Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Medio siglo del Frente Amplio, unión política que llevó a la izquierda uruguaya al poder

CC BY 2.0 / Vince Alongi / UruguayLa bandera de Uruguay
La bandera de Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 04.02.2021
Síguenos en
El Frente Amplio (FA), la fuerza política uruguaya que se abrió paso en la izquierda latinoamericana y mundial y rompió el bipartidismo histórico en el país sudamericano en el siglo XXI con tres gobiernos consecutivos, cumple 50 años.
Fundado el 5 de febrero de 1971 tras una alianza histórica que unió por primera vez a grupos de izquierda como el Partido Socialista y el Comunista, el Partido Demócrata Cristiano, independientes y disidentes de los partidos tradicionales (Colorado y Nacional), se posicionó como una nueva fuerza que rompió el bipartidismo que reinaba en el país hasta entonces.
Si bien la construcción de la alianza de las izquierdas en Uruguay comenzó décadas antes, la coyuntura de comienzos de los 70 fue determinante para que finalmente se pudiera consolidar un nuevo frente amplio.
"Nacimos en una época muy especial en donde el Gobierno de Pacheco Areco (1967-1972) había realizado una política en algunos planos muy reaccionaria pero sobre todo muy represiva del movimiento popular, (…) eso también precipitó que gente democrática y progresista de los partidos tradicionales dieran el paso de salir de sus partidos y de conformar una nueva fuerza política como fue el FA", dijo a Sputnik el secretario general de Partido Socialista en 1971, José Díaz.
Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
Internacional
Analistas: viaje de presidente uruguayo a Brasil busca impulsar al Mercosur
Díaz definió al FA como un frente realmente muy original que por primera vez, como tituló (el semanario) Marcha, unió a cristianos y marxistas.
"No existe en occidente una fuerza política que en su interior haya aglutinado un espectro tan amplio de corrientes, y eso fue posible por una acumulación historia de larga data, pero también por ciertos rasgos que definieron el origen, uno de ellos fue muy bien expresado por el primer presidente y presidente emblemático del FA, el general Líber Seregni: diversidad ideológica, unidad política y programática", dijo a esta agencia el historiador y politólogo Gerardo Caetano.
El historiador coincidió en que la coyuntura de ese momento pesó para lograr la histórica coalición.

Dictadura y fin del bipartidismo

"Quebramos el bipartidismo en la primera elección, llegamos a sacar casi un 20% del electorado cuando la izquierda y el partido demócrata cristiano estábamos en 8-10% en las elecciones anteriores", dijo Díaz.
Bandera de Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 30.11.2020
Internacional
Uruguay quiere acercarse a Rusia y fortalecer el Mercosur
El dirigente destacó que el FA pudo sobrevivir al golpe de Estado de 1973 y superar el 22% en los comicios de 1984 para el retorno a la democracia aun con Seregni, que había sido su candidato único en 1971, proscripto por los militares.
La dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985) fue particularmente dura para el FA y los sectores de izquierda que debieron enfrentar tortura, prisiones, exilios y desaparición forzada, pero resultó en una tradición: la resistencia, señaló Caetano.
"Que el FA lograra tres gobiernos consecutivos con mayoría legislativa nadie lo hubiera podido imaginar, ni el más optimista de los frenteamplistas pioneros del 71 podrían pensar que 50 años después iban a ser Gobierno tres veces consecutivas", añadió el historiador.

Triunfos históricos

El primer gran triunfo fue en noviembre de 1989, cuando Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020), actualmente considerado una de las figuras más importantes de la izquierda latinoamericana, ganó por primera vez el Gobierno de la capital uruguaya, Montevideo.
"A partir de haber ganado en el 89 el Gobierno departamental de Montevideo, con el ejemplo de que la izquierda era capaz no solo de gobernar sino de hacerlo mejor que los llamados partidos tradicionales, en la elección siguiente dimos el salto del 30% (…) y en la siguiente (1999) nos convertimos en la primera fuerza política del país", dijo Díaz, ministro del Interior durante el primer Gobierno de Vázquez.
Seguidores de Luis Arce y del Movimiento Al Socialismo durante su asunción en Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 21.12.2020
Internacional
Izquierda latinoamericana recobra impulso y espera su nueva ola
En 1999 el FA mostró su poderío convirtiéndose en el partido más votado en las elecciones generales, lo que obligó a los partidos tradicionales a unirse para poder ganar en la segunda ronda.
Ya en 2004, más de la mitad de los uruguayos votaron por el FA, que obtuvo un 52% de los votos en la primera vuelta y le dio a la izquierda un triunfo histórico, el de gobernar el país, otra vez con Tabaré Vázquez a la cabeza.
El FA, volvió a ganar en 2009 bajo el liderazgo de José Mujica, y en 2014 nuevamente con Vázquez, cuando la unión de blancos y colorados no fue suficiente en segunda vuelta para derrotarlos.

Nuevo escenario

Actualmente el FA se encuentra en un nuevo escenario, el de ser nuevamente oposición después de 15 años y por primera vez después de haber sido Gobierno tras perder en las elecciones de noviembre de 2019 frente a la derecha.
Frente a eso, Díaz resaltó que el partido, al igual que lo hizo antes de ser Gobierno, tiene y tendrá "una política opositora firme, pero constructiva, con propuestas (…) tratando de defender con el pueblo, con el movimiento social" los cambios que se han logrado.
Marcel Lhermitte: 40 años del primer golpe que recibió la dictadura en Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 24.11.2020
Hoy con nosotros
Marcel Lhermitte: 40 años "del primer golpe que recibió la dictadura" en Uruguay
También destacó que el movimiento social actual no es el mismo de hace 50 años, ya que ha crecido e incluye a los feminismos, los ambientalismos, el movimiento de la diversidad y otras expresiones unitarias de la sociedad uruguaya, "y el FA tiene que fortalecer el bloque social de renovación y de cambio" que hay en el país.
El FA, añadió, también tiene que ver por qué razón después de haber hecho tres gobiernos progresistas "ejemplares en la experiencia latinoamericana" perdió las elecciones en 2019.
"Eso lo tenemos que discutir, hacer autocrítica", dijo y debe pensar en articular una nueva política comunicacional que les permita convencer a la mayoría que su proyecto país, contrario al actual proyecto neoliberal, es lo que le conviene al Uruguay.
El FA como oposición tiene experiencia y debe pensar qué cosas nuevas le tiene que plantear al pueblo, principalmente al interior del país para volver a lograr la mayoría, señaló.
Para Díaz, el espacio se convirtió en la experiencia de unidad popular no solo más inclusiva, más grande, sino que fue la tuvo la más larga perdurabilidad en la historia política de la región e incluso a nivel internacional.
Y eso, añadió, les da la responsabilidad de mantener al FA, que sigue siendo la primera fuerza política del país, unido y renovado.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала