Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Defensa
Últimas noticias e información relevante sobre defensa y todas las novedades de la industria militar.

Frente a una muerte inminente: cómo unos marineros rusos se negaron a arrodillarse ante Japón

© Sputnik / Y. Levyant / Abrir banco de fotosVariag y Koreets participan en una batalla naval contra los buques japoneses
Variag y Koreets participan en una batalla naval contra los buques japoneses - Sputnik Mundo, 1920, 09.02.2021
Síguenos en
El 9 de febrero de 1904, los marineros rusos lucharon valientemente contra una escuadra japonesa cerca de la actual ciudad de Seúl. Como consecuencia de esa batalla naval, la Armada rusa perdió dos naves, la Variag y la Koreets. Te contamos la inolvidable hazaña de las tripulaciones de estos buques, grabada en el imaginario colectivo ruso.
A principios del siglo XX, el Imperio ruso jugó un importantísimo papel en Asia al extender su dominio hasta las costas del mar de Japón. En aquella época, de hecho ejercía su control sobre la parte norte de China. Precisamente allí los intereses de Tokio y de San Petersburgo —entonces capital del Estado— chocaban, y el área se convirtió en una zona en conflicto para los dos imperios.
Algunos de los soldados soviéticos que sobresalieron en el campo de batalla - Sputnik Mundo, 1920, 02.09.2020
Internacional
Rusia revela detalles sobre cómo el imperialismo de Japón sucumbió ante el Ejército Rojo
A principios de febrero de 1904, dos buques militares rusos llegaron al puerto de la capital coreana, conocido como Chemulpo, actual Incheon, una de las ciudades más grandes de Corea del Sur.
Los buques rusos que llegaron a Chemulpo estaban en misión diplomática. La nave militar Variag se encontraba bajo el mando del capitán de primer rango Vsévolod Rúdnev, y había viajado a Seúl para negociar con las autoridades coreanas.
Tanque soviético IS-3 en la isla Shikotán, archipiélago de las Kuriles - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
Internacional
Rusia vs. Japón: ¿quién es el dueño real de las Kuriles, archipiélago de la discordia?
La batalla fatídica tuvo lugar el 9 de febrero de 1904, cuando los buques intentaron salir de la bahía de Chemulpo. El enfrentamiento entre las armadas de Rusia y Japón dio inicio a la guerra entre ambos países. No sería hasta septiembre de 1905, cuando Tokio le pondría punto y final y se proclamaría vencedor.
La negativa de los marineros rusos de arriar la bandera y rendirse ante los japoneses desembocó en otro enfrentamiento desigual entre buques rusos y nipones. La Armada rusa solo contaba con dos buques, frente a las 15 naves de la Marina de Guerra Imperial de Japón. Así que, al final, los buques rusos acabaron gravemente dañados. Los marineros rusos decidieron hundir la nave Variag y hacer estallar la Koreets para no entregárselos a los japoneses.
© Sputnik / Y. Levyant / Abrir banco de fotosEl capitán de Variag, Vsévolod Rúdnev, y su buque
El capitán de Variag, Vsévolod Rúdnev, y su buque - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021

Eventos previos a la batalla

Los buques rusos se encontraban en el puerto de Chemulpo junto con varias naves militares occidentales. Momento en el que ya estaban claras las intenciones de los japoneses con la presencia rusa hostil.
Los marines soviéticos en Port Arthur, China (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 08.08.2020
Internacional
La guerra entre la URSS y Japón: cómo el Ejército Rojo puso de rodillas al imperialismo nipón
El primer intento de salir de la bahía de Chemulpo tuvo lugar el 8 de febrero, un día antes de la propia batalla. Al salir del puerto, el buque ruso Koreets encontró una escuadra nipona compuesta de siete cruceros y ocho torpederos.
Uno de los cruceros, Asama, bloqueó la salida de la Koreets a mar abierto, mientras que los torpederos empezaron a atacarla. Así que finalmente tuvo que regresar al puerto de Chemulpo.
Los eventos más dramáticos tuvieron lugar en la madrugada del 9 de febrero, cuando el comandante de la escuadra japonesa, Uryu Sotokichi, envió un telegrama a los capitanes de los buques occidentales anclados en la bahía en el cual se hacía saber que Rusia y Japón entraban en estado de guerra.
Sotokichi puso como condición que los buques rusos desistiesen: el comandante japonés exigió que las naves rusas salieran al mar para el mediodía y se rindieran. Amenazó con atacar el puerto —que en ese entonces era neutral— si los marineros rusos se negaban a cumplir con sus exigencias.
Unidades del Ejército Popular Revolucionario de la República del Lejano Oriente - Sputnik Mundo, 1920, 06.04.2020
Internacional
El centenario de la república: cuando Rusia creó un país para hacer frente al imperialismo de Japón
Vsévolod Rúdnev recibió el telegrama a las 9:30 de la mañana del 9 de febrero y el capitán de Variag mantuvo una reunión con los oficiales. Los marineros rusos decidieron dar batalla a la escuadra japonesa al salir de la bahía. Dos horas después, la Variag y la Koreets zarparon rumbo a los buques nipones. Estaban haciendo frente a una muerte inminente.
Para aquel entonces los marineros japoneses habían colocado sus naves de tal manera que bloqueaban la salida al mar. Para el mediodía del 9 de febrero, la batalla naval ya había comenzado.

Violento enfrentamiento y el destino de la Variag

Los japoneses atacaron ambos buques militares rusos con precisión y los dañaron considerablemente. Rúdnev y algunos miembros de la tripulación resultaron heridos y otros fallecieron. A pesar de que los buques japoneses superaban en número a los rusos, la Variag logró causar considerables daños al crucero Asama.
Bombardero ruso Ilia Muromets (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 26.01.2021
Internacional
Ilia Muromets, el legendario bombardero del Imperio ruso que batió varios récords a la vez
El enfrentamiento armado se saldó con 31 muertos rusos y 30 muertos japoneses.
Cuando la tripulación supo que la Variag había sucumbido al ataque y tenía dos boquetes, se tomó la decisión de regresar a Chemulpo para reparar el navío y poder así seguir dando la batalla. Pero para las 13:00 estaba claro que no era posible reparar los desperfectos a tiempo. Rúdnev decidió hundir la Variag. Koreets le siguió detrás.
Los marineros se negaron a reconocer su derrota ante los japoneses y aceptar su ultimátum. Algunos miembros de la tripulación sacrificaron sus vidas para demostrar su dedicación y lealtad a Rusia.
Según el informe de Rúdnev, los japoneses sufrieron bastantes bajas y algunas naves japonesas se perdieron, mientras los rusos enviaron al resto de la tripulación de ambos buques a las naves occidentales. A pesar de que los marineros rusos no tenían posibilidad alguna de seguir batallando, no permitieron que los japoneses salieran victoriosos.
En 1905, la Variag fue recuperada por los japoneses desde las profundidades de la bahía de Chemulpo y lo usaron como buque de entrenamiento bajo el nombre de Soya. Rusia compró el buque en 1916 y volvió así a la Marina de guerra del Imperio ruso. Aunque el buque se volvió a hundir en el mar de Irlanda mientras lo remolcaban en 1925.
© Sputnik / Abrir banco de fotosBuques rusos Variag y Koreets, tras la batalla de Chemulpo
Buques rusos Variag y Koreets, tras la batalla de Chemulpo - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021

La hazaña de los marineros no cae en el olvido

Los sobrevivientes de la batalla de Chemulpo llegaron el 16 de abril de 1904 a San Petersburgo, donde fueron recibidos en el Palacio de Invierno por el emperador Nicolás II.
El zar dio las gracias a los oficiales y a otros tripulantes de la Variag y de la Koreets por su valentía y por haber defendido el honor de la bandera rusa. La batalla de Chemulpo demostró el heroísmo de los marineros rusos al hacer frente a la muerte inminente en aras de defender los intereses de su país.
Vsévolod Rúdnev recibió la Orden del Sol Naciente de 2º clase por decreto del emperador japonés Mitsuhito en reconocimiento del heroísmo del capitán de la Variag.
Con motivo del 50 aniversario de la batalla de Chemulpo, 15 veteranos de aquella guerra fueron galardonados en 1954 por el comandante en jefe de la Armada soviética, Nikolái Kuznetsov. En noviembre de 2010, el alcalde de Incheon entregó a los diplomáticos rusos la bandera de proa de la Variag. La ceremonia fue celebrada en la Embajada rusa en Seúl y contó con la participación del entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev.
La historia de la hazaña de los marineros está incluida en los libros de historia rusos. Incluso 117 años después, su heroísmo sigue vivo.
© Sputnik / Serguy Guneev / Abrir banco de fotosCorea del Sur entregó a Rusia el estandarte de bauprés del legendario buque de guerra Variag
Corea del Sur entregó a Rusia el estandarte de bauprés del legendario buque de guerra Variag - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала