos son los sorprendidos con cómo evolucionaron los altercados en el fin de semana. Linares "es una olla a presión que por algún lado tenía que estallar", una frase que este periodista ha oído varias veces ya.
Después de semanas azotados por la tercera ola y su amenaza y tras años bajo una zozobra institucional y política que mangonea el futuro de la localidad, la desafección de Linares y la provincia de Jaén hacia las instituciones es creciente.
Médicos en el Hospital Regional Universitario de Málaga - Sputnik Mundo, 1920, 28.01.2021
España
"El COVID invade todo el hospital como un tumor", sanitarios andaluces están exhaustos y solos
La visión rápida muestra a un grupo de agitadores chocando con la Policía, pero solo hay que escarbar un poco en la superficie para descubrir un conflicto mayor. "Es muy fácil, como se está viendo tanto en redes sociales como en ciertas declaraciones institucionales, dar a entender que se trataba de unos cuantos 'agitadores' con ganas de bronca y de romper el mobiliario", cuentan a Sputnik los jóvenes del colectivo Linares Novena Provincia, "esa explicación tan simplista procede de quien se niega a ver (o también a explicar) que Linares ya era un polvorín desde hace semanas", un polvorín que ha estallado por la indignación ante la agresión de los dos policías, pero podría haber estallado por otros muchos motivos.
Linares tiene una de esas "malditas medallas de ser el pueblo con más paro de España", nos cuentan desde la Plataforma Todos a una por Linares. En diciembre de 2020 los datos son, de nuevo, aplastantes: 6.963 parados en una población de 57.353, ese 24% de parados llegó al 30% en 2014.
El futuro no es nada halagüeño en una ciudad sin esperanza.
"Aquí las crisis las padecemos doblemente", nos cuenta Javier Saigner, de Todos a una por Linares, la principal plataforma que reúne a la sociedad linarense para exigir más oportunidades, infraestructuras y servicios a las administraciones. Saigner desgrana la historia reciente de la región, que desde el cierre de la principal industria, la compañía Santana Motor por la Junta de Andalucía, hace ahora una década, se ve abocada a la inanición. "Imagina a un enfermo en la UCI abandonado, sin cuidados ni sanitarios alrededor, esos somos nosotros".
Desempleo en España - Sputnik Mundo, 1920, 28.01.2021
España
España pierde 622.000 empleos en 2020 y la tasa de paro se eleva al 16,1%
Linares es síntoma de desmantelamiento desde el adiós de la industria automovilística, que dio paso al plan Linares Futuro, que establecía importantes prejubilaciones, "eso trajo la paz social, pero se olvidaron de la parte más importante, que es el futuro".
Los datos del Urban Audit de 2017 posicionan a Linares en el vagón de la pobreza, con una renta media anual por habitante de 9.423 euros, de las más bajas de España. "Lo alarmante es que esa renta la mantienen los ingresos de las prejubilaciones, pero no hay ningún empleo nuevo", denuncia Saigner.
Linares, de tradición minera, fue el motor industrial de Andalucía y con ese pasado enterrado, se ve abocada al comercio. Pero esos servicios languidecen, marcas como Zara o El Corte Inglés, "que suponían un polo de atracción para toda la comarca y empleo directo a 200 familias" acaban de cerrar sus puertas. "Por eso, no hay respuestas a cómo afrontar el futuro, por eso los jóvenes están frustrados, por eso Linares es una olla a presión y por eso la violencia como expresión", reflexionan desde la Plataforma.
Saignier es abogado y, a pesar de las dificultades, sigue viviendo en Linares. "Antes decías que si no podías trabajar de lo tuyo, al menos podías trabajar de camarero o dependiente, pero es que ya no nos queda ni eso". Pasear por el centro de Linares es deambular entre lápidas de persianas echadas. "Tengo dos hijos pequeños, por ellos quiero luchar, para que al menos puedan elegir si quieren vivir y trabajar aquí. Ahora, no podrían elegir, si todo sigue así, tendrán que emigrar".
José Ramón, de 60 años, pide limosna en una calle vacía de Barcelona. - Sputnik Mundo, 1920, 25.01.2021
Internacional
La pandemia podría llevar a España a niveles inéditos de pobreza, alerta Oxfam
Linares protagoniza tras los últimos acontecimientos un "maltrato histórico", la agresión de los agentes a un padre y su hija de 14 años es la imagen para muchos de los abusos con esta tierra. Los vecinos muestran consenso, ya que todas las administraciones, independientemente de su color político, han olvidado y mentido a los linarenses. La chispa de violencia y represión policial explotó el fin de semana. Por el momento, no ha habido más altercados, los linarenses tienen que pensar cómo llenarán la nevera.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала