¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El Escobar asiático: cómo un chino creó el sindicato de drogas más grande de nuestro tiempo

© AP PhotoPolicías tailandeses con paquetes de metanfetamina incautada proveniente de Birmania
Policías tailandeses con paquetes de metanfetamina incautada proveniente de Birmania - Sputnik Mundo, 1920, 09.02.2021
Síguenos en
A finales de enero de 2021, la Policía arrestó en el aeropuerto de Ámsterdam al hombre más buscado de Asia, Tse Chi Lop. Durante mucho tiempo lo han llamado el 'Escobar chino' y el rey de la metanfetamina. No es de extrañar, su sindicato gana hasta 17.000 millones de dólares al año.
El arresto de Tse fue el resultado de muchos años de trabajo de los servicios especiales de una docena de países. ¿Pero cómo el narcotraficante asiático más exitoso logró crear la red de drogas más grande de nuestro tiempo, permaneciendo en la sombra tanto tiempo?
Los capos de la droga más famosos del mundo son el colombiano Pablo Escobar y el mexicano Joaquín El Chapo Guzmán. El primero fue el jefe del cartel de Medellín durante 15 años. A principios de la década de 1990, su fortuna superaba los 30.000 millones de dólares y el cartel controlaba más del 80% del suministro de cocaína a EEUU. Escobar fue asesinado en un operativo conjunto de la policía colombiana y los servicios de inteligencia estadounidenses en diciembre de 1993.
Fentanilo (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 05.02.2021
El cartel mexicano de Sinaloa se reorienta para producir otra droga
Su lugar lo ocupó El Chapo Guzmán, que hasta hace poco, era el jefe del cartel mexicano de Sinaloa, que suministraba cocaína y heroína a EEUU y era considerado el narcotraficante más poderoso de nuestro tiempo. Guzmán fue arrestado por la Policía mexicana varias veces, pero cada vez se escapaba de la custodia. Solo en 2016, tras otro arresto, fue extraditado a EEUU, donde ahora cumple cadena perpetua sin derecho de apelación.
Parecería que en el mundo moderno, donde los satélites y los servicios especiales son capaces de penetrar en todos los rincones del planeta y en la vida privada de cualquier persona, ya no era posible repetir el éxito de Escobar y Guzmán creando cárteles de la droga igual de grandes. No obstante, Tse Chi Lop demostró que con conexiones útiles, métodos innovadores y mucho dinero se resuelve todo.

El camino del capo asiático

A diferencia de los capos latinoamericanos, no se sabe mucho sobre la vida de Tse Chi Lop, de 57 años, nacido en Guangdong, China. Cuando era joven se unió a la banda criminal Daquan, creada por los antiguos Guardias Rojos (estudiantes universitarios y de escuelas secundarias movilizados por Mao Zedong durante la Revolución Cultural, entre 1966 y 1967, en contra de los elementos elitistas de la sociedad). Con los años, el grupo criminal se convirtió en una de las tríadas más grandes del sur de China.
Junto con sus cómplices, Tse se mudó a Hong Kong y luego, en 1988, a Canadá, donde recibió la ciudadanía. En la década de 1990 el hombre viajaba constantemente entre América del Norte y los países del sudeste asiático, probablemente estableciendo contactos criminales. Se cree que en aquel entonces ascendió a mandos intermedios en un grupo de contrabandistas que se dedicaban al suministro de heroína del llamado triángulo dorado (las regiones montañosas de Tailandia, Birmania y Laos).
En 1998 Tse fue arrestado por la Policía estadounidense. De acuerdo con los documentos de un tribunal de Nueva York, fue declarado culpable de colusión para contrabandear heroína a EEUU. 
Al delincuente lo esperaba cadena perpetua, pero pudo obtener la indulgencia. Justificó que sus padres enfermos necesitaban atención constante, su hijo de 12 años tenía una enfermedad pulmonar y su esposa estaba completamente deprimida por lo sucedido. Además, prometió cambiar y abrir un restaurante después de la liberación. Los registros judiciales señalaron que el acusado "lamentó mucho" sus acciones y  en 2000 recibió solo nueve años de prisión. Fue puesto en libertad condicional en 2006.
Cocaína (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
España
Policía brasileña investiga tráfico de drogas hacia España en la Fuerza Aérea
Se cree que Tse emprendió actividades delictivas casi inmediatamente después de su liberación. Después de la cárcel, el chino se fue a Canadá, donde se suponía que estaría bajo vigilancia policial durante otros cuatro años. Luego regresó a Asia y en 2011 junto a su esposa registraron una empresa en Hong Kong. El hombre logró reestablecer los contactos en el mundo criminal de Macao, Hong Kong, China continental y el "triángulo dorado".
Cabe señalar que Tse Chi Lop parecía un típico hombre de familia chino de mediana edad con ingresos medios. Sin embargo, de vez en cuando, se permitía relajarse y comenzaba a gastar cifras astronómicas de dinero, como, por ejemplo, el día de su cumpleaños. El chino organizaba fastuosas fiestas en hoteles lujosos, a donde su familia y amigos llegaban en aviones privados. Además, Tse era un visitante frecuente de los casinos asiáticos. Una vez perdió 72,6 millones de dólares en Macao de la noche a la mañana, de acuerdo con un investigador. 
Mientras tanto, la seguridad del capo chino siempre estuvo muy bien organizada. Tanto en casa como en viajes, fue acompañado por varios kickboxers profesionales, además de un grupo de ocho guardaespaldas, cuya composición cambiaba constantemente.

Primera aparición

El éxito vertiginoso de Tse se debe a su manera innovadora de traficar las drogas. El chino implementó un modelo comercial inusual - si la Policía confiscaba un envío, el comprador recibía otro gratis o le devolvían la fianza.
No obstante, una vez este esquema le hizo una mala jugada al narcotraficante.
En 2011, la Policía Federal de Australia descubrió un grupo en Melbourne que traficaba heroína y metanfetamina. No obstante, como los volúmenes eran pequeños, las fuerzas del orden decidieron no arrestar a los delincuentes con la esperanza de llegar a los proveedores, monitoreando a los sospechosos e interceptando sus teléfonos.
Un oficial con un cargo de cocaína (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 27.01.2021
Internacional
La Fiscalía venezolana anuncia desmantelamiento de banda de narcotráfico internacional
Al mismo tiempo, las drogas que iban a Melbourne eran interceptadas regularmente por la Policía, y dado que el modelo de negocio de Tse suponía una compensación por la droga perdida, los australianos acudían constantemente a los proveedores con esta solicitud. Dos años más tarde, los jefes del narcotráfico de Hong Kong decidieron averiguar cuál era el problema, ya que las entregas a otros distribuidores en Australia se realizaban sin problemas. Para ello, el jefe del grupo criminal de Melbourne fue convocado a Hong Kong. Allí, la Policía local observó sus acciones. Fue entonces cuando los policías notaron a Tse Chi Lop por primera vez en una reunión.
El seguimiento y la investigación adicional del chino han revelado que probablemente sea el líder de los narcotraficantes que envían la mayor parte de la metanfetamina a Australia, así como la heroína y la metilendioximetanfetamina (MDMA), comúnmente conocida como éxtasis. 
Sin embargo, la mayor parte del sindicato encabezado por Tse permaneció en las sombras durante varios años más. Este hecho le permitió a la red criminal extenderse por todo el sudeste asiático.

Imperio del 'Tercer Hermano'

El sindicato pudo unir a cinco de los grupos criminales asiáticos más famosos a la vez. Las tres tríadas más grandes de Hong Kong y Macao -14K, Voshinwo y Sanyon - que anteriormente habían luchado entre sí comenzaron a trabajar juntas. A ellas se unieron Datsyuan, el grupo del propio Tse y la Unión de Bambú de Taiwán. El flujo de dinero era tan estable y grande que las facciones decidieron dejar las rivalidades sangrientas para obtener enormes ganancias.
Unidad de Acción Especial de la fuerza policial de Malasia - Sputnik Mundo, 1920, 13.12.2020
Internacional
Incautan más de 2 toneladas de metanfetamina por $26,2 millones en Malasia
Dado que los miembros del sindicato simplemente lo llamaron Compañía, la policía le dio a la organización su propio nombre Sam Gor (tercer hermano, en español) que es uno de los apodos de Tse Chi Lopa. 
La organización trabajó sobre el principio de una corporación transnacional con líderes de Canadá, Hong Kong, Macao, Taiwán, Malasia, Birmania, Vietnam y China continental. El sindicato estableció muchos canales para el suministro de drogas y también comenzó a cooperar con grupos delictivos como la yakuza japoneses, motociclistas australianos y las bandas de chinos étnicos en el sudeste asiático.
De acuerdo con un investigador, la logística del sindicato es extremadamente compleja y se administra de manera tan profesional que podría "competir con Apple". 
"El sindicato tiene mucho dinero y un gran mercado. El poder de este esquema es inimaginable", aseguró.

Golpe de suerte

Aproximadamente 20 departamentos diferentes de una docena de países, incluidos EEUU, Canadá, China y Japón, investigaban de las actividades del sindicato asiático de drogas. La parte australiana lideró la operación, que se denominó Kungur y se convirtió en la más grande en el campo de la lucha contra el narcotráfico en Asia. No obstante, las fuerzas del orden pudieron no haber conseguido ningún éxito en sus operaciones, si no fuera por un caso de suerte.
En noviembre de 2016, un taiwanés llamado Chhai Yong Che fue detenido en el aeropuerto de la ciudad birmana de Yangon. Un joven con un bolso de diseño de Jimmy Choo y dos teléfonos móviles llamó la atención porque estaba muy nervioso y rascaba ampollas en las manos. 
El registro demostró que el hombre tenía dos bolsas de ketamina (una droga utilizada para anestesia), escondidas en sus muslos. Chhai declaró que supuestamente contenían pesticidas para flores que llevaba a la madre de su amigo. No obstante, la versión del hombre no convenció a la Policía y fue detenido.
"Sus manos estaban en mal estado porque se dedicaba a la droga. La metanfetamina es muy tóxica. Tuvimos mucha suerte para arrestarlo. Fue un golpe de suerte", comentó un exoficial de la Policía a cargo de la investigación en Birmania.
El taiwanés, por su parte, negó a contar nada. Pero su teléfono móvil dijo más de mil palabras. Tenía un montón de fotos y videos, todo el historial de llamadas y mensajes de texto, así como correspondencia en las redes sociales. La policía incluso llamó a su celular una "cueva del tesoro". Gracias a la información adquirida los oficiales de la Policía pudieron descubrir que el centro de producción de metanfetamina se había trasladado de China al estado de Shan en el noreste de Birmania.
Cocaína, incautada por la Fuerza Armada   - Sputnik Mundo, 1920, 07.12.2020
Internacional
Incautan en un puerto de Londres un cargamento de cocaína de más de $134 millones
No obstante, el verdadero avance en la investigación ocurrió cuando investigadores de Australia reconocieron en una de las fotos a Tse Chi Lop. Los australianos también hicieron coincidir el contenido de los teléfonos de Chhai con su base de datos de delitos relacionados con las drogas. 
Todo esto permitió entender que todo lo que antes se consideraba acciones de varios grupos asiáticos, de hecho, resultó ser una esquema a gran escala. Chhai resultó ser uno de los miembros de este mega-sindicato, y Tse Chi Lop también estaba asociado con él, concluyeron los investigadores.
Solo en 2019, las fuerzas del orden se dieron cuenta de que fue Tse Chi Lop quien probablemente era el líder del sindicato de drogas más grande de Asia. 

Sindicato esquivo

En la actualidad, el sindicato envía toneladas de metanfetamina, heroína y ketamina a al menos una docena de países, desde Japón hasta Nueva Zelanda. De acuerdo con las estimaciones de la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas (UNODC, por sus siglas en inglés), en 2018 los ingresos de Sam Gor oscilaron entre 8.000 millones y 17,7 millones de dólares.
En 2019 el 40-70% del mercado mayorista de metanfetamina en Asia fue representado por el sindicato de drogas de Tse. El propio mercado de droga, a su vez, se ha cuadriplicado en cinco años.
En los últimos años, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo numerosas redadas en Camboya, Birmania y Tailandia, incautado toneladas de drogas y millones de dólares. Sin embargo, el sindicato respondía rápidamente a estos ataques y reestructuraba sus actividades. Por ejemplo, si las autoridades cerraban los depósitos flotantes de drogas, Sam Gor empezaba a transportar carga en contenedores. 
Según los datos de la UNODC, en 2019 el precio de un kilogramo de metanfetamina cristalina producida en el noreste de Birmania se estimó en solo 1.800 dólares. Al mismo tiempo, el precio minorista en Tailandia ya era de 70.500 dólares por kilo, en EEUU alrededor de 300.000 y unos 588.000 dólares en Japón.
Un cargamento de drogas (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 18.11.2020
Internacional
La Policía de Ecuador supera récord histórico en incautación de drogas en 2020
Resulta que incluso si el sindicato pierde diez toneladas de la droga y vende una, seguirá obteniendo grandes ganancias, explicó uno de los funcionarios chinos involucrados en la lucha contra las drogas. "Pueden permitirse fracasar. Simplemente no importa", señaló.
Incluso las acciones conjuntas de los servicios especiales de varios países aún no han podido derrotar al sindicato asiático de la droga. En cuanto a Tse Chi Lop, en 2019 Australia lo puso en la lista de buscados y emitió una orden de arresto. No obstante, el chino solo fue detenido el 22 de enero de 2021 en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam.
No está claro cómo el capo logró mantenerse libre todo este tiempo, viajando libremente por el mundo. Ahora está a la espera de juicio y extradición a Australia, donde su organización criminal está vinculada a al menos 13 episodios de tráfico de drogas.
El representante de UNODC para la Región de Asia Sudoriental y el Pacífico, Jeremy Douglas, a su vez, elogió el trabajo de las fuerzas de seguridad respecto a la detención de Tse. No obstante, al mismo tiempo el funcionario admitió que es difícil imaginar que este arresto tenga un impacto notorio en el narcotráfico
"La organización se mantuvo, hay demanda de drogas y Tse simplemente será reemplazado por alguien más", señaló.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала